El paso del tiempo no pasa en balde para nadie, y mucho menos para nuestra piel. La presencia de agentes externos, la polución, la exposición solar, la radiación de las pantallas, la genética o tu estilo de vida pueden dañar el aspecto de nuestra piel, debilitándola y haciendo que se vea menos firme y redensificada. Por eso, es importante contar con una ayudita extra que potencie nuestra mejor versión, con activos innovadores que se convierten en imprescindible para nuestro rostro, cuerpo y cabello, como las ceramidas

Si eres de esas adictas a la belleza a las que le gusta estar al día con las últimas novedades en ciencia y tecnología beauty, sabrás que hay activos que se han convertido en todo un must, el retinol y el ácido hialurónico son dos de ellos. No obstante, las ceramidas, también conocidas como «el cemento de la piel», no se quedan atrás, ya que son las encargadas de mantener fuerte la barrera epidérmica de la dermis.

¿Qué son las ceramidas?

Las ceramidas son un tipo de lípidos que se encuentran en las células de la piel de forma natural y su principal función es mantener su hidratación (es decir, su salud y, por tanto su juventud). Además, son esenciales porque hidratan en profundidad, suavizan la piel y tienen un gran poder antiarrugas. Una piel bonita siempre será una piel sana y una piel hidratada. El problema es que a medida que cumplimos años nuestro organismo disminuye su producción, algo que se acelera según entramos en la treintena, y poco a poco comienzan a aparecer la flacidez, la sequedad y la tirantez; un factor que se vuelve más notorio si sumamos la pérdida de colágeno. Por tanto, necesitamos una ayudita extra.

Ceramidas en cosmética: Para qué sirven

Las ceramidas se utilizan mucho en cosmética como componente imprescindible en cremas hidratantes, mascarillas y todo tipo de productos regeneradores de la piel. Es decir, es la ayudita extra. El paso de los años pasa factura a nuestra piel  y uno de los motivos principales es el envejecimiento celular. Las ceramidas no solo refuerzan la barrera cutánea y hacen que la piel luzca bonita, sino que actúan como una potente barrera ante agentes agresivos para la piel como la contaminación ambiental, los rayos UV e incluso los cambios fuertes de temperatura.

Por otro lado, además de usarlas en el rostro y el cuerpo, también podrás usarlas en tu salud capilar. Cuando nuestro pelo se ve más seco, con falta de fuerza y brillo es cuando el nivel de ceramidas baja y comienzan a verse las puntas abiertas. Para combatir todo esto también hay champús y mascarillas específicas que devuelven la suavidad y elasticidad a nuestro pelo.

Midnight Blue Calming Creamde Klairs

Con el sello vegano y cruelty free, esta crema con ceramidas de Klairs es muy hidratante y calmante. Perfeecta para pieles muy sensibles o con acné.

Gel Limpiador Espumoso de Cerave con ceramidas

Si no lo recomiendo, mi amiga Paula me mata. Y no la culpo. Este cosmético es un gel que crea espuma para limpiar profundamente todo tu cuerpo y el rostro, sin alterar la barrera natural de tu piel. Es refrescante, y contiene 3 ceramidas esenciales (1, 3 y 6-II) y ácido hialurónico, que ayudan a eliminar el exceso de grasa, la suciedad y el maquillaje. Además su fórmula sin perfume es apta para pieles sensibles, ya que ayuda a calmar tu delicada piel, no obstruye los poros y es no comedogénico.

Specifique Masque Hydra-Apaisant Mascarilla Anti-irritación de Kérastase

Algo que me sorprendió es que los ceramidas también son necesarios en el cabello. Y una de las mejores, sin duda, es esta de Kerastase. Una crema para todo tipo de cabello y cueros cabelludo que nutre a la perfección y hace que el cabello se sienta totalmente regenerado, suave y con un aspecto más saludable.

Ceramidin™ Sérum de Dr. Jart+

Es un cosmético que recomiendo muchísimo. Este suero milagroso de Dr. Jart+ hidrata, repara la piel y da un efecto de volumen gracias a una fórmula que incluye 2% de ceramidas, 4% de colesterol y 2% de ácidos grasos, milimétricamente pensado para impulsar la regeneración de la piel.

Ceramidin™ Sérum de Dr. Jart+

Y si quieres el todo en uno, estas cápsulas monodosis de Elizabeth Arden son el complemento ideal. Ayudan a reducir de forma visible las líneas de expresión y arrugas, mejorando a su vez la textura de la piel y el tono.

Elaboradas con retinol, aceites emolientes, péptidos y ceramidas, estas cápsulas monodosis actúan hidratando y reparando la barrera cutánea que proporcionan las ceramidas, además de potenciar el brillo y la luminosidad de la dermis para un rostro mucho más joven. ¿Lo mejor? Que trabajan mientras duermes.


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.