alta cocina

Moda, búsqueda de la belleza y atención al gusto; las grandes Maisons han entendido que ofrecer un servicio de alta cocina, atento a la estética y a los ingredientes, es fundamental para fidelizar y satisfacer a los clientes. Especialmente a aquellos que buscan en la mesa la misma excelencia, belleza y cuidado que encuentran en las creaciones que visten.

En Status of Empire hemos conseguido recopilar los lugares donde la moda y la alta cocina van de la mano. ¿Te apetece descubrirlos?

#Armani. Emporio Armani restaurante y café

Pionero de los restaurantes exclusivos, Giorgio Armani, tras la apertura del restaurante italojaponés Armani Nobu, se ha lanzado con éxito al mundo de la restauración gracias a la altísima calidad de sus productos y a la atención al detalle.

Hoy el universo Armani incluye más de veinte lugares en todo el mundo: los restaurantes y clubes Armani viven una continua evolución y están presentes en distintos puntos de cuatro continentes, desde Milán y Tokio hasta Mónaco y Dubái. Es la alta cocina.

#Gucci. Gucci Osteria

La Gucci Osteria, un must para los amantes de la moda y la alta cocina, se encuentra en el Gucci Garden –jardín multisensorial de Gucci diseñado para brindar al público una experiencia completa– en el Palazzo della Mercanzia, hogar del Museo Gucci.

Inaugurada en 2018, tras su éxito, Gucci también ha abierto una Gucci Osteria en Beverly Hills.

#Prada. Ristorante Torre y Bar Luce

El Ristorante Torre se encuentra en el sexto piso de la Fondazione Prada. El espacio, diseñado por Rem Koolhaas en 2018 y definido por él mismo como “un collage de temas y elementos preexistentes”, está decorado con obras de arte y elementos de diseño, mientras que la terraza y los grandes ventanales ofrecen una magnífica perspectiva de la ciudad de Milán.

El Bar Luce, diseñado por Wes Anderson en 2015, recrea la atmósfera de un típico café de Milán a través de su original gama de colores, los muebles de formica y los paneles de madera en las paredes, detalles inspirados en la cultura popular y la estética de la Italia de los años cincuenta y sesenta. En definitiva, mucha moda en la alta cocina.

#Jacquemus. Oursin Paris e Café Citron

Oursin, erizo de mar en francés, es el restaurante haut de gamme inaugurado por Simon Porte Jacquemus en la segunda planta de las Galeries Lafayette Champs-Elysées. Sinónimo de verano infinito, el restaurante se inspira en los ambientes típicos del Mediterráneo.

El restaurante nace inspirándose en el ya famoso Café Citron, un espacio con una iluminación suave, decorado con macetas de terracota, y salpicado de limoneros y otros árboles cítricos, detalles que trasladan de inmediato al sur de Francia.

#Louis Vuitton. Le Café V e Sugalabo V

Ubicado en el último piso de la Maison Osaka Midosuji – en Japón –, Le Café V es un espacio soleado con grandes ventanales y una terraza al aire libre. Una puerta al lado del cocktail bar lleva al Sugalabo V, restaurante exclusivo que ofrece menús de degustación experimentales.

Ambos ambientes están inspirados en la estética de la Maison y decorados con sillones de terciopelo, detalles dorados y baúles Monogram.

La unión de alta costura y alta cocina es ya imparable, y las Maisons siguen ofreciendo espacios sofisticados y creativos –dejando temporalmente de lado hilo y aguja– donde es posible apreciar el lado más “sabroso” de la moda.


Eleonora Montanari