Es una profesión difícil, pero apasionada para quien la siente. Porque la moda es eso en todas y cada una de sus vertientes. Es amor, es pasión, es dedicación… Es fusionar el arte de tus pensamientos bajo la mirada de un creativo, y para eso da igual donde estés: cosiendo, escribiendo, desfilando o vistiendo. Al fin y al cabo, en la moda, todos contamos historias.

Al menos, es una de las cosas de las que he aprendido de él, de Arturo Argüelles, uno de los estilistas con más talento de este país. Honesto, sincero y, sobre todo, con un mensaje muy claro sobre la actualidad

No sé si estarás de acuerdo conmigo, pero creo que todos los que trabajamos en el mundo la moda contamos historias. De diferentes maneras, pero todos lo hacemos, y como esto va precisamente de eso… Si fueras la sinopsis de un libro, ¿cómo te definirías?

¡Sí! Estoy de acuerdo con lo que dices, y con respecto a mi propia definición, creo que pondría algo así como “apasionado de la moda con muchas ganas de aprender y sobre todo tratar de tal vez ser feliz”.

Ahora que hablas de aprender… Hay un debate que gira en torno a los principios. O son maravillosos, o son auténticas historias de terror. ¿El tuyo es…?

¿Sabes? Que sean bonitos o no es lo de menos. Lo más importante es que trates a los demás como iguales, que tengas educación y que tengas claro que nadie es más que nadie por ser más o menos famoso.

“Tuve claro que este era mi camino desde los 5 años”

Estoy completamente de acuerdo. Pero, ¿siempre tuviste claro que era a esto a lo que te querías dedicar?

Desde los 5 años.

¿Desde los 5 años?

¡Sí! La verdad es que siempre he querido dedicarme a la moda. Y nunca he tenido una opción B. Así que, y como te imaginarás, estoy encantado de poder trabajar en lo que más me gusta.

¿Y cuál es tu definición de moda? Porque al final, cada uno de nosotros se construye una en función de lo que le aporta.

Entre otras cosas. A mí la moda me transmite conocimiento. Es una manera de acercarse a diferentes culturas. Gracias a mi profesión he podido conocer a multitud de personas diferentes: modelos, maquilladores, fotógrafos, técnicos. Eso es una de las cosas que más me gusta. Siempre he pensado que tengo espíritu de equipo.

Pero es un sector que se banaliza…

Se banaliza tanto porque muchas veces desde el mismo sector se frivoliza y es un mensaje que llega así. Además, solo se aprecia la superficie. La gente no ve el esfuerzo, las horas que le dedicamos… Sin olvidar que es un sector que da muchos puestos de trabajo.

Como estilista, ¿menos es más o más es más?

¿La verdad? Yo suelo tirar al menos es más, pero reconozco que admiro a la gente que sabe ejecutar (y a la perfección) el más es más. También depende mucho del trabajo que se esté realizando en ese momento, pero puestos a elegir…. Menos es más.

¿Tienes un mensaje para el mundo con tu trabajo?

Creo que es muy ambicioso querer mandar un mensaje al mundo. Pero si a la gente le gusta mi trabajo o si contribuyo a que alguien se interese por la moda, creo que ya habría hecho mi función.

“Lo más importante es saber qué proporciones tiene y los colores qué van con su tono de piel y pelo”

Y ya que estás aquí… Consejo de estilista: ¿qué es lo primero que tiene que saber una persona a la hora de vestirse?

Sin ninguna duda, lo más importante es saber qué proporciones tiene y los colores qué van con su tono de piel y pelo. Vamos, ¡eso es lo primero!

Somos una revista de jóvenes para jóvenes, y tú lo eres… ¿Pero ¿cómo ves a esta generación y a las que son más jóvenes que nosotros?

Creo que la moda ahora interesa mucho más, cosa que me alegra enormemente. El mundo también está más preparado. Hay más escuelas y la gente se preocupa por formarse y por hacerlo bien.

Que exista cierto interés en este sector no quiere decir que sepan más de moda…

Lo sé, pero lo que sí que tienen es mejor acceso a la información. Así que no hay excusas. Si quieres aprender o saber, como tú dices, puedes hacerlo de una forma u otra. Antes no era tan fácil. Aun así, me arriesgaría a decirte que no, que no saben más. Y eso se debe a la sobreinformación. En los 80 y 90 una imagen causaba mayor impacto que ahora.

¿Y tienen conciencia?

Por supuesto. Ahora, afortunadamente, todos queremos un mundo más sostenible, pero los precios que esas prendas tienden a ser muy altos y no todo el mundo puede permitírselo. Así que, muchas veces hay que elegir entre comprarte una prenda buena o cinco malas, y hoy por hoy, hay gente que sigue valorando más tener variedad a tener calidad.

Coincido… ¿Crees que esto es un problema social, económico, generacional, político, cultural…?

Yo creo que es un problema social Y generacional. Hoy puedes comprarte muchas prendas de tendencia a muy bajo coste, y no valoran nada más: ni dónde están hechas y mucho menos en qué condiciones. Sólo quieren seguir acumulando prendas para como se suele decir “posturear”. Aunque cada vez estamos siendo más responsables.

“La gente no sabe más de moda ahora que antes. Y eso se debe a la sobreinformación. En los 80 y 90 una imagen causaba mayor impacto que ahora”

Además, la covid-19 ha desconfigurado el mundo tal y como lo conocíamos… Y uno de los mayores afectados son la moda y los autónomos… Mundos que han tocado de lleno a muchas personas del sector. ¿Se recuperarán?

Por desgracia muchas empresas pequeñas van a desaparecer, y muchas otras van a tener que hacer grandes recortes para seguir adelante, pero las tendencias son un mundo cíclico y si tenemos suerte, todo volverá. No obstante, espero que lo haga a un ritmo más lento.

¿Y cómo lo hará la moda?

La moda va a ser uno de los sectores más castigados. Como te decía, creo y espero que todo vaya mucho más lento, sin tanta colección al año. Se valorará más la artesanía y el verdadero lujo. Y lo estamos viendo, firmas como Gucci y Armani ya han anunciado que dejarán de hacer tantas colecciones. Eso revalorizará el sector del lujo.

Hay muchas pasarelas que han decidido celebrar su edición en formatos digitales…

Me parece una solución que espero que sea temporal. Porque está claro que no es lo mismo ver una prenda en movimiento sobre la pasarela, ver detalles de confección y la estética que cada creador le da a su colección, que verlo en la pantalla de un ordenador.

Eso está claro… La MBFW Madrid se ha quedado en formato híbrido… ¿Crees que ha sido un acierto o un error?

Un acierto. Para mí, ahora mismo lo importante es la salud, y llegar a un punto medio es lo idóneo. Pero habrá que ver el resultado, que eso es otro tema.

En Petit Comité

Una comida.Pollo asado con patatas al horno. Soy muy sencillo.

Un color. El negro.

Un básico de armario. Una buena americana y un buen jean

Una canción para presentarte al mundo. New error, de Moderat.

¿Qué te inspira? El cine, la gente de la calle, las súper modelos de los 90, fotógrafos como Avedon o Herb Ritts. Siempre hay que estar atento, nunca sabes de dónde va a venir la inspiración.

¿Qué te pone nervioso? La impuntualidad, la soberbia, la mala educación y el egocentrismo en el trabajo, me cabrea mucho


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.