Cruella de Vil es uno de los últimos personajes Disney en recibir su propio live-action. Ahora bien, no es nada que hayamos visto antes. Cruella no es solo una de las villanas más carismáticas y extravagantes de Disney, sino también la más estilosa. Gracias a la nueva adaptación de Disney, podemos explorar, y comprender, aún más a este personaje.

Al igual que la película de Maléfica, en Cruella descubrimos su pasado: ¿por qué es así?, ¿es su historia como siempre nos la han contando? Porque, admitámoslo, la historia de los villanos solo se cuenta desde un lado. La película te hará amar aún más a este personaje, no hay duda de eso.

1. Su transformación es única

En Cruella descubrimos su pasado, o, más bien, el de Estella. Con esta película vemos la transformación de Estella a Cruella, y la actuación de Emma Stone es impecable. No solo en cómo ha entendido la psicología de esta villana, sino también la forma de mostrarlo en pantalla. La dualidad de un personaje, cómo enfrentarse a su pasado la transforma y la corrompe… Emma Stone nos muestra todo.

Cruella y Estella – Disney Cruella

2. Su estilismo, lo nunca visto

Otra cosa que nos hace amar este personaje son sus estilismo. La película de Emma Stone no es solo una explicación del origen de la villana, sino también una oda a la moda. Normalmente, los personajes suelen tener un traje icónico que los define, pero, en el caso de Cruella, todos podría ser clasificados como icónicos. Todo esto se ha conseguido gracias a Jenny Beavan, dos veces ganadora del Oscar al Mejor diseño de vestuario. “La inspiración a la hora de crear la indumentaria de Cruella fue variada porque ella es muy diversa. El punk, por supuesto, pero muchas otras cosas. Destacaría a Vivienne Westwood, Alexander McQueen y John Galliano» confirmó en una entrevista para Vogue.

3. Vive en una ciudad vibrante en una época muy rebelde

La historia se desarrolla en Londres, una ciudad que no deja indiferente: sus monumentos, sus paisajes, sus calles… Además, transcurre en los años 60, en plena revolución del punk. Podemos ver como una joven Estella va desarrollando su potencial, y sus sueños, hasta convertirse en la inigualable Cruella de Vil en la capital británica.

4. Cruella no es solo malvada

Con esta película hemos podido comprobar que Cruella no es solo una «malvada mata perritos». Como confirmó la propia Emma Stone, “no creo que alguna vez pueda interpretar un personaje si realmente pensara que es simplemente malvado. ¿Crees que alguien malvado atraviesa el mundo pensando que son malvados? Quiero decir, no lo creo. Creo que piensan que tienen razón». Es más, la actriz también afirmó que prefiere a Cruella por encima de Estella.

5. ¿Sus amigos? Incomparables

Y no hablamos solo de Gaspar y Horacio. Tantos los perros como los humanos se muestran como personajes inseparables de nuestra villana. Por un lado, el público por fin conoce cómo se conocieron Gaspar, Horacio y Cruella. Su relación es más bien familiar, convirtiéndose todos en pilares fundamentales de los otros. Además, Buddy y Wink, los perros que acompañan a este grupo, nos dan momentos increíbles. ¡El perro es el mejor amigo de Cruella! Irónico, ¿no?

6. No podemos olvidarnos de su maquillaje y su pelo

Por último, si hablamos de los estilismos no podemos olvidarnos del maquillaje de Cruella. En concreto, la máscara negra con las letras «The Future» ha sido replicado por muchos maquilladores y fans alrededor del mundo. Además, ha recurrido a maquillajes originales y atrevidos, muy dignos de Cruella. Y, por supuesto, su icónico pelo bicolor… ¡Nunca deja de sorprendernos! Tampoco podemos obviar el pelo rojo intenso, muy importante en la película para definir un cambio en su vida. Según la diseñadora de peluquería y maquillaje de la película, Nadia Stacey, «el mensaje es: conviértete en quien eres, sé fuerte y confía en la persona que llevas dentro. No te escondas y acepta todas tus facetas«.


Paula Jiménez

Periodista en proceso de creación. Apasionada de Marvel, Disney y todo el periodismo internacional, combinación curiosa, ¿no? En un futuro, espero poder vivir en todos los lugares posibles dedicándome a esta profesión tan apasionante. Como dijo Walt Disney una vez “the era we are living in today is a dream coming true.”