Chandler Bing (Friends) en su oficina

Dicen que se necesitan 21 días para adquirir una rutina o cambiar la que ya estaba establecida anteriormente. Este artículo pretende ser una manera de averiguar que el cambio de rutina para ser más productivo sí puede ejercerse.

Como dice Samanta Villar, como no es lo mismo contarlo que vivirlo adquirí una rutina durante 21 días para poder ser más productiva. A continuación, os doy unos consejos de lo que yo experimenté para poder lograrlo .

#¿A quién le puede funcionar?

Realmente este artículo puede funcionar para cualquier persona, independientemente de la rutina que quiera adquirir. En nuestro caso, como ya llevamos varios meses hablando de liderazgo, empresa y, en definitiva, éxito laboral, por eso la rutina propuesta ha sido la de la productividad a través del trabajo nonstop.

#Establece objetivos

Establecer objetivos es fundamental para saber la rutina que se quiere adquirir cada día. Un ejemplo podría ser :

Madrugar. Despertarse todas las mañanas entre semana a la misma hora. 7:00. Hacer ejercicio todas las mañanas para conseguir tener una rutina de ejercicio. Además, y lo más importante, y la razón de este artículo, establecer una rutina que te permita ser más productivo.

Nota: el ejercicio mañanero hace que empieces el día con energía y, por tanto, que tu rutina sea mucho más productiva.

#Descanso

Para llegar a ser productivo, es fundamental hacer algún descanso. ¿Conoces la campana de Gauss? El rendimiento tiene forma de campana. Una vez llegas al pico más alto de rendimiento, éste comienza a descender si no se realiza una parada en boxes. Por eso, es necesario hacer descansos para volver a comenzar el rendimiento en forma de campana.

#Lo importante primero

Es ley de productividad. Si tienes unos objetivos importantes hazlos al principio. Sobre todo, si aquello que tienes que hacer te cuesta o no te gusta. ¿La razón? Si lo pospones para el final es muy probable que finalmente no lo hagas. Por ejemplo, si te cuesta ponerte con un curso de inglés que se atraganta, pero es importante para tu trabajo, intenta que sea lo primero que hagas para no llegar a posponerlo al día siguiente.

#Un horario

Para que una rutina funcione es necesario establecer un horario diario. Un ejemplo de ello podría ser el siguiente:

7:00 Despertar y café

7:15 Ejercicio: 15 minutos de Yoga

7:30 Ducharse, vestirse y desayunar

8:00 Trabajo

11:00 Descanso

11:15 Trabajo

14:00 Comida

16:30 Curso de Excel

18:00 Curso de francés

21:00 Cena

#Don’t give up

Si por alguna razón empiezas la mañana sin cumplir alguno de los objetivos propuestos, no dejes de hacer el resto de las acciones rutinarias que tienes. ¡Continúa!


Candela Jiménez

Periodista. Adicta a la radio y a la televisión desde pequeña. Cubro parte de la información local de Madrid en Cadena SER. El tiempo proveerá. ¿Qué digo siempre?: "No aceleres algo que quieras que dure para siempre".