¿Cabe mi vida en una caja de zapatos? Es una pregunta a la que muchos jóvenes buscan respuesta, ya que cada vez que buscan independizarse comienzan a surgir los problemas.

Los apartamentos disponibles son muy caros, hay que compartir pisos, hay que buscar compañeros, ¿serán simpáticos? ¿les gustará compartir espacio? ¿serán normales?…  y así podríamos seguir con la larga lista de preguntas que surgen.

Sin embargo, si lo que buscan es irse a vivir ellos solos, las opciones quedan igual de reducidas que el tamaño de los apartamentos disponibles.

Si estas leyendo esto, sin duda necesitas consejo sobre como decorar tu preciosa caja de zapatos y que no lo parezca. Ikea propone en sus tiendas un sinfín de ideas para pisos de 25 o 30 metros cuadrados, pero a la hora de plasmarlo en tu propio piso el desafío es más complicado. Te proponemos algunos consejos para superar este reto. ¡Apunta!

Vamos a ponernos en situación, tenemos un piso pequeño, eso es un hecho innegable, ¿como podemos hacer que lo parezca un poco menos? Los colores pastel y claros aportaran luz a tu estancia, pero olvidémonos del clásico blanco o beis que estaba en los salones de nuestras madres, Pantone ya vaticino con que el Classic Blue iba a ser el color de este año, ¿Por qué no probarlo en la decoración o incluso en las paredes?

Todos sabemos que en las grandes ciudades la contaminación esta a la orden del día, que mejor manera de salir de esa nube y entrar en tu piso a respirar aire puro. Las plantas harán de tu casa un hogar más acogedor, más limpio y mas eco. ¿Y si a esto le añadimos que incluso puedes plantar un árbol frutal, que me dices?

Es verdad que muchos arboles son enormes y frondosos, cuando crecen pero hay variedades más pqueñas perectas para tener en casa. Solo necesitamos una esquina para poner una maceta y ¡listo! Los cerezos pueden ser una opción maravillosa. Además de disfrutar de unas deliciosas cerezas, sus preciosas flores blancas decorarán nuestra estancia.

Está claro que si nos vamos a vivir solos y el apartamento tiene menos de 50 metros cuadrados es porque la palabra low cost se ha venido a vivir con nosotros.

Pero no podemos dejar que nos invada este estilo ahorrador, la clave está en saber combinar muebles low cost que puedes encontrar en el rastro o en los mercadillos a muy buen precio con detalles que no lo sean. Por ejemplo, un electrodomestico de la marca SMEG dará ese toque entre lo retro y lo moderno. Vale, sabemos que no es low cost, pero también habrá que tener caprichos, ¿no estáis de acuerdo?


Patricia Villar