Con tan solo 25 años, Marta Casal ha trabajado como diseñadora para marcas como Adolfo Domínguez. La gallega siempre tuvo claro que el arte, la ilustración y la moda despertaban algo especial en ella. Al finalizar su formación en ESDEMGA, debutó en la Mercedes-Benz Fashion Week en 2020, dentro del programa Samsung EGO. Tras el confinamiento supo que su momento había llegado, y decidió poner en marcha su sueño: su propia marca. Así nació -MARTACASAL-.

¿Cuál es la historia que hay detrás de tu marca -MARTACASAL-?

Se trata un proyecto que nace en un contexto de confinamiento, pero en el que ya llevaba mucho tiempo pensando. Tenía ganas de hacer algo con lo que me sintiera realmente identificada, que aportase algo al mundo de la moda representando mi esencia. Esta primera colección ha sido muy especial para mí, muy improvisada, dejando fluir con armonía una pieza tras otra. Ha sido muy purista e íntima, pero dejando ver mi interés por la tendencia y marcando ese punto de moda para irlo elevando en futuras colecciones.

¿Cuáles son los valores que quieres transmitir a tu público objetivo?

Cuando digo que -MARTACASAL- es una marca autobiográfica me refiero a que plasmo en ella mis propios valores. La honestidad, lealtad y gratitud me parecen rasgos fundamentales. Nuestro cliente aprecia la autenticidad, la exclusividad y la imperfección; quiere algo más que una prenda, quiere una experiencia, una historia.

Tenía ganas de hacer algo con lo que me sintiera realmente identificada

Previamente al lanzamiento de tu marca, trabajaste en proyectos para otras firmas. ¿De qué manera te sirvió para la lanzar tu propia línea?

Sí, he trabajado en varias empresas del sector. Ha sido clave para establecer mis bases de pensamiento en cuanto a cómo me gustaría que fuera mi empresa ideal dentro del mundo de la moda.

¿Cómo ha afectado la pandemia al desarrollo de la marca?

La marca -MARTACASAL- surgió en plena pandemia. Probablemente fuese el peor momento para lanzar una marca nueva al mercado, pero fue el mejor momento para mí. Al vernos limitados en la cantidad de cosas que podíamos hacer, pude volcar todos mis esfuerzos en su creación.

Desfile Marta Casal

A nivel creativo, ¿consideras que la pandemia también ha condicionado los diseños? Pudimos ver que la colección presentada en septiembre sobre la pasarela de la MBFWM estaba inspirada en el reflejo de la sociedad capitalista post pandemia.

Al concepto de la colección por supuesto. Fue una colección muy personal, muy potente a nivel conceptual con muchas lecturas posibles; partiendo de un punto de reflexión introspectiva y extrapolándolo a la sociedad en la que vivimos y nuestra forma de vivir. Los diseños marcan el comienzo de una marca. Hay características propias de esta colección, pero las líneas y códigos que se han utilizado seguirán teniendo proyección en las próximas colecciones.

Eres una apasionada de las artes, ¿cómo las integras en tus colecciones?

El arte, como la moda, está presente en mi día a día. Es algo que me inspira y que utilizo tanto como punto de partida, como en momentos de desarrollo de las colecciones. Los estampados de la colección FW2020 son fotografías propias cosidas a modo parche como si fueran lienzos sin enmarcar, la música del desfile fue creada exactamente para esa puesta en escena. Me gusta darle valor a todos los detalles.

Probablemente fuese el peor momento para lanzar una marca nueva al mercado, pero fue el mejor momento para mí

¿Qué caracteriza a FW2020?

Las siluetas de la colección son muy minimalistas, es un rasgo de la marca. Busca explorar volúmenes y formas que sean tendencia, pero que también sean propias. Las prendas están confeccionadas desde dentro hacia fuera. Cuando cojas una prenda vas a ver que está rematada al revés. Los interiores están perfectamente acabados y se deja fuera los cortes con los pespuntes y las costuras, cortadas al taglio. Es la idea de la belleza de la imperfección, y de dejar a la vista lo que normalmente nos guardamos para nosotros porque consideramos feo. La paleta de colores es extraída de la naturaleza. La idea de la colección parte de una reflexión que yo hago sobre uno mismo, apoyada en un viaje al campo y la vida allí. Por eso es también el paso destructivo del hombre en la naturaleza. La mayoría de los tejidos son algodones, linos, reciclados y orgánicos.

