En la cultura popular, cumplir los treinta significa un cambio en la vida de toda persona: dejamos atrás nuestros años de juventud para interiorizar nuestra madurez simbolizada en la edad cumplida. Ese momento puede verse cuando eres joven con cierta distancia, pero a medida que pasa el tiempo aceptas lo inevitable, que el reloj no para y que todos estamos a merced del tiempo.

Aunque no esté a favor de que una edad distinga juventud de vejez, pues considero que uno puede ser joven de espíritu incluso con ochenta años. Pero sí es verdad que la forma de ver el mundo cambia con los años y eso se refleja en el cine. Por eso he elaborado una lista con las películas que debes ver antes de cumplir los 30.

En la cultura popular, cumplir los treinta significa un cambio en la vida de toda persona: dejamos atrás nuestros años de juventud para interiorizar nuestra madurez simbolizada en la edad cumplida

Waves (2019) dirigida por uno de los directores más interesantes del panorama actual: Trey Edward Shults (Krisha o It comes at night). El film nos sumerge en el viaje emocional de una familia afroamericana en Estados Unidos, un relato centrado en la indecisión jovial y los errores que cometemos al dejarnos guiar por nuestros impulsos.

Mencionar Lady Bird (2017) es hablar de una de mis películas favoritas de la última década. La historia centra la atención en una estudiante que busca su sitio en el mundo al mismo tiempo que intenta descubrir quién quiere ser. Una película emocionante que trata el tema del autodescubrimiento en el último año de instituto (etapa en la que debemos elegir nuestro futuro y alejarnos de nuestra familia).

Alexander Payne rozó la excelencia con Los descendientes (2011), una película que trata los lazos familiares desde el prisma de la pérdida. También relata los intentos de un padre por recuperar la confianza de sus hijas durante un momento trágico.

La cinta blanca (2009) del austriaco Michael Haneke, es un film osado y controvertido en su temática. En este caso, el cineasta centra su atención en entender la génesis de la maldad y de los actos violentos, todo un ejercicio filosófico acerca de porqué el ser humano actúa vilmente (impregnado desde la infancia).

Si existe una película para entender lo que es el amor en la juventud esa sería la trilogía del amanecer de Richard Linklater. De las tres cintas, yo me quedaría con Antes del atardecer (2004), todo un juego de miradas seductoras, silencios llenos de significado y diálogos increíbles.

Otra cinta sobre la soledad y sentirse varado en el mundo es la realizada por Sofía Coppola, Lost in translation (2003), con un Bill Murray y una Scarlett Johansson en estado de gracia.

Bill Murray y Scarlett Johansson en Lost in translation.

Si eres inconformista y te gustan las películas sorprendentes, El club de la lucha (1999) no te dejará impertérrito. Una cinta crítica con el sistema capitalista y cuyo aroma rezuma anarquía.

Martin (Hache) (1997) es diálogo, personajes que parecen humanos, problemas cotidianos, inseguridades, arrepentimiento… en resumen, la cinta es puro sentimiento.

Martin (Hache) es una película dónde los diálogos están en primer término y llevan la acción.

No podía faltar en la lista una mención a los prodigiosos hermanos Coen, podría haber elegido El gran Lebowski pero por ser novedoso recomiendo Barton Fink (1991). Una película plagada del humor negro de sus autores que trata el tema de la creatividad desde el suspense y el thriller psicológico. Una rara avis dentro de la industria.

Barton Fink de los hermanos Coen.

Reservoir Dogs (1992), la opera prima de Tarantino es toda una declaración de intenciones de su posterior filmografía. Desde la conversación inicial sobre Madonna y su canción Like a virgin, sabes que estás ante una película inolvidable. Puro divertimento condimentado con diálogos ágiles, personajes cools y sangre a borbotones. Puro Tarantino!

Heredera de las distópicas novelas Un mundo feliz y 1984, Brazil (1985) se eleva como una ácida crítica al mundo del poder y la política. Un sentido de la imagen pocas veces visto en una película y un ritmo vertiginoso inundan una cinta que se ha convertido de culto con el paso de los años.

Doce hombres sin piedad (1957) es un relato moral arraigado en la realidad social. Una cinta que debería estudiarse en los colegios por su temática acerca de la presunción de inocencia y los derechos de los seres humanos.

La versión femenina de Supersalidos titulada Súper empollonas (2019) es divertida, emocionante y proporciona un gran catálogo de personajes inolvidables. Dos estudiantes que se dan cuenta que han perdido la vida social del colegio debido al estudio, deciden salir de fiesta antes de la graduación.

The vast of night (2019) es la réplica actual del cine sobrenatural de los ochenta. En una noche en un pueblo de Estados Unidos empiezan a suceder sonidos extraños interferidos por un locutor de radio y su amiga teleoperadora.

La japonesa Un asunto de familia (2018) me sacudió emocionalmente con una historia acerca de lo que consideramos la familia y como a veces, los lazos sanguíneos no determinan tal cuestión, sino el afecto.  


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?