¡Sh! ¡Eh! Tú, sí, tú… Sabemos qué consejos debe seguir tu smartphone para que sobreviva al verano… Será mejor que los apuntes.

Además, en verano, pese a ser una temporada destinada a desconectar, el 80% de los españoles pasa alrededor de dos horas y media con el móvil durante las vacaciones, según datos de una encuesta realizada por Tiendeo.com. Sin embargo, al igual que las altas temperaturas afectan a algunos aspectos cotidianos de la vida de las personas, los smartphones también sufren el calor, siendo este uno de los mayores enemigos para los dispositivos electrónicos. Aunque también existen otros factores que estropean los teléfonos móviles en verano.

Por eso, Back Market, el primer marketplace especializado en reacondicionado electrónico, ofrece una serie de consejos para conseguir que nuestros smartphones y dispositivos sobrevivan a la estación que más baja produce en estos aparatos.

#De Sol nada

Es uno de los primeros consejos que le damos a nuestra piel – y ahora también para nuestros teléfonos. Porque además del hecho de que la pantalla se ve peor por el cambio de iluminación, es imprescindible evitar que el terminal se caliente demasiado y que acabe funcionando peor.

Cabe destacar que, si está guardado en una mochila o bolso al sol, el efecto será el mismo. Por eso, es de vital importancia que esté guardado en la sombra, e incluso es recomendable tenerlo apagado.

También existen algunas aplicaciones destinadas a controlar la temperatura del terminal, ya que avisan al usuario de que esta es demasiado elevada. Por otro lado, hay muchos móviles que tienen funcionalidades integradas de control de temperatura.

#Humedad

Nuestro cabello la odia… Pero nuestro smartphone…La humedad, el agua, la arena de la playa o las cremas solares son otros de los peligros más comunes a los que se exponen los smartphones en verano. Para evitarlos, es imprescindible asegurarse de tener las manos totalmente secas cuando tocamos el móvil, para que el terminal no coja humedad, no se moje y no se manche de crema.

En el caso de que el terminal tenga arena y evitar que raye la pantalla, una buena solución es soplar los granos de arena o darle unos golpes suavemente con tela, sin frotar. Además, para que no dañe los componentes electrónicos interiores, es recomendable apagarlo y quitar los granos soplando en las aperturas exteriores.

Si el teléfono cae al agua, lo ideal es apagarlo inmediatamente y no intentar encenderlo para ver si funciona, ya que el mismo sistema de encendido puede dañarlo aún más. Además, es importante extraer la batería, tarjeta SIM y tarjeta SD y secarlo lo máximo posible. Después, es recomendable enterrarlo en arroz o en bolsas de gel de silicio dentro de una bolsa hermética durante dos o tres días.

Tras este proceso, es muy probable que el terminal siga en funcionamiento. Por último, los largos periodos de carga pueden afectar a la funcionalidad de los smartphones, por eso es recomendable evitar cargar los teléfonos cuando todavía tienen batería y no usarlos mientras que están conectados a la corriente.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".