FW 2020 es tu primera colección, ¿tenías claro que querías reflexionar sobre esto o surgió sobre la marcha?

Hacía tiempo que sabía que quería hacer algo propio, pero no sabía exactamente el qué. En ese momento de confinamiento que empiezas a replantearte todo, la manera en la que estás viviendo y está viviendo la sociedad. Quería representar eso y de ahí surge la idea. Después va tomando distintos rumbos, cada uno puede tener su interpretación.

Backstage Marta Casal analógica

¿Cómo afrontas los procesos de creación de cada nueva colección? Es decir, ¿partes de una prenda o un color que quieras incluir y a partir de ahí planteas toda la colección?

Me gusta estar al tanto de las tendencias, ver lo que sucede en el mundo y hacer mi apuesta. Normalmente parto de una idea de paleta de color, pero todo puede variar. Suelo tener una idea como punto de partida: una silueta, un detalle o un print por ejemplo. Hay ciertas cosas que tengo claras desde el principio en mis esquemas mentales, y a partir de ahí van encajando el resto de piezas.

¿Te asustó entrar en el mundo de la moda tan joven?

Para nada. Antes de empezar a estudiar ya tenía ganas de entrar a trabajar al mundo de la moda, pero la época universitaria fue algo fantástico. El conocer gente con quien compartir mis intereses y con los que poder hablar de moda. Fue algo muy vocacional, puedo decir que he disfrutado y sigo aprendido de cada etapa.

Backstage Marta Casal analógica

¿Crees que se os dan oportunidades y se reconoce vuestro trabajo a los diseñadores jóvenes?

Creo que los jóvenes en general lo tienen bastante difícil al principio, y además en nuestro sector el factor subjetivo pesa bastante en la balanza. Respecto al reconocimiento, considero que el sector siempre está pendiente de la aparición de nuevos talentos que aporten cosas nuevas y traigan su visión.

¿Qué mensaje mandarías a los jóvenes que quieren adentrarse en el mundo de la moda profesionalmente?

Les diría que si lo tienen claro vayan a por todas. Muchas veces pasa que empiezas a trabajar y no es como que te imaginabas. Cada empresa es muy distinta, por eso creo que la clave está en buscar el hueco hecho para ti.

Me gusta estar al tanto de las tendencias, ver lo que sucede en el mundo y hacer mi apuesta

¿Qué se viene en -MARTACASAL- en los próximos meses?

¡Bastantes cosas! Estamos trabajando en la web para comenzar con la venta online, mientras desarrollamos proyectos de comunicación y ya con la cabeza en la próxima colección.

¿Nos podrías adelantar algo sobre las próxima colección?

De conceptos aún no te podría decir (risas). Soy muy de ir cogiendo ideas y almacenarlas en el cajón para luego ponerlas a la vez. No tengo nada claro, pero sí que va a ser una continuación en cuanto a estética y materiales. Probablemente un poco más moda y menos conceptual, aunque mantendrá el punto conceptual de diseñador independiente.

¿Estas colecciones van a estar disponibles en la web?

Sí, en cuanto que acabemos de montar la web. Por un lado, va a haber una parte de editorial más artística y por otro, el ecommerce. Se empezará a vender la colección, pero por ahora, no todas las piezas, sino las más vendidas. También se podrán pre-order de otras prendas más especiales. No va a ser una venta flash, la idea es que se continúe en el tiempo y la colección perdure.

¿Cuáles son tus metas y las de -MARTACASAL- a largo plazo?

Mi meta personal es vivir en el presente. Puede sonar raro, pero estoy muy acostumbrada a pasar sin descanso de un proyecto a otro y esto muchas veces lleva a no estar presente. Quiero disfrutar al completo de estos primeros años de la marca con todos los proyectos y colaboraciones que surjan. En cuanto a -MARTACASAL-, me encantaría ver como la marca va ganando acogida y generando ventas, ver por la calle a gente vistiendo mi ropa y que sea una marca asentada en el mercado sin perder nunca su esencia y su valores.

Quiero disfrutar al completo de estos primeros años de la marca

¿Un sueño que te gustaría cumplir?

Me encantaría poder tener una conversación, si pudiera ser con una cena de por medio, con alguno de los diseñadores internacionales que admiro.

Analógica Marta Casal

Andrea Cabanillas Tapia

Soñadora y emocional. Una de mis grandes pasiones es viajar, y así poder descubrir la moda, cultura y estilo de vida de cada rincón del mundo.