Custo Barcelona nació en 1966, caracterizada por su original diseño y colorido. Custo Dalmau, uno de los hermanos fundadores de la firma, nos ha recibido horas antes de presentar su nueva colección I trust me en la Mercedes-Benz Fashion Week. ¿Quieres unirte a su revolución? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo te sientes al presentar la nueva colección en la MBFW de nuevo con público?

Anima bastante. Las pasarelas parecían un ensayo del día después, no había nadie en los pasillos. Las moda es una herramienta para socializar y hacerlo cuando no hay nadie alrededor era un poco chocante. Esta mañana he visto colas para entrar al pabellón y es algo que ánima bastante, porque estás acostumbrado a jugar con un poco de público.

La pandemia también ha hecho estragos en el mundo de la moda, ¿cómo ha afectado el coronavirus a vuestra firma?

Yo creo que ha sido un gran bofetón a la industria de la moda. La moda no es ropa de necesidad, es ropa emocional. Nosotros no tratamos de vestir a las mujeres, sino de emocionarlas. Utilizas la emoción para exhibirla en forma de vestirse, y cuando socializar es el gran impedimento, no piensas en esto. Ha sufrido bastante el mundo de la moda, pero igual que ha pasado con los bares, cuando realmente el consumidor tenga la seguridad de que pueda utilizar la moda dónde quiera y cuándo quiera, va a salir reforzada.

La moda no es ropa de necesidad, es ropa emocional. Nosotros no tratamos de vestir a las mujeres, sino de emocionarlas

¿Cómo se ha planteado la puesta en escena?

Nunca hacemos pasarelas muy decorativas ni puestas en escena demasiado complicadas. La música es muy importante para nosotros, hemos intentando continuar con nuestra historia de música. Antes del desfile proyectamos un fashion film de siete minutos, que también proyectamos en Nueva York hace una semana. A raíz de la pandemia, tuvimos que buscar alternativas a la pasarela. En la edición de febrero hicimos el primer fashion film, que realmente tuvo mucho éxito. A pesar de que esta vez las pasarelas ya son presenciales, nos hemos animado a hacer otro fashion film porque es una manera alternativa de presentar el proyecto. Así que vamos a proyectarlo y luego el desfile.

¿Cuál ha sido la fuente de inspiración de la colección?

La hemos titulado irónicamente I trust me, «yo confío en mí». Va dirigida a esas mujeres que quieren expresar su confianza y su individualidad, vistiendo con un cierto riesgo, que son las piezas que nosotros diseñamos y desde la perspectiva de la emoción.

¿Pensasteis desde el principio en destinarla a las mujeres ?

Curiosamente nosotros empezamos hace 40 años con hombres; descubrimos a la mujer cinco años después. Ahora el proyecto es 80% mujer porque viven mucho más intensamente la moda que el hombre.

¿Qué valores proclama I trust me?

Individualidad y seguridad.

I trust me va dirigida a esas mujeres que quieren expresar su confianza y su individualidad, vistiendo con un cierto riesgo, que son las piezas que nosotros diseñamos y desde la perspectiva de la emoción

¿Crees que tus valores se ven reflejados en la colección?

Es un trabajo en equipo, supongo que todos aportamos un granito de arena. E imagino que yo también, algo se debe notar.

Definís la colección como «una nueva apuesta que profundiza en la belleza de las formas puras, de los conceptos rotundos, los colores vibrantes y los detalles esenciales que construyen un todo». ¿Cómo lo materializáis en las prendas?

Nosotros diseñamos ropa, pero que sea emocionante. Más que la funcionalidad, las prendas tienen que emocionar. Pensamos que tiene que ser un proyecto de moda avanzado, tratando de dar un paso adelante con respecto a lo que hay en el mercado. Por eso, la creatividad es el motor del proyecto. Evidentemente buscamos vender, pero queremos ser auténticos. La autenticidad de nuestro proyecto está basada en la creatividad, en la innovación, en buscar algo nuevo siempre.

En cuanto a las características de la colección, ¿cuáles son los tejidos y formas que encontraremos?

Buscamos la experimentalidad. Tanto en los materiales, buscamos mezclar materiales de última generación con materiales convencionales. Por otro lado, la experimentalidad también viene en la arquitectura, en los volúmenes y en las líneas de las prendas. Buscamos crear un ensamblaje de materiales, volúmenes y líneas para crear estas piezas totalmente nuevas.

¿Cuáles pueden ser estos materiales de última generación?

Hoy, con la tecnología se obtienen fibras de todo: desde el maíz, la leche, materiales reciclados, fibras sintéticas, etc. Cada año se desarrollan muchas fibras nuevas, producto de la tecnología. Esto es lo que te de la posibilidad de crear un lenguaje nuevo.

Buscamos crear un ensamblaje de materiales, volúmenes y líneas para crear estas piezas totalmente nuevas

Y con respecto a la paleta cromática, ¿qué colores veremos?

Hemos dividido la colección en cinco tonalidades: blanco, negro, también combinados; fucsia, azules y brillos.

Y si tuvieras que definir I trust me

Una colección que después de 40 años mantiene la genética de Custo, con un giro hacia la contención. Una colección arriesgada, pero contenida. Parece un contrasentido, pero yo creo que hay cosas que con una imagen se pueden entender.

¿Nos puedes adelantar alguna idea de las próximas colecciones?

Esto siempre funciona así, todavía no has terminado una y ya estás pensando en la otra. Ahora estamos trabando ya para la colección del próximo invierno, pero es un pco prematuro de qué vamos a hacer porque aún no lo sabemos. Todo tiene que ser armónico con lo que hemos hecho hace unos 40 años, pero sí que estamos haciendo un giro hacia la contención.

¿Por qué decidisteis que teníais que hacer este giro?

40 años suponen el relevo generacional del consumidor. De alguna manera tienes que venderle a los descendientes de los primeros consumidores. Tienes que plantearles el proyecto de una manera un poco distinta de como se lo planteaste a sus padres porque todo ha cambiado.


Andrea Cabanillas Tapia

Soñadora y emocional. Una de mis grandes pasiones es viajar, y así poder descubrir la moda, cultura y estilo de vida de cada rincón del mundo.