El Séptimo Arte tiene más de un siglo de historia y si bien las películas contemporáneas son espectaculares, tanto en narrativa como efectos especiales, no podemos ignorar las grandes cintas de otras épocas.

Pero la realidad es que para muchos el blanco y negro es sinónimo de aburrido y que una película sea de los años 30 lo asocian con anticuado… Por eso hoy os he preparado una lista de cinco películas antiguas que nada más terminar pensarás “¿por qué no las he visto antes?” Cinco grandes títulos del séptimo arte con los que disfrutar estas vacaciones.

Con faldas y a lo loco (1959)

películas
Jack Lemmon y Tony Curtis protagonistas de Con faldas y a lo loco

Empezamos la lista con la que posiblemente sea una de mis películas favoritas y es de ¡1959! Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis protagonizan esta comedia entre mafias y disputas de la Ley Seca, música, amor y decenas de situaciones descabelladas. Joe y Jerry, dos músicos del montón, se ven obligados a huir después de ser testigos del ajuste de cuentas de dos bandas rivales. La mafia quiere acabar con ellos y la única salida que encuentran es vestirse de mujeres, formar parte de la banda de Sugar Kane y viajar con ellas a la otra punta del país. ¿Entre tanto engaño y disfraz podrá surgir la chispa del amor?


Bailando nace el amor (1942)

Fred Astaire y Rita Hayworth protagonistas de Bailando nace el amor

Seguimos con Bailando nace el amor de 1942. Una trama que engancha y sorprende por la fuerza de su personaje femenino, interpretado por Rita Hayworth. La película sigue la vida de la familia Acuña y sus cuatro hijas en el upper class de Buenos Aires. Donde el padre, al ver que su hija María es tan independiente y pasa tanto del amor, decide hablar con Bob Davis (Fred Astaire), un bailarín que busca trabajo en su hotel, para que se haga pasar por un admirador secreto y corteje a su hija. ¿El problema? El plan no sale como se esperan: Bob se acaba enamorando de verdad.


Casablanca (1942)

películas
Humphrey Bogart e Ingrid Bergman protagonistas de Casablanca

También de 1942 es Casablanca, una de las películas más románticas y a la vez más tristes de la historia del cine. Es lo que tiene hablar de amores entre guerras y amantes cuyos caminos no vuelven a cruzarse. ¿O igual sí…? Todo puede pasar en el Café de Rick de Casablanca cuando vuelve a sonar As time goes by. En mitad del gobierno francés de Vichy y el control nazi, Rick Blaine (Humphrey Bogart) tendrá que escoger entre su amada Ilsa Lund (Ingrid Bergman) o hacer lo correcto. Ayudar al marido de su gran amor, líder de la resistencia francesa, a huir y no volver jamás.


La Ventana Indiscreta (1954)

películas
Grace Kelly y James Stewart protagonistas de La Ventana Indiscreta

Un poco más actual, y sí, esta vez en color, es La Ventana Indiscreta. Para mí, la mejor película de Alfred Hitchcock. El suspense llevado a su máximo esplendor. Y es que tanto los espectadores como el protagonista, Jeff (James Stewart), seguimos la trama a través de una ventana y con unos prismáticos como el único modo de acercarnos más. Parece que en la casa de enfrente ocurre algo: la mujer ha desaparecido y el hombre se comporta de forma sospechosa. O así lo cree Jeff desde su ventana, incapacitado tras un accidente. Por eso recurre a la única persona que le cree, su querida Lisa (interpretada por la maravillosa Grace Kelly) para que sea sus ojos, manos y oídos al resolver el misterio.


Gold Diggers (1933)

Aline MacMahon, Joan Blondell, Dick Powell y Ruby Keeler algunos de los protagonistas de Gold Diggers of 1933

Esta película de 1933 ha sido uno de mis últimos grandes descubrimientos, pero tiene casi ¡90 años de antigüedad! Lo más interesante de este musical es como, grabado en plena Gran Depresión, analiza a través de su trama lo que estaba ocurriendo en ese mismo momento. Así seguimos la vida de las Gold Diggers, mujeres del mundo del espectáculo que tienen que buscarse la vida para sobrevivir mientras ven como, uno a uno, todos sus proyectos van cayendo por falta de dinero. Hasta que su vecino, un misterioso pianista novato, aparece de un día para otro con una sospechosa gran suma de dinero. Su canción final Remember my forgotten Men es una feroz crítica a la posguerra y la situación que estaba viviendo el país de aquel momento, ¡toda una escena digna de ver y analizar!


Ana Rodríguez Salinas

Amante del cine, la danza, el teatro y los buenos libros. Me encanta escribir sobre la Cultura, pero, sobre todo, aprender cada día un poquito más de ella