silla palton

La silla. Uno de los objetos más complejos de diseñar. No solo un simple accesorio funcional, sino un objeto de diseño que caracteriza y define el estilo del ambiente que lo rodea. Famosos arquitectos, proyectistas y diseñadores contemporáneos han intentado crear al menos un modelo, porque la silla es un complemento que refleja más que ningún otro la combinación natural de función y estética.

¿Pero cuáles son las sillas más icónicas? Enumerarlas todas sería tarea casi imposible, así que hemos seleccionado algunas.

#Egg Chair, Arne Jacobsen

La Egg Chair –de Arne Jacobsen, uno de los padres fundadores del diseño escandinavo– es el resultado de algunas técnicas innovadoras. Utilizando arcilla, Jacobsen talló el primer prototipo de la silla en su garaje. Luego realizó la estructura con una robusta carcasa de espuma, y nació una silla con una forma única, capaz de brindar privacidad sin aislar por completo. La Egg Chair es cómoda y envolvente y destaca por sus formas escultóricas y abundantes.

#Wishbone Chair, Hans Wegner

La Wishbone Chair, del diseñador danés Hans Wegner, está inspirada en los retratos de comerciantes daneses sentados en sillas chinas de la dinastía Ming. La silla está compuesta por una estructura de madera maciza curvada mediante vapor y un asiento hecho de cuerda de papel trenzado. Para sostener el respaldo Wegner desarrolló la característica forma en Y –que recuerda a la forma de una clavícula, de ahí su nombre– que aporta ligereza y elegancia.

#Panton Chair, Verner Panton

La Panton Chair, diseñada por Verner Panton en 1960, es un icono del diseño del siglo XX . Fue la primera silla del mundo que se reprodujo a partir de una sola pieza de plástico moldeado en forma de S. Su diseño nace de la idea de crear una silla de plástico apilable.

#Jacobsen Series 7 Chair, Arne Jacobsen

La Jacobsen Series 7 Chair, otra pieza firmada por Arne Jacobsen, es una evolución de su modelo anterior Ant Chair, con la que guarda cierto parecido. Es una silla apilable que consta de dos piezas, con asiento en chapa moldeada a presión. Su fabricación sumamente económica la convirtió en un icono de masas. De hecho, se la considera la silla más vendida de la historia del mueble.

#PP130 Circle Chair, Hans Wegner

La PP130 Circle Chair de Hans Wegner es una chaise longue con respaldo formado por un entramado de líneas que tiene una estructura de madera de fresno con asiento extraíble, y cojines reposacabezas tapizados en tela. Según Wegner el círculo era la forma más simple y elegante de todas, por lo que diseñó una silla que reproducía sus líneas. La PP130 Circle Chair, a pesar de las dificultades encontradas en su fabricación, resultó ser uno de los diseños más reconocidos de Wegner.

#Pelican Chair, Finn Juhl

La Pelican Chair, de Finn Juhl, refleja el interés del diseñador por el surrealismo. La silla, una de las piezas más innovadoras del diseñador, destaca por la forma inusual del respaldo, con sus líneas suaves y orgánicas, que recuerdan a un pelícano.

#Flag Halyard Chair PP225, Hans Wegner

La Flag Halyard Chair, de Hans Wegner, es un homenaje a las ideas de los primeros arquitectos modernistas, como Le Corbusier, Mies van der Rohe y Marcel Breuer. Aunque tiene un aspecto bastante futurista, la idea básica se concibió en una calurosa tarde de verano, mientras Wegner intentaba cavar un asiento cómodo en la arena. Los primeros bocetos se inspiraron en aquellas ideas concebidas en la playa.

#Louis Ghost Chair, Philippe Starck

La Louis Ghost Chair, diseñada por Philippe Starck para Kartell, es un triunfo posmoderno de la innovación técnica y del estilo histórico. Irónica, elegante y translúcida, la Louis Ghost Chair reinterpreta las líneas barrocas del clásico sillón Luis XVI con una estructura completamente de plástico y un cómodo respaldo ovalado en forma de medallón.

#Chair 69, Alvar Aalto

La Chair 69, silla heredera del icónico taburete Stool 60, es una de las piezas más populares producidas por Artek. Diseñada por Alvar Aalto, es una silla universal de madera que, a través de sus línea, transmite resistencia y estabilidad, sin dejar de ser elegante.

#Spanish Chair, Børge Mogensen

La Spanish Chair, de Børge Mogensen, vió la luz tras un viaje por Andalucía, durante el cual Mogensen se fijó en las sillas tradicionales –de reposabrazos anchos y amplias dimensiones– de influencia islámica. La estructura de madera revela un diseño robusto y un carácter duradero, mientras que el asiento y el respaldo de cuero enfatizan su carácter geométrico, rústico y refinado al mismo tiempo.

Estas sillas son verdaderos iconos: objetos de deseo que forman parte hoy del imaginario colectivo, complementos indispensables –para la cocina o el comedor– y también piezas distintivas y símbolo de estatus, que declaran la pasión por el mundo del diseño creativo de quien las posee.


Eleonora Montanari