En Madrid comienza a hacer frío. El otoño se ha hecho presente en nuestros días en forma de bajas temperaturas y cielos cubiertos. Por eso, resguardarnos bajo las alas del Teatro Reina Victoria, expuestos y partícipes de «Anthony Blake: ¡Sí! Tiene sentido», es un plan que nadie puede desperdiciar.

Porque ¿sabíais que a través de nuestros sentidos percibimos cada segundo, 16 millones de bits de información? ¿Y que, de esos 16 millones de bits solamente procesamos conscientemente entre 15 y 20? Sí, lo que lees. Por eso, es natural preguntarse qué ocurre con el resto de la información o adónde va. Porque la respuesta es que se va a lugares muy particulares de nuestro cerebro. Durante los últimos 10 años, el nivel de bombardeo sensorial se ha multiplicado por billones y como consecuencia, nuestras habilidades mentales también.

¿Sabíais que a través de nuestros sentidos percibimos cada segundo, 16 millones de bits de información?

Según Anthony Blake, en este instante, nuestro cerebro está en condiciones de admitir casi el triple de información de la que percibía antes. Hoy, aquí, buscamos esto. Y durante nuestro confinamiento, durante la pandemia, hemos multiplicado casi por 10 nuestro consumo de información, de redes sociales. ¿A cuántos no les ha ocurrido defenderse instintivamente cuando oye un sonido particular? Sin duda ¿cuántas veces no hemos llamado instinto a la intuición, e intuición al instinto? Todo eso tiene una respuesta. Una respuesta, que mediante una representación activa, queda en evidencia el resultado de su teoría.

El público espeta «qué fuerte, tío», «¿pero qué c***?», «macho, pero que no puede ser»… En definitiva, expresiones de incredulidad ante el «no es posible» de Anthony Blake, porque repetimos: sí, tiene sentido. El mentalista comienza diciendo que las cosas no tienen sentido hasta que lo tienen. Pone de ejemplo algo tan sencillo como leer un libro, o la tecnología. Antes era magia, brujería, si os parece; ahora es nuestro día a día.

Las cosas no tienen sentido hasta que lo tienen

Por eso, Anthony Blake, a través de diferentes demostraciones hace ver a su público que es posible, que nuestra capacidad de intuición y de atracción es más fuerte e intensa de lo que nosotros pensamos. Y si no os lo creéis… Solo tenéis que ir para descubrirlo.

Reparto: Anthony Blake

Dirección: Esteve Ferrer
Guion: Esteve Ferrer y Alfredo Panizo
Espacio escénico: Esteve Ferrer y José Luis Panizo
Construcción de elementos escénicos: Julio Valsain
Diseño de iluminación: Juanjo Llorens
Audiovisuales: Jose Maria Aragonés
Música: Richard Máltes
Tecnico de escenario: julio Valsain
Equipo técnico: Pablo Seoane y Daniel Alcaraz (Cía de la luz)
Técnico de luces: Pablo Zamora
Técnico de QLAB: Francisco Morcillo
Equipo de producción: María Jiménez y Wepresent S.L.
Diseño grafico Anabella Mikulan
Jefa de prensa: Monica Tourón
Agradecimientos: Pablo Arranz


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".