Nos gusta la naturalidad, y por eso, la tendencia del clean look se ha vuelto viral en todas las redes sociales. Con millones de reproducciones este tipo de make up es el rey en los vídeos de Tik Tok y en los reels de Instagram. Celebrities, influencers y expertos en maquillaje se han sumado ya a este trend compartiendo sus propuestas.

Hace tiempo que empezamos a ser conscientes de la verdadera importancia de tener una rutina de belleza adaptada a las necesidades de nuestro tipo de piel. Y las redes sociales son al final, un reflejo de nuestras vidas. Por eso, esta “tendencia” he llegado hasta Tik Tok e Instagram alcanzando las millones de reproducciones.

Una rutina de limpieza es fundamental para cuidar la piel de nuestro rostro para que luzca brillante, hidratada y cuidada. No son necesarios infinidad de productos, simplemente los necesarios. Esta tendencia del clean look o de la piel limpia se ha trasladado hasta el maquillaje, hasta los make ups no make ups. Es decir, resaltar nuestras facciones y los rasgos naturales de cada uno para lograr así ese aspecto de “buena cara” utilizando apenas unos pocos productos.

Un poco de máscara de pestañas para agrandar la mirada, rubor sutil efecto mejillas sonrojadas o gloss para conseguir unos labios con volumen. ¿El secreto de que esta tendencia triunfe? La maquilladora Natalia Belda revela en una entrevista con S Moda de El País que el clean look triunfa porque “busca respetar lo que cada uno es y lo que se tiene, sin tratar de cambiarlo”.

Desde Zendaya hasta Bella Hadid pasando por María Fernández Rubíes, a todas ellas las hemos visto luciendo maquillajes que se adaptan a esta tendencia que tanto nos gusta. Si tú también quieres saber cómo conseguir este resultado, en el post de hoy te contamos como lograrlo en unos pocos y sencillos pasos.

El primer paso es limpiar la piel en profundidad, para ello un buen limpiador como el Liquid Facial Soap Mild de Clinique, un jabón líquido recomendado para el rostro que elimina la suciedad en profundidad. Nuestra cara está expuesta continuamente a la contaminación y requiere de una limpieza diaria para eliminar todas las partículas que pueden contribuir a que aparezcan puntos negros o granitos. El sérum, el producto que todos adoramos. Si no sabes cual utilizar, el Vital Perfection Radiance Serum de Shiseido es una buena opción para prevenir el envejecimiento de la piel y conseguir un rostro terso, firme y luminoso. Incluye también en tu rutina un contorno de ojos como el Glowfilter de Zoom In para ayudar a que la zona de las ojeras este menos hinchada. ¡La hidratación! Y para el paso de la hidratación, la crema hidratante facial HydraDetox F15 de Atlantia te aportará todos los beneficios del aloe de vera. Y no te olvides de hidratar tus labios, y uno de nuestros aliados es el de Suavina. Después de tener la piel preparada ya puedes empezar con el maquillaje.

#Piel natural

Uno de los pilares del clean look es que potencia la naturalidad, así que deja atrás las bases con mucha cobertura y efecto máscara. En su lugar, opta por una BB Cream y un poco de corrector para cubrir sutilmente la zona de las ojeras.

#Cejas a raya

Las cejas cambian mucho nuestro rostro. Péinalas y utiliza un fijador para conseguir que esa forma que tanto te gusta dure más tiempo. Puedes rellenarlas o dibujarlas un poco pero de forma natural.

#Potencia tu mirada

Los ojos comunican mucho sobre nosotros, así que potencia tu mirada. Las sombras en tonos tierra son una opción elegante y sofisticada que mantiene la línea de la naturalidad y que además de igualar el tono del párpado móvil aportan un toque de color. Y por supuesto, aplícate máscara de pestañas, ya que este producto es nuestro inseparable en cualquier make up ya que lo cambia todo, todo.  

#Sí al blush, pero natural

Para el colorete, elige un tono que no sea demasiado llamativo para lograr un efecto mejilla sonrojada, y una buena idea es utilizarlo en crema ya que se integrará más fácil con la BB cream.

#Glow up

Y el gran paso final, siempre sí al brillo, pero en puntos estratégicos. Un poco de iluminador en la punta de la nariz, debajo de las cejas o en el arco de cupido para aportar luz a los puntos clave del rostro. Y el toque estrella… un toque en el lagrimal de cada ojo. Y para finalizar, un gloss o un poco de bálsamo para que tus los labios luzcan perfectos.


Patricia Simón

En camino de convertirme en periodista. Me apasiona la moda y aún más escribir sobre ella.