Já, pringá. Es algo que puede que te hayan dicho tus amigas en más de una ocasión. O quizás no. Quizás son solo las mías. Pero sí, soy editora de belleza y tengo la piel grasa. Así que, estás en el lugar adecuado. Porque tengo todas las respuestas a tus preguntas sobre cómo cuidar la piel grasa.

¿Por qué tengo la piel grasa?

La piel produce grasa de forma natural para evitar la resequedad. Sin embargo, la producción excesiva, producida por la sobreproducción de las glándulas sebáceas de nuestra piel, es lo que se denomina piel grasa. Por tanto, la piel grasa es una piel que produce un exceso de lípidos. Este desarreglo puede tener su origen en las variaciones hormonales, o agresiones externas como el estrés o la contaminación. A diferencia de la piel seca, en este caso las glándulas sebáceas aportan bastantes más lípidos de los necesarios.

Además, no es por desanimarte, pero España cuenta con el porcentaje de mujeres con piel grasa más alto de Europa. Alrededor del 24% de la población, independientemente de la edad, la tiene. Eso genera brillos, poros dilatados, piel «sucia»y una mayor propensión al acné.

¿Una piel se nace o se hace?

Siento ser yo quien te lo diga, pero se nace con ella. No obstante, hay determinados aspectos que pueden agravar que tengas más o menos granitos y puntos negros. Y normalmente es aquí donde las personas que tienen la piel grasa meten la pata hasta el infinito y más allá, como cuando tus amigas te dicen que no vuelvas a quedar con ese niño de Tinder y lo haces, pues igual..

¿Una piel grasa puede usar cosméticos con aceites?

Por supuesto. Las pieles grasas necesitan hidratación y nutrición como cualquier otra dermis. Por eso hay que tener especial cuidado con los activos secantes, ya que pueden deshidratar tu piel y provocar irritaciones. ¿La solución? Aceites no comedogénicos, como el aceite de aguacate. Eso sí, para evitar el exceso de sebo, evita los aceites de almendra y de coco. Son contraproducentes.

¿La cosmética oil free regula la grasa de la cara?

De verdad, siento desilusionarte, pero no. Este tipo de cosméticos no solucionan el problema, pero evitan que vaya a peor. El exceso de sebo en la piel suele ser producido por causas genéticas y hormonales. Por lo que, al usar cosméticos oil free lo que haces es contribuir a la regulación de brillos de manera temporal.

Activos que una piel grasa necesita

  • Ácidó glicólico. El ácido glicólico, como bien indica su nombre, es un ácido perteneciente al grupo de los  alfahidroxiácido (AHA) que se utiliza para tratar pequeñas arrugas, la dermis que ha sido dañada por el sol o aquella que carece de luminosidad. Además, también se utiliza para exfoliaciones químicas que eliminan las células muertas de nuestro rostro que obstruyen los poros y facilitan la aparición de imperfecciones. La cosmética se beneficia de este activo para realizar exfoliaciones ligeras, tratar manchas, arrugas o acné. Por eso no es de extrañar que la cosmética coreana lo ame tanto, ya que, lo uses como lo uses, mejorará el aspecto de tu piel.
  • Ácido hialurónico. Recuerda: las pieles grasas también necesitan hidratación. Y para ello, el mejor activo es el ácido hialurónico. Lo has oído por activa y por pasiva. Pero ¿qué hace el ácido hialurónico?  El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucano (es decir, un tipo de azúcar) que todos tenemos en nuestra piel de forma natural. Sus propiedades parecen mágicas. Una molécula de ácido hialurónico puede soportar hasta 1.000 veces su peso en agua y un gramo hasta seis litros de agua. Esa es una de las razones que lo han convertido en el ingrediente estrella de la cosmética y la medicina estética ya que tiene la capacidad de rellenar arrugas y rejuvenecer el aspecto. Además, como el ácido hialurónico ya está presente de forma natural, nuestro cuerpo lo tolera genial.
  • Retinol. La pregunta es ¿por qué no? No es un activo para todo el mundo, pero es el todo en uno. El retinol forma parte de los retinoides, un grupo de sustancias derivadas de la vitamina A y cuya principal característica es que son capaces de transformar la piel por su alto poder antioxidante y antiedad. Esta molécula, a través de ciertos mecanismos complejos que ocurren en el núcleo de las células, puede modificar el funcionamiento y el crecimiento de las células de la piel. Además, también reduce la pigmentación en la piel (debido, en parte, a su potencial antioxidante) y regenera el colágeno. ¿Parece un milagro, verdad?
  • Ácido salicílico. Si no has oído hablar del ácido salicílico, ya es hora, porque es el mejor activo contra los granos. Es un activo que proviene de la corteza del sauce y pertenece a la familia de los betahidroxiácidos (BHA). Esto quiere decir que es más soluble en aceite y, por ello, penetra mejor en la piel, eliminando los puntos negros y las espinillas de forma más eficaz. No obstante, no hay que abusar. ¿La razón?

