Das Cabinet es lo nuevo de Maison Mesa, una colección inspirada en la película El Gabinete del Dr. Caligari. Para quien no lo sepa es el filme de 1920, precursor del cine de arte y terror, es la representación más clara del expresionismo alemán, con su estética vanguardista, cubista y oscura.

Es una película estrenada tras la primera guerra mundial, y nos habla de un personaje que representa al hombre común, aducido totalmente por la autoridad y condicionado hasta llegar a matar, planteando temas como el contraste entre locura y cordura, la realidad y la percepción subjetiva de la misma o la dualidad de la naturaleza humana.

Así, la casa Mesa presenta una colección que trabaja sobre la idea de la ensoñación, donde la libertad de los movimientos es la misma que los restringe, donde la ambigüedad, la ligereza y el peso mantienen una lucha constante. Las líneas geométricas y las formas simples se superponen y juegan para no distinguir entre los delanteros y las espaldas, porque Maison Mesa es así. Le da igual que seas hombre, mujer o perro.

Las luces, lo opaco y lo trasparente se superponen y crean texturas, aspectos confusos con trabajos de extrema sencillez, máxima dificultad y gran calidad artesanal.

En cuanto a la gama cromática, Das Cabinet parte del blanco y negro, que deja ver entre estos dos extremos gamas de colores que van de los marrones al beige jugando con azules pato, rosas engamados o con toques metálicos en plata y oro sobre tejidos de todo tipo, desde ligeras y sutiles voiles de algodón o lino, muselinas y gazares de seda, pasando por tafetas y sedas salvajes realizadas a mano en Tailandia, puntos de metal y viscosa o de tricot, que contrastan y conviven en dualidad con gabardinas de algodón, tussord Balenciaga, satenes, crepes o poliuretanos elásticos con efectos holográficos, todo complementado con los exclusivos sombreros realizados a mano artesanalmente en Colombia por Lina Osorio para Maison Mesa y los zapatos de Cuplé de fabricación nacional.

Es una colección que realza un juego de dualidades constantes que dicen mucho sobre la especie humana, sobre cómo somos y cómo nos gusta ser, cómo actuamos y cómo nos definimos, siempre en una búsqueda continua de la belleza, a pesar de ser en muchas ocasiones extrema, ya sea por su contenido o por su superficie.

Así, Mesa demuestra, una vez, más que lo que nos enriquece son las diferencias, superando siempre las uniformidades y los pensamientos únicos cueste lo que cueste, que la vida es más maravillosa cuanto más variada y rica sea.

#Das Cabinet, en imágenes