Las vacaciones en la playa son el destino favorito de muchas a la hora de escapar de la rutina y la ciudad. Pero sus beneficios psicológicos, como la reducción de estrés, la desconexión y la relajación no son los únicos que nos motivan a buscar estos destinos. Un baño en el mar puede tener beneficios increíbles para nuestra piel. El agua marina puede mejorar afecciones de la piel como el acné, la dermatitis atópica, la psoriasis o eczemas. Pero, ¿es realmente así?

Los beneficios de los baños en el mar no solo se deben a la sal, sino que, como afirma Mayte Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora y de Vithas Internacional, en una entrevista con EFEsalud, el agua del mar es beneficiosa “en combinación con la humidad  ambiental y la exposición solar limitada”. Esta combinación produce un efecto antiinflamatorio que genera una mejora visible en el cutis y puede paliar el acné o la dermatitis atópica. Eso sí, según afirma la doctora, esta mejora puede no producirse en todos los casos y suele empeorar cuando regresamos a un clima seco como puede ser Madrid.

La sal tiene propiedades beneficiosas pues tiene un efecto exfoliante que contribuye a eliminar los restos de suciedad y las células muertas de la superficie de la piel. Contribuye a la limpieza de toxinas e impurezas que se acumulan en la dermis. No obstante, los expertos no aconsejan aplicarse la sal directamente con el objetivo de exfoliar la piel porque podría irritar en exceso el cutis, sino que recomiendan productos específicos que sean más respetuosos.

La sal del agua marina posee una enorme riqueza en minerales esenciales que aportan beneficios en la piel e incrementan la circulación de la sangre en su superficie. Pero también se tiene que tener en cuenta que la sal, como indica la doctora Truchuelo, es astringente por lo que seca mucho la piel. Por ello, después de la playa siempre se recomienda limpiar la piel e hidratarla en profundidad. 

#OTROS BENEFICIOS DEL AGUA MARINA

Seguro que en muchas ocasiones habrás escuchado que el agua salada del mar es beneficiosa para desinfectar la piel. Esto se debe a que posee diferentes microorganismos que producen sustancias antibióticas, antimicrobianas y antibacterianas. Además, las propiedades antisépticas que posee la sal contribuyen asimismo a la curación de pequeñas heridas y ayuda a la cicatrización de cortes y rozaduras. 

No obstante, y a pesar de todos los beneficios se debe tener en cuenta que también hay ciertos riesgos. No es aconsejable bañarse en el mar cuando se tienen heridas con infección, pues la presencia de estos microorganismos podrían empeorar la cicatrización.


Paula de la Vega