Llega octubre (con nuevas restricciones), y la incertidumbre e inseguridad crece en todos nosotros. No obstante, los madrileños debemos seguir con nuestras vidas, porque las emociones no pueden paralizarnos. Y para desconectar de toda la locura del exterior – e incluso de nuestro teléfono móvil-, Bodega de los Secretos es el lugar perfecto.

¿Lo primero? Porque no hay cobertura, así que urbanita… Será un momento solo para ti (y para quien tú elijas). Además, es romántico, íntimo y el más seguro. ¿La razón? Su historia. La distancia de seguridad entre las mesas vino impuesta por la construcción funcional propia de una bodega del s.XVII; de este modo, la “sala” está distribuida por los espacios o cuevas donde antaño se situaban las enormes ánforas donde se maceraba el vino, que ahora sirven de reservados.

Y este lugar con más de 400 años ha sido de todo: desde una bodega hasta una de las cárceles de Franco, pasando por un convento y una de las ubicaciones de estraperlo más famosas de todo Madrid. Bodega de los Secretos es un oasis subterráneo en pleno centro, en el que desconectar del frenesí de la gran ciudad y disfrutar de una gastronomía de primera, lo prometemos.

Porque si algo nos gusta, es la comida y el comer. Y cuando la experiencia es (casi) religiosa – nunca mejor dicho-, todo lo demás no importa. Entre sus entrantes destacan el pulpo braseado sobre muselina de patata trufada y aceite de pimentón de la vera, las croquetas cremosas de jamón ibérico, habitas baby con chipirones de anzuelo y cebolla confitada o un exquisito Foie micuit con puré demanzana asada y caramelo de pacharán.

Y ya entrando en materia, las opciones son infinitas, pero si lo que buscas es una recomendación, no puedes no probar el solomillo de ternera con salsa de moixernons y verduritas o el lomo de Pez Mantequilla horneado con pack-choi y emulsión de lima. Te sorprenderán, creénos.

Pero sea como fuere, deja hueco para el postre. Porque en Bodega de los Secretos la nota dulce (e irresistible) está más que asegurada: coulant templado de chocolate y frío de mango, la tarta tatin de manzana caramelizada y nata de canela o la copa de yogurt cremoso con puré de frutos rojos, entre otros.

En definitiva, un lugar al que rendir culto a la historia y a la gastronomía sin tener que preocuparnos por la seguridad, porque está más que asegurada.

#BODEGA DE LOS SECRETOS

Dirección: San Blas, 4.

Horarios: L-J: 13:15 – 17 h y 20:30 – 23:45. V: 13:15 – 17 h y 20:30 – 0:45. S: 13:30 – 0:45 h. D: 13:30 17 h.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".