“Los diamantes son los mejores amigos de una mujer” Marilyn Monroe lo sabía y así se lo hizo transmitir al mundo. Nos enseñó que, igual que cualquier relación de amistad, las joyas hay que cuidarlas con el mismo cariño con el que atendemos a nuestros amigos. Porque una buena joya, al igual que un buen amigo, durará para toda la vida. Por eso, cuidar tus joyas en verano se ha convertido en una tarea imprescindible.

Y para mantener esa relación intacta como el primer día debemos conocer a la otra persona. Debemos establecer un vínculo tan profundo que sepamos qué es lo que necesita en cada momento. Por eso, estos son los tips que debes seguir para cuidar tus joyas en verano.

#Seca tus joyas

Si te duchas, bañas o nadas con ellas te aconsejamos secarlas cuidadosamente antes de guardarlas. Es recomendable mantenerlas en joyeros cubiertos interiormente con tela o cajas con fondo de algodón. Así evitarás su contacto con la humedad, uno de los principales motivos por los que tienden a ennegrecerse. En el caso de Vidal & Vidal nuestras piezas de plata son plata de 1ª ley y contienen un tratamiento antioxidante que evita que se vuelva negra y mantenga el brillo original.

#Guárdalas

A poder ser con cierre hermético y forrado con alguna tela suave, separadas entre sí o en compartimentos, para que no se enreden o rallen y en un lugar seco para preservarlas de la humedad y a salvo de los cambios bruscos de temperatura.

#Limpia tus joyas con franela y jabón neutro

Para poder cuidar tus joyas en verano evita siempre el contacto con lejías o productos químicos agresivos. Para las piezas chapadas en oro una mezcla de agua tibia y jabón de manos frotando suavemente, ayudará a que recuperen su brillo original. Sumérgelas en esa mezcla durante 30 minutos aproximadamente.

#Cuida las perlas

Si la pieza tiene perlas te sugerimos evitar su contacto con sales o cloros, así como cosméticos, sudor, perfumes o lacas. Utilizar agua purificada es la mejor opción para limpiarlas de estos agentes irritantes, sumergiéndolas también durante media hora.

#Cuidado con los perfumes

El perfume, las colonias, cremas o lociones al entrar en contacto directo con las piezas pueden ocasionar una reacción química con el metal y las piedras preciosas. A primera vista suele resultar imperceptible pero con el tiempo el metal se va tornando opaco y la transparencia de las piedras se va perdiendo.

#El sudor también afecta

EL PH de nuestra piel y el sudor (que contienen cloruro de sodio) también puede afectar a algunas piezas oscureciéndolas.

#Cuidado con la arena

Debemos tener cuidado con el roce continuado con la arena y el suelo para evitar deformar o arañar las piezas.

Sortija en Plata con espinelas y topacios de Lisi Fracchia (60€)

Pendientes de plata de Belén Bajo (86€)


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.