Porque sí, se puede usar tanto de día como de noche, no mancha y se puede mezclar con otros principios. Estas son los beneficios plus de la Vitamina C y las razones por las cuales se convertirán en tu mejor aliado.

Urbanitas, si hay dos conceptos beauty que levantan los nervios de los más miedosos son el retinol y la vitamina C. ¿Tiene sentido? Mientras que la primera es totalmente segura, aunque suele requerir un período de adaptación, con la segunda esto no ocurre y, ambas, aportan numerosos beneficios a la piel.

No obstante, para resolver dudas, los expertos resuelven estos mitos alrededor de vitamina C que, en muchas ocasiones, frenan a la hora de comprar un producto, cuando es ese ingrediente que, como dice la doctora en medicina estética María José Burgués: Es uno de los principales alimentos que debe tener cualquier

#1 No se puede usar por el día/noche X – falso

Raquel González, directora de educación de Perricone MD, lo dice alto y claro: “La vitamina C no solo se puede usar tanto por el día como por la noche, sino que se debe hacerlo; usada en ambas ocasiones, potenciaremos sus beneficios rejuvenecedores y despigmentantes”.

Los expertos recomiendan incluirla en ambos momentos en la rutina facial, pudiéndose utilizar tanto por la mañana, cuando trabajará como principio antiedad (fomentando la producción de colágeno y elastina), antioxidante y como despigmentante, aportando además luminosidad al rostro para toda la jornada. Y lo podremos contemplar también en la rutina de noche.

Hay quienes no lo hacen como método de ahorro de producto, porque lo que les gusta de este principio es el glow que aporta a la piel y no consideran necesario este efecto por la noche, cuando vamos a dormir. “La realidad es que por el día será un poderoso antioxidante que nos protegerá de agentes como la contaminación, mientras que por la noche, cuando más se regenera, potenciará la producción de colágeno para una piel más joven”; añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

#2 La vitamina C irrita X – falso

Una de las preguntas más comunes que se le realiza a los expertos es preguntar si la vitamina C puede irritar la piel. Y según Bella Hurtado, directora técnica de Aromatherapy Associate, hay tipos de pieles en las que podría aparecer rojeces, pero la mayoría de las firmas trabajan actualmente con vitaminas C estabilizadas que aguantan en perfecto estado hasta 12 meses.

De hecho, parece ser que no solo no irrita, sino que puede ser una precursora de todo lo contrario, resultando útil para evitar reacciones en la piel. “La vitamina C tópica de hecho influye en la prevención de procesos inflamatorios. Además, al promover la producción de colágeno y elastina, hace la piel más resistente”, añade de nuevo una experta de Omorovicza, Estefanía Nieto, directora técnica de la firma húngara.

#3 No se debe mezclar con principios como la niacinamida X – falso

Del punto anterior viene justamente éste. El concepto de que la vitamina C no se lleva con otros principios como puedan ser la niacinamida tiene su origen en los inicios de ambos principios aplicados a la piel. “Es cierto que hace años, cuando no existía una buena estabilización de estos principios, no trabajaban bien en conjunto, pudiendo producir reacciones en la piel. Ahora trabajamos con activos altamente estables y esto no ocurre. De hecho, en muchos casos recomendamos combinarlos, puesto que pueden cruzar sinergias y ser eficaces para calmar y mejorar la luminosidad de pieles sensibles, explica Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour.

#4 La vitamina C produce manchas en la piel X – falso

Volviendo a los inicios de la vitamina C, cuando no era estable, ésta podía causar irritaciones que sensibilizaban la piel y la hacían más vulnerable a la radiación solar, aspecto que ya no ocurre. Si en algo coinciden todos los expertos, es que lo que mancha no son los principios activos, sino el propio sol, sobre todo cuando lo tiene más fácil, en estos momentos de hipersensibilidad. “En cambio, la vitamina C protege del sol al ser antioxidante y revierte sus efectos con su poder despigmentante. Esto no implica que no haya que usar SPF cuando se utiliza Vitamina C, la protección solar es esencial siempre y es el mejor antiedad que podemos utilizar”, concluye la experta de Perricone MD, Raquel González.

#5 Versiones de vitamina C estables OK

Casi todas las firmas trabajan ya con principios estables tratando este activo en laboratorio para que no sea irritativo, para que penetre mejor en la piel -por ejemplo, haciéndolo liposoluble para que sea más afín con las diferentes capas-, y para que dure mucho más. Tres versiones de vitamina C que cumplen con esto y que se deben localizar en los ingredientes del producto son el Tetrahexildecil Ascorbato, el Ácido Ascórbico Etilado -muy importante que sea etilado- y el Sodium Ascorbil Phosphate.


#1 Suero ultra potente de vitamina C al 30% a partir de Ácido Ascórbico Etilado, de Medik8 (91,50 €/ 30 ml).

#2 Este suero es perfecto para pieles sensibles. Contiene vitamina C a partir del extracto de camelia, de Boutijour (90 €/ 40 ml).

#3 Suero-leche diaria de vitamina C a partir de Sodium Ascorbil Phosphate, de Omorovicza (105 €/ 30 ml).

#4 Crema hidratante con Tetrahexildecil Ascorbato y SPF, de Perricone MD (75 €/ 59 ml).


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".