beauty eco

Lo has oído una y otra vez. Ser ecobeauty es tendencia. No obstante, las nuevas generaciones se han comprometido con el planeta y las marcas de belleza también. Han reformulado sus productos y hasta el packaging es más respetuoso con el planeta.

Las marcas están adentrándose en el mundo del ecobeauty. Un ejemplo sería Sephora, la cual ha llevado a cabo la iniciativa “Good for”, una selección de productos de maquillaje, belleza y fragancias que son “Good for you. Good for a better planet. Good for vegan. Good for recycling”.  La propia marca expresa que esto es solo el comienzo. Otra podría ser Oriflame, quien está tratando de conseguir que sus productos de belleza y la fabricación sean más sostenibles. A su vez, L’Oreal anunció a finales del año 2020 su compromiso con el medio ambiente y para ello “han colocado la sostenibilidad en el centro”. Entre las numerosas medidas que llevarán a cabo está en su propósito para el 2030 utilizar en sus envases plástico reciclado o procedente de bases biológicas.  

Sin embargo, no solo las marcas y empresas de belleza están en esta transición hacia un mundo más sostenible, también la sociedad. Existen muchas formas de a ser ecobeauty.

Con pequeños gestos, grandes cambios

En tu rutina diaria tanto de maquillaje y belleza es muy probable que uses discos desmaquillantes. Al final del año utilizamos infinidad de estos discos que son de usar y tirar… Contaminan un montón. Además, suelen estar hechos de algodón no orgánico. ¿Alguna vez has oído hablar de los discos desmaquillantes reutilizables? Existen muchas marcas que venden estos discos reutilizables como los de Freshly Cosmetics. Estos discos no son eternos, pero los puedes usar varias veces y son una forma de ser más sostenibles.

Discos desmaquillantes reutilizables de Freshly Cosmetics (12 €).

El plástico está siempre en el punto de mira por su efecto contaminante. Las marcas de belleza tratan de reinventarse para hacer frente a sus problemas de packaging. Marcas como Kjaer Weiss han innovado a través de las recargas. El consumidor compra el envase del producto una vez y el resto solo recarga su contenido. Envases hechos a partir de productos reciclados o el plástico sustituido por el vidrio o el metal. Así es como las marcas tratan de unirse al movimiento ecofriendly y reducir su impacto en el medio ambiente. El bambú también está siendo muy usado como sustituto del plástico. Y de esto sabe mucho Elate Cosmetics. Ellos apuestan por los productos “sin envase”… Los productos sólidos están generando una mayor sensación e interés.  Lush o Vert son marcas que cuentan con una gran variedad de champús en este formato de pastilla sólida.

Lip Tint Passionate de Kjaer Weis (42 €).

Aceite Facial Orgánico Ecobeauty de Oriflame (32,99€).

Son productos más naturales hechos a partir de ingredientes que son más respetuosos con nuestra piel. Hay muchas marcas de belleza made in Spain que se enmarcan dentro del ecobeauty. Atlantia Aloe, Mon Aroma… A su vez, y ya entrando en el panorama internacional, Weleda es un buen ejemplo. Sus productos cosméticos están hechos con ingredientes de origen 100% naturales y más de un 80% de ingredientes bio. La mismísima Victoria Beckham confesó que era fan de la marca. ¿Lo mejor? La calidad precio.

Espuma purificante de Mádara (19,90 €).

Crema hidratante Skin Food de Weleda (14,60 €).

Serum Iluminador Vitamina C 20% Complejo Activo de Skin Generics.

Son alternativas. Si el mundo está cambiando, la industria de la belleza debe hacerlo con él para no quedarse atrás. El mundo ecobeauty solo es el principio.


Patricia Simón

En camino de convertirme en periodista. Me apasiona la moda y aún más escribir sobre ella.