Durante los meses anteriores a la llegada del verano mucha gente piensa en su imagen. En cómo se verán en bañador, con qué prendas se sentirán más cómodos y, sobre todo, qué les quedará mejor.

Además, es el principal propósito de todos los años es ir al gimnasio o coger una rutina de deportista. Pero, no por ello es necesario solo ir al centro deportivo y utilizar las mismas cuatro máquinas de siempre. Estas son algunas ideas para aprovechar la vida de atleta en verano.

Muchos de los centros tienen una zona de balneario, de spa o de sauna. Es una manera de quemar calorías sin casi enterarte. Así también puedes broncearte a la vez y lucir un cuerpo estupendo en tus vacaciones soñadas. Lo que sabemos que es más importante es una dieta saludable. Llena de nutrientes y sin grasas que te ayuden a mantener la salud a la vez que haces ejercicio. Para eso no es necesario restringir todas tus comidas favoritas, sino a organizarlas y moderarlas.

Para esas personas que manejar las máquinas de los gimnasios le parecen una pérdida de tiempo, una buena solución es apuntarse a otras prácticas deportivas. Zumba o latino-cardio, así como BatuKa son algunos de estos ejemplos. Un grupo no muy grande se junta para moverse al ritmo de la música, se divierte y hace deporte, ¿qué más se puede pedir?

Lo que mucha gente no sabe es que la piscina es una buena manera de adelgazar. Sin embargo, al no sudar, ya que estamos mojados constantemente, parece que no estamos realizando ningún ejercicio. Aprovecha las piscinas municipales, tu piscina comunitaria o, sino, consigue que algún amigo te invite. Dentro del agua puedes hacer tu propia rutina, puedes nadar y no te cansará tanto, pero trabajarás con más intensidad.

“El ejercicio es para sentirte bien contigo mismo, tanto física como psicológicamente”

Es importante seguir haciendo ejercicio para no perder la costumbre. Si llevas todo el verano manteniendo una línea regular en el gimnasio, haciendo ejercicio o saliendo a correr, no puedes permitirte parar. Aunque pienses que no va a ser para tanto, parar va a producir malas consecuencias. Va a hacer que la próxima vez que empieces, tengas que hacerlo de cero, como si tu cuerpo no hubiera estado haciendo todos esos entrenamientos.

La principal razón por la que tienes que asistir al gimnasio y hacer ejercicio es para sentirte mejor contigo mismo, tanto física como psicológicamente. Lo que vean los demás es secundario, la persona primordial eres tú y tu autoestima.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.