cosmética

La cosmética coreana —también conocida como K-Beauty— ya no es algo que nos suene raro, y es que llevamos varios años recopilando datos acerca de lo fantástica que es para la piel y el cuidado personal. Pero, ¿por qué nos gusta tanto y tiene tanto éxito? Te lo contamos todo para que seas toda una gurú de sus rutinas de belleza.

# ¿Qué es la cosmética coreana?

Históricamente, el continente asiático ha contado con una larga tradición en cuanto a cuidado personal y belleza. Y es que para ellos la cosmética es algo más: un modo de vida, una forma de entenderse a sí mismos y quererse y una filosofía. La cultura coreana se ha expandido sobre todo a lo largo de occidente. Ya lo vimos con el K-Pop y es evidente que las tradiciones de Corea del Sur traspasan fronteras. Es por ello por lo que la cosmética coreana está arrasando en la nueva sociedad en la que vivimos, convirtiéndose en la cosmética con más crecimiento en los últimos años.

La variedad de productos de alta calidad, más el embalaje con diseños originales y sus baratos precios, ha motivado a que optemos por incluir la K-Beauty en nuestro día a día. Uno de sus secretos es la procedencia de sus ingredientes: naturales y 100% veganos. Bambú, sal marina, regaliz, té verde: son algunos de los que marcan la diferencia y hacen que sus productos sean tan codiciados.

Pinterest

# ¿Cuál es su historia?

Sabemos que este tipo de cosmética y cuidado personal es un boom total en la actualidad, pero ¿cuál es su historia?, ¿por qué surgió esta filosofía de vida coreana? La tradición coreana, en lo que se refiere a cosmética, se remonta a siglos atrás. Los habitantes coreanos se dedicaban plenamente al campo y a la agricultura y por ello, comenzaron a preocuparse por lo que los rayos UVA hacían en su piel. Fue a partir de este momento cuando se empeñaron en conseguir técnicas y productos que hidrataran su piel y la protegieran del sol.

Un dicho de la cultura coreana era que “la belleza exterior reflejaba el ser interior” y llegaba hasta tal punto la fascinación por el cuidado personal, que en el año 1809, la escritora Lady Bingheogak Yi publicó el libro Gyuhapchongseo —enciclopedia de vida de las mujeres—. En este libro coreano se trataban temas como los cuidados faciales, el maquillaje, la preocupación por el pelo y la piel, etc. Fue un antes y un después en la cosmética coreana.

Unplash

A partir de 1940, las curas empezaron a producirse en abundancia. El cuidado personal se convirtió en una filosofía de vida y coincidió con el auge industrial. Unos años más tarde, en los años 50, la llegada del presidente Syngman Rhee provocó que se rechazara la importación a Corea del Sur de materias primas. En consecuencia, se propició el desarrollo de los productos locales del país, utilizándose como ingredientes para su primitiva y sublime cosmética.

En los años 60, mientras en Europa se daba el momento Hippie, en Corea se dio el boom de la cosmética. Durante esta década surgieron más de 100 marcas de productos de belleza y con los años fueron multiplicándose. Se centraban principalmente en el skincare y no en el make-up, ya que para ellos lo primordial era tener la piel luminosa e hidratada.

# ¿Qué la hace especial?

Esta cosmética posee unos principios que la hacen destacar. Resumiendo brevemente, la cosmética coreana: garantiza resultados visibles; posee grandes diferencias con la cosmética europea u occidental debido a que utiliza componentes asiáticos exóticos y exquisitos; no atiende a edades y busca encontrar las necesidades que tu piel necesita.

Uno de los aspectos más importantes de la cosmética coreana es su rutina de 10 pasos: primera limpieza, segunda limpieza, activos y exfoliantes, tónico, esencia, sérum, mascarilla, contorno de ojos, crema hidratante y protector solar. Podríamos decir que otro de los secretos principales de la cosmética coreana es el gran afecto por el cuidado de la piel. Sus productos no poseen parabenos y están realizados con ingredientes locales y vegetales que mantienen tu piel hidratada y fresca.

Pinterest

# ¿Por qué introducir la cosmética coreana en nuestra rutina?

La respuesta es sencilla y clara: introducir la cosmética coreana en nuestro día a día, puede hacer que se solucionen los pequeños problemas de nuestra querida —y a veces descuidada— piel. El primer paso clave es identificar nuestro tipo de piel y posteriormente elegir los productos acordes a esta, que nos hagan lucir una piel reluciente y sana.

Sabemos que si estás iniciándote en el mundo de la K-Beauty, puede resultarte algo complicado conseguir una rutina que funcione contigo. Al principio es imposible que seamos expertas, sin embargo, podemos saber qué NO hacer. Por lo tanto, te dejamos los datos que ojalá hubiéramos sabido antes sobre las rutinas de piel, de mano de la experta Claudia Christin ¡Toma nota!

# Productos para una buena rutina coreana

Por último, te dejamos nuestra guía de productos que debes incluir en tu cesta de la compra si crees que buen momento para probar la cosmética coreana ¡es la oportunidad perfecta para que empieces a mimar a tu piel!

Primera limpieza


Orange Cleansing Sherbet de Aromatica 30,95 € 

Segunda limpieza

Couture Marine Algae Cleanser de Cremorlab 28,99 € 

Exfoliante

Pha Peeling Gel de Benton 16,95 € 

Esencia y tónico

White In Milk Toner de G9SKIN 26,95 €

Sérum

All Day Vitamin Brightening & Balancing Facial Serum de Jumiso 24,95 € 

Mascarilla

Bumbum Mask de LovBod 13,95 €

Contorno de ojos

Niacinamide & Green Tea Eye Serum de Ondo Beauty 29,95 € 

Crema hidratante

Midnight Blue Calming Cream de Klairs 26,95 €

Protector solar

I’M Aqua Sun Essence de Suntique 24,95 €

María Padilla

“Algunas personas sueñan con piscinas. Yo sueño con armarios“. Audrey Hepburn