Todo lo que debes saber sobre uno de los grandes movimientos artísticos de las últimas décadas

Foto portada – Retratos de Francis Bacon

El Arte Queer es identidad, es desafío, libertad, descubrimiento, pura expresión artísitca. Queer, al igual que Arte, es un término elusivo: lo abarca todo sin llegar a definir unas pautas, dando total libertad a sus artistas. Originalmente entendido contra insulto, en los últimos años la palabra queer ha sido reivindicada por académicos y activistas como símbolo de toda una comunidad. Comunidad cuyas identidades sexuales y de género desafían el status-quo heteronormativo dominante y van más allá. También en el arte. 

Gabriel García Román
Obra del artista Gabriel García Román

Aunque el término queer es relativamente moderno, su esencia en el ámbito artístico y social se extiende mucho más allá en el tiempo. Oscar Wilde y su Retrato de Dorian Gray, Orlando de Virginia Woolf, las Molly House del Londres del siglo XVIII, las drag balls de Harlem de los años 20 o los Mary y Dorothy de la Armada de Estados Unidos son alguno de los hitos queer antes de los años 50. 

En el artículo What is Queer Art?: A Paradoxical Manifesto, Jeremy M. Barker indaga y discute la misma esencia de uno de los movimientos artísticos más importantes de las últimas décadas. Nombres como Félix González-Torres, Keith Haring, David Wojnatowicz, Catherine Opie o como Frida Khalo, Andy Warhol y Francis Bacon aparecen entre los artistas representantes de este cambio en la forma de entender y expresar el arte. Personas que rompieron (y lo siguen haciendo) con la visión del arte establecida, dejando volar su creatividad e imaginación, y con ella también la del público.

La esencia queer no sólo se encuentra en la pintura, también sobresale en otras formas artísticas como la música o el cine. Es en este último, gracias al cine independiente del New Queer Cinema de los años 90, la temática gay empieza a aparecer y conquistar al público general. Desde entonces, el género sigue apasionando a los espectadores a día de hoy con películas de éxito mundial como Call Me By Your Name (2017). 

A friend of Dorothy 1943 de David McDermott y Peter McGough

Pero volvamos a la pintura, para comentar alguna de las obras, artistas y etapas más importantes del Arte Queer. Una de las más destacadas es A friend of Dorothy 1943 de David McDermott y Peter McGough. En ella, sobre un fondo amarillo, resaltan palabras que servían como insulto hacia los del colectivo LGTB en los años 40 y 50. Pero, por encima de ellas, se encuentra “Mary” el código secreto con el que podían expresar su sexualidad e inquietudes en aquella época. El título, como no podía ser de otro modo, hace referencia al personaje de Judy Garland en El Mago de Oz (1039). Y es que tanto la película, como el personaje y actriz protagonista son algunos de los grandes iconos gays desde entonces. 

David Wojnarowicz - History keeps me awake at night
David Wojnarowicz – History keeps me awake at night

El movimiento queer coge toda su fuerza de la década de los 50, considerada como la más conservadora y homófona de todo el siglo XX. La represión hizo que estos grupos, hasta entonces apartados del ámbito social, comenzaran a organizarse y movilizarse entre los años 60 y 70 junto al feminismo, el pacifismo y el Black Power como otro de los grandes movimientos sociales de la época. Esta unión entre luchas se refleja perfectamente en las obras queer que empezaban a verse durante esos años. 

Entonces llegaron los 80 y con él, el horror del Sida. Que se culpara al colectivo en un primer momento y la imagen que se ofrecía de los seropositivos como moribundos y demacrados, marcó al arte queer. El movimiento buscó crear representaciones empíricas y positivas, de visibilidad y aceptación. Así lo hizo Félix González-Torres, uno de los grandes exponentes del Arte Queer que murió a causa de esta enfermedad a sus 39 años. 

Félix González-Torres - untitled (usa today)
Félix González-Torres – untitled (usa today)

Con la entrada en el siglo XXI, tanto la comunidad LGTB como el propio movimiento artístico han ido cogiendo cada vez más peso en la sociedad (y en el arte). Es más, el arte queer, a partir del 2000 y aprovechando su fuerza, ha buscado dar más visibilidad a las identidades y miembros del colectivo más desfavorecidos, destacando la temática transgénero en sus obras. 

Queda mucho camino por recorrer y mucho que mejorar. Ya que, en lo referente al Arte Queer, sólo podemos ver obras y artistas anglófobos y europeos… occidentales. Recordemos que en muchas partes del mundo (más de las que pensamos) la homosexualidad sigue siendo un delito y hasta es castigada con la pena de muerte. Es el momento de seguir trabajando y luchando por la aceptación y la visibilidad de todas las identidades y sexualidades. Aquí, en todo el mundo y en el arte.


Ana Rodríguez Salinas

Amante del cine, la danza, el teatro y los buenos libros. Me encanta escribir sobre la Cultura, pero, sobre todo, aprender cada día un poquito más de ella