Mamen sobre #amor y #libertad: "La gente no entiende qué significa la libertad por norma general, y mucho menos qué implica ello en una relación".

«No puedes ser libre si tienes pareja». La primera vez que escuché esta frase me quedé descolocada. Igual a ti te acaba de pasar lo mismo, o a lo mejor, como a mi me pasa, las segundas, terceras y demás veces, ya no nos sorprende.

Un antiguo amor me dijo esto y no supe qué responderle la primera vez, a pesar de que yo sentía que esa frase era totalmente incorrecta. La segunda vez que la escuché, supe exactamente qué responder.

La gente no entiende qué significa la libertad por norma general, y mucho menos qué implica ello en una relación. La libertad es un concepto mucho más amplio. Es difícil de encontrar una definición precisa que agrade a todo el mundo, pero es fácil de explicar dentro de este ámbito. Es simple y llanamente la capacidad de elección. La forma en la que vives tu vida tomando tus propias decisiones sin presiones o coacciones. Como siempre digo: no estés con alguien que corte tus alas, sino que te acompañe en el vuelo.

La gente no entiende qué significa la libertad por norma general, y mucho menos qué implica ello en una relación

Aunque igual pueda ser difícil de entender, no es más que respetar las decisión, y tomar las propias con conciencia y respeto. Es un «vive y deja vivir» en toda regla.
Y si quieres irte con tus amigas de copas, eres libre de hacerlo. Y si has quedado con un amigo a cenar, eres libre de hacerlo. Y si simplemente no quieres hacer nada, eres libre de hacerlo. Porque es parte de tu capacidad de elección.

Pero no me malinterpretes, urbanita. Igual piensas que a veces renunciamos a cosas que queremos hacer, pero renunciamos libremente por acompañar a la persona que tenemos al lado (lo siento, igual suena a trabalenguas, pero tiene sentido si lo lees una segunda vez).

Todos somos libres de tomar nuestras propias decisiones

El caso es que tenemos que entender que todos somos libres de tomar nuestras propias decisiones. Que vivas y dejes vivir. Que hagas y deshagas. Que respetes (esto es muy importante). Pero que vivas, joder. Que vivas y que nada ni nadie te impida hacerlo. Y recuerda que, respetar la libertad de tu pareja, también es amar.


Mamen BG