¿Piel secas? Con la primavera empeora. La piel se agrieta, las temperaturas no benefician, y por mucha agua termal que llevemos en el bolso, siempre parece que es insuficiente. No obstante, no te preocupes, porque en materia de belleza, hay activos que pueden ayudarte. Uno de ellos es el ácido láctico.

¿Qué es el ácido láctico?

Os lo cuento en el blog de Primor, «el ácido láctico pertenece a la categoría de los alfahidroxiácidos, es decir, los AHA’s. Estos ácidos son más o menos potentes en función al tamaño de su molécula, la concentración, el pH de la fórmula final y su combinación. Tienen un efecto peeling que exfolia la piel, a la vez que funciona como antioxidante y estimula la producción de otros activos en la piel como el ácido hialurónico. Un ingrediente que, como ya sabemos todos, es fundamental para mantener la piel hidratada».

Además, por otro lado, el ácido láctico proviene de las plantas y alimentos. En concreto, este activo proviene de la leche. Es más, es el efecto de la leche fermentada. Y por raro que pueda sonar, se ha convertido en el mejor amigo de las pieles secas. ¿La razón? Tiene grandes beneficios.

¿Por qué mi piel necesita ácido láctico?

  • Mejora la barrera lipídica de la piel.
  • Evita la deshidratación de la piel, manteniendo el rostro hidratado, sano, bonito y con un aspecto jugoso. 
  • Es un potente antioxidante que da luminosidad al rostro, evitando el tono apagado y el estrés oxidativo.
  • Tiene efecto antiedad, ya que estimula tanto la producción de ácido hialurónico como la de colágeno y elastina de la piel.
  • Otro de sus grandes efectos es el despigmentante, mejorando el tono de la dermis, aumentando el contenido de ceramidas y reduciendo el tamaño de las manchas producidas por el sol.
  • Es un potente renovador celular que mejora la textura de la piel, combatiendo marcas de acné y suavizando arrugas y líneas de expresión.

¿Cómo puedes empezar a usarlo?

El ácido láctico no es un AHA’s muy potente, por lo que podrás encontrarlo en toda clase de cosméticos y productos. Cremas, sérums, contornos de ojos… No tengas miedo de usarlo. Es perfecto para este tipo de pieles y los resultados son muy notorios. Aplícalo como un sérum o incluye un par de gotas en tu crema hidratante diaria. Sin embargo, ¡CUIDADO! No lo mezcles con ningún AHA ni con retinol. Combínalo con otros activos como el Ácido hialurónico y la Niacinamida.

GLAM GLOW Brightmud ™ Mascarilla Exfoliante de Doble Acción

La amarás, porque combate la piel apagada en 20 minutos.  BRIGHTMUD ™ es un tratamiento de mascarilla exfoliante de doble acción que elimina química y físicamente las células muertas no deseadas de la piel con ácido láctico (AHA), ácido salicílico (BHA) y microgránulos de piedra pómez para revelar una luminosidad uniforme al instante.

Moisturizing Facial Cream de Elizabeth Arden PRO

Su textura rica y fundente es ideal para las pieles secas. Gracias a su contenido en ácido láctico reduce la apariencia de las finas líneas y arrugas. El resultado es una piel hidratada, lisa y radiante que dura todo el día.

Máscara ultra-blanqueante e iluminadora de Collistar

Su acción micro-exfoliante, suaviza y estimula el proceso de renovación celular de la piel. Formada por dos partes para englobar cara y cuello, contiene una acción de brillo y blanqueamiento gracias a su exclusivo Essential White Complex, que se ve reforzada por el ácido láctico que garantiza una hidratación profunda.

Night Renew Serum de MartiDerm

Te encantará, porque trabaja mientras duermes, favoreciendo la renovación celular y retexturizando la piel. Gracias a su composición de ácido glicólico, ácido láctico, ácido málico, ácido tartárico y ácido cítrico, potencia la acción rejuvenecedora de la piel, favoreciendo la síntesis de mucopolisacáridos, colágeno, elastina y reticulina en las células de la epidermis y mejorando la absorción de cualquier cosmético que se aplique a continuación. ¿El resultado? Una piel invencible y a prueba de balas.

Kombucha tónico exfoliante Youth To The People

Este tónico exfoliante de acción triple combina el concentrado de ácido láctico al 8% con ácido glicólico al 3% para refinar la textura de la piel, la apariencia de los poros y mejorar el tono de la piel. Ambos fermentos, el té negro de Kombucha y la corteza de abedul, actúan como prebióticos que mejoran el microbioma natural de la piel.


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.