Madrid arde. De hecho, es una realidad tan palpable que ha dado nombre a infinidad de series, libros y marcas de ropa. Pero quien vive el verano cosmopolita en la capital sabe que hasta las ocho, mejor no asomar la cabeza por las grandes avenidas… Aunque si la causa lo merece, siempre se puede hacer una excepción.

Y quizás por eso estamos aquí, en una de las cafeterías más conocidas de todo Madrid, conversando junto al aire acondicionado, con una limonada casera bien fresquita y esperando a que los grandes portones rojos nos digan «venga, pasad».

Porque hoy venimos de estreno: «Desde el sofá» se estrena en el Teatro Lara. Hace unos días pudimos hablar con el director Emmanuel De Martino y con la actriz y protagonista Gisela Novais y una de sus frases no para de dar vueltas en mi cabeza mientras nuestros pasos se dirigen hacia la sala Lola Membrives: «la consciencia de vida nos da consciencia de muerte«.

Y es verdad, porque si hay una afirmación más certera en el mundo es que todos nos vamos a morir. Ricos, pobres, famosos, no famosos, hombres, mujeres, perros, gatos… Todos. Y puede ser mañana o dentro de cuarenta años.

Por eso, pongámonos en situación y digamos que nuestra vida es la de una persona normal: tenemos un trabajo que nos gusta y nos pagan bien (aunque esto quizás no es tan normal), un piso, un móvil grande, redes sociales – incluida Tinder-, amigos y una madre que nos llama preocupada si un día se nos olvida llamarla por lo que sea. Pero de repente, nuestra vecina Gertrudis se muere. Así, de sopetón. Y entonces una se da cuenta de que: «joder, es que yo también me puedo morir mañana».

Esa noche no puedes dormir. Principalmente, porque empiezas a darle vueltas a todo. ¿Mi existencia tiene sentido? ¿Hago todo lo que quiero? ¿Soy feliz? Y de la nada, te das cuenta de que un día pensabas que tu vida estaba completa y al día siguiente no. O sí. Eso dejo que lo descubráis vosotros porque si algo tengo claro es que tenéis que venir a verla.

Y lo digo en serio. Tenéis que venir a verla. Porque reflexionaréis, pero también os reiréis mucho, incluso os emocionaréis. ¿Principalmente? Porque todes somos Anna. Y también porque sentirse identificado es más fácil que enfadarse con el final de Juego de Tronos.

«Desde el sofá» es un monólogo, ojo al dato, con canciones originales sobre la vida, la muerte y el ser humano. Es todo un espectáculo de versos hilados, juegos de luces, notas dadas al tono correcto y una naturalidad por parte de Novais incandescente que os dejará sin habla.

Es un trabajo de sobresaliente que recae sobre la dirección de De Martino y sobre la ejecución de Novais. Un cóctel perfecto de armonías que se fusionan a la perfección en una obra que llega justo en el momento indicado.

Así que, sí, solo me queda decir «pasen, vean y disfruten de ‘Desde el sofá’ en el Teatro Lara», porque no os arrepentiréis. Eso seguro.


Equipo ARTÍSTICO

Reparto: Gisela Novais

Equipo TÉCNICO

Dramaturgia y dirección: Emmanuel De Martino

Diseño de arte: Fernando Muratori

Arreglos musicales: Martín Mazzón

Diseño gráfico: Lucila Gejtman

Fotografía: Jesús Mayorga


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.