Sí, has leído bien, el paraíso de las tartas de queso existe y está en Madrid. El local se llama Cheesecake Avenue y está ubicado en la C/ Antonio Acuña 10, en el barrio de Goya. Ya solo la ubicación invita a acercarse a descubrir este rincón de la capital. Qué mejor plan que una merienda o desayuno en Cheesecake Avenue seguido de un paseo por el Retiro. O incluso puedes pedir tu tarta para llevar y disfrutarla donde quieras.

Lo que queda claro es que Cheesecake Avenue no es un sitio de tartas más. Es el sitio ideal al que tienen que ir los amantes de las tartas de queso (y los que no lo son tanto, porque saldrán completamente encantados). Sin duda, uno de los mejores locales donde probar la tarta de queso porque están especializadas en ellas y encontrarás de todo tipo de sabores.

El matrimonio formado por María Esther Felce y Francisco Urdaneta decidieron unirse con Fredy Olivero para abrir este local tan irresistible. Decidieron venir a Madrid buscando nuevas oportunidades de negocio y por ahora Cheesecake Avenue es todo un acierto. Y es que ¿quién podría resistir a una buena tarta de queso? Es el primer establecimiento totalmente centrado en este postre en Madrid y merece la pena ir.

Aunque, eso sí, si vas seguro que querrás volver pronto porque te quedarás con ganas de probar todas sus tartas. En Cheesecake Avenue encontrarás tarta de queso de red velvet, carrot cake, pistacho con toque de matcha, dulce de leche, la New York Cheesecake clásica, de limón, de galleta oreo y una especial de manzana. Cada cierto tiempo irán cambiando algunas para renovarse y ofrecer siempre algo nuevo.

Además, lo mejor de Cheesecake Avenue es la ambientación de Nueva York. Todas las tartas tienen nombres en honor a canciones o frases célebres de Nueva Yokr. La Cookiefeller, Red Velvet State of Mind, The Big Carrot, Lemonway, Pistachio of Liberty o Manhattan Pleasure. Unos nombres divertidos y originales que llaman la atención e incita a probar todas y cada una de las tartas.

La red velvet y la de oreo son dos apuestas más que seguras con las que acertarás. En Cheesecake Avenue no solo degustarás tartas de queso ya que podrás acompañarlas de un riquísimo café o de algunas de sus infusiones llenas de sabor. El local está decorado con preciosas fotografías de Nueva York y aunque es pequeño resulta muy acogedor e invita a quedarte ahí todo el tiempo. Los dueños son encantadores y la atención es inmejorable.


Paloma Arwen