El nuevo año está a la vuelta de la esquina y, como en cada comienzo de etapa, surgen las inevitables dudas sobre qué pasará, cómo afrontaremos los nuevos retos que se pongan en nuestro camino o cómo será nuestra vida. Es el momento del año en el que más propósitos nuevos se cuelan en nuestra lista y en el que más nos planteamos una mejora personal.

En la ruta hacia una mayor sostenibilidad uno de los factores clave es que cada persona implemente algún cambio en su vida para que estas pequeñas contribuciones provoquen, a largo plazo, un gran efecto. ¡Y qué mejor oportunidad para empezar a hacerlo que en el inicio de un nuevo año! Desde pequeños gestos en el día a día hasta actividades en tu tiempo libre, estas son algunas de las acciones que están en tu mano para contribuir al cuidado del medio ambiente.

#1 Planta un árbol

Algo tan simple como plantar un árbol puede marcar una gran diferencia. La reforestación de nuestros bosques y zonas verdes es uno de los principales motores de la sostenibilidad y cada vez hay más asociaciones que se dedican a ello. Una de ellas es Reforest Project (@reforestproject), que lleva desde 2019 organizando plantaciones grupales abiertas a todos los públicos en Madrid, en Segovia o en Toledo, y en total ya llevan unos 3.500 árboles plantados. ¿Te apuntas?

#2 Haz un voluntariado sostenible

Si tienes algún rato libre y quieres aportar tu granito de arena a la sociedad de manera desinteresada, no lo dudes, anímate a participar en una experiencia de voluntariado que ayude a proteger al planeta. En España hay muchas iniciativas promovidas por ONGs tanto nacionales como internacionales que buscan la conservación del entorno natural. WWF España, por ejemplo, cuenta con programas para la recuperación de zonas degradadas, conservación de espacios naturales o la restauración de hábitats de especies amenazadas, entre otros.

#3 Infórmate

Dicen que la información es poder y esto se puede aplicar también al movimiento ecológico. Sé críticx con los productos que compras y asegúrate de que en su etiqueta se especifica su origen, sus componentes y su tratamiento. Investiga si las empresas en las que confías para llenar tu carrito de la compra o tu armario comparten los mismos valores que tú. Gracias a iniciativas como behindthebrands.org, de Oxfam, por ejemplo, puedes saber qué evaluación tienen algunas de las marcas de alimentación y bebida más populares del mundo en cuanto a políticas de transparencia ecológica y social. ¡Muchas te sorprenderán!

#4 Apoya el comercio local y compra ropa Made in Spain

Para dirigirnos como sociedad hacia un modelo de consumo responsable que afecte de la menor manera posible al planeta debemos poner cada unx de nuestra parte. ¿La buena noticia? Es tan sencillo como apoyar la economía de tu entorno más próximo comprando en los pequeños comercios de tu zona.

Además de tener menos impacto en el medio ambiente, se ahorra dinero y se premia al pequeño empresario (¡que tanto apoyo necesita en los tiempos que corren!). Polo Club, Mikana, Betolaza o Mans Concept son alguno de los nombres que se nos ocurren. ¡Su moda nos encanta!

#5 Recicla lo que no utilices

Aplica el famoso dicho ‘año nuevo, vida nueva’ a tus bienes materiales. Haz una buena limpieza de tus armarios y estanterías y dale un nuevo uso a todo lo que ya no utilices. Las opciones son infinitas, así que ya no hay excusa que valga: dona la ropa que ya no te pongas o personalízala para darle un nuevo aire; intercambia objetos, ropa, libros, etc. con tus familiares y amigxs en vez de pecar de un consumo irresponsable; clasifica tus residuos y piensa en maneras creativas de reutilizarlos, desde botellas de plástico convertidas en macetas hasta vasitos de yogur de cristal como portavelas.


María Peña