Cuidar la piel grasa en 5 pasos

  • Limpieza. Es el paso más importante e indispensable. Una buena limpieza evita la aparición de granitos, microquistes y otras imperfecciones en el rostro. Además, una piel limpia recibe mejor los activos, por lo que el efecto de tus productos para el cuidado de la piel será más inmediato.
  • Exfoliación. De esto deberías tomar nota: los exfoliantes faciales son geniales para tu rostro. Retiran las células muertas, desobstruyen los poros y ayudan a que penetren mejor los activos. Aplícalo sobre la piel seca, con movimientos circulares y no te olvides de disfrutar. ¡Es tu momento de spa! Me lo ha dicho un experto: Si tu piel es grasa o mixta, lo mejor es usar un exfoliante facial dos veces a la semana. Y si la tienes normal, seca, o sensible, con una vez será suficiente.
  • Mascarillas. ¡Hay todo un universo en el que perderse! Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y tipo de piel. Hidratantes, matificantes, antibrillos, antiarrugas… Libre albedrío.
  • Tónicos. Es hora de cerrar los poros. Para eso, lo mejor es utilizar un tónico. Su principal función es refrescar, hidratar y restablecer el pH de la piel antes de la aplicación de la crema hidratante.
  • Humectar. Es el último paso. Toca darle a tu piel la ayudita extra que necesita. El orden correcto es aplicar primero el contorno sobre la cuenca del ojo, después el sérum y, finalmente, la crema hidratante. ¡Y voilà, lista!

Cosméticos y productos de maquillaje que responden a cómo cuidar la piel grasa

Aquí es cuando hago mi pagia y cuando te aseguro que vas a empezar a quererme, porque los buenos hábitos están muy bien y —ojo, son necesarios—, pero de cremas y productos buenos también se vive y ahí va la lista que vas a amar por encima de todas las cosas.

 DermoPure Gel Limpiador de Eucerin

Es el primer paso antes de empezar con tu rutina facial diaria. Sobre todo, si vas maquillada. Este gel limpiador es el complemento perfecto para las pieles grasas y con imperfecciones, puesto que elimina el exceso de sebo, la suciedad y el maquillaje sin dificultad. Además, también previene el crecimiento de las bacterias que provocan el acné.

Vichy Normaderm Phytosolution

Te lo puedo decir más alto, pero no más claro. Es un todo en uno. Vichy Normaderm Phytosolution está pensado para el cuidado diario de pieles grasas, con acné o imperfecciones. Actúa localmente sobre poros abiertos y puntos negros, y globalmente sobre la piel con textura irregular, zonas grasas y deshidratadas.

Sesderma Acglicolic Liposomal Serum

Es un sérum antienvejecimiento con alto porcentaje de ácido glicólico libre y liposomado que renueva, regenera e hidrata la piel. Ideal para todo tipo de piel como tratamiento de base. La fórmula de Sesderma Acglicolic Liposomal Serum se completa con una exclusiva combinación de activos que funciona a modo de antioxidantes para una piel a prueba de balas.

Ginzing Ultra-Hydrating de Origins

La amarás, porque esta crema superrica y energizante para piel seca de edición limitada en un tamaño ultrageneroso. Su fórmula  le aporta a la piel 72 horas de hidratación, nuestro mejor hidratante para la piel seca. La energizante cafeína del café y el ginseng ayudan a refrescar y revitalizar la piel, mientras que la tecnología Hydra-Hug™ ayuda a fijar y mantener una hidratación duradera. Además, es oil free; por lo que es perfecta para las pieles grasas o con tendencia acneica.

Anthelios Age Correct Cuidado Diario de La Roche Posay 

Amiga, hay que usar protector solar TODOS los días y este de Lal Roche-Posay es el mejor que he probado hasta ahora. Es respetuoso con la piel, apto para pieles grasas, no comedogénico (por lo que no obstruye los poros), no deja manchas en la cara y, además, es resistente al agua y no se siente pesado sobre la piel. ¿Lo mejor? Que no huele a playa, porque yo no sé vosotras, pero yo lo odio. También combate el envejecimiento y te protege de los radicales libres y de la contaminación. Lo tiene todo.

Sensilis Pure Age Perfection Base de Maquillaje

Acabas de llegar al mejor maquillaje de tu vida. Porque si eres de las que se pasa la vida retocándose los brillos, con este maquillaje de Sensilis se acabó. Al mismo tiempo que ofrece una cobertura moludable que apenas se nota sobre la piel, regula el exceso de sebo de la cara. Contado es una maravilla, pero llevado a la práctica te juro que es cien mil veces mejor.

Super Green Deep Energy Cream de Barr

Quizás tienes la piel grasa, sensible y deshidratada. ¿Es posible tenerlo todo a la vez? Sí. Por eso, esta crema de Barr te va a venir genial. Con alto grado de tolerabilidad y sello vegano, se absorbe muy rápido en la piel, casi como el agua. Notarás la piel mucho más hidratada al instante.

Glow2OH Dark Spot Toner de OLEHENRIKSEN

Si tienes la piel grasa, el tónico es un indispensable. Yo es el que uso, y estoy muy contenta. Es un tónico que combina dos AHA: el ácido láctico y glicólico, dando como resultado una piel libre de manchas, granos e imperfecciones. Además, también combate el envejecimiento.


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.