Durante varias décadas del siglo pasado, el western fue uno de los géneros más importantes del cine. Directores como John Ford, Sergio Leone, Sam Peckinpah, Howard Hawks o Anthony Mann fueron algunos de los cineastas que crearon escuela. El western acaparaba una gran variedad de temáticas desde las grandes aventuras al llanero o pistolero solitario. Dentro del género se crearon varios tipos de Westerns como el crepuscular, el Spaghetti western (italiano), el neowestern (western contemporáneo)…

Sin embargo, este tipo de películas agotaron al espectador a partir de la década de los 70. Desde entonces, han surgido películas muy buenas e incluso obras maestras, pero no se han producido con tanta frecuencia como en su época dorada. Es el caso de uno de los estrenos del año, protagonizado por Tom Hanks titulada Noticias del gran mundo. A continuación, os selecciono una lista de westerns para disfrutar de este género que ha quedado en el olvido.

La diligencia (John Ford, 1939)

Una de las películas más importantes de la historia del cine y una de las primeras que inauguró el género del que hablamos. También supone la aparición de John Wayne. Seguimos la historia de un grupo de variopintos de personajes en una caravana que durante el trayecto serán atacados por unos apaches.

Hasta que llegó su hora (Sergio Leone, 1968)

Ver esta cinta es toda una experiencia cinematográfica desde el maravilloso inicio hasta el triste final. La película contiene algunos de los momentos y planos más referenciados. La música maravillosa de Ennio Morricone, la construcción de escenas, el estilo visual, las interpretaciones, el formato estirado de la pantalla que abarca la totalidad de los escenarios… todo es espectacular. Sergio Leone es su director, fue el creador del Spaghetti Western y tiene otras películas igual de maravillosas como ¡Agachate, Maldito! o El bueno, el feo y el malo.

Sin Perdón (Clint Eastwood, 1992)

En una década donde los western eran cada vez más minoritarios con excepciones como La puerta del cielo (1980) o El jinete pálido (1985). Eastwood, otro de los actores que se forjó poniendo cara a pistoleros impasibles dirigió una de sus mejores películas. Una historia de venganza, donde el protagonista después de haber prometido abandonar la violencia, decide armarse para vengar la muerte de su amigo. Gene Hackman, Morgan Freeman y Clint Eastwood son el trio protagonista.

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (Andrew Dominik, 2007)

Quizás sea el primer gran western del siglo XXI. Lo original de la película es que remodela el género llevándolo a un terreno más romántico, pero no en el sentido amoroso. Sino como relato poderoso. Se nos narra la muerte del mayor bandido de Estados Unidos, interpretado por un colosal Brad Pitt al que acompaña un no menos magistral Casey Afleck. Fotografía, música y guion combinan a la perfección.

Django Desencadenado (Quentin Tarantino, 2012)

Una de las películas que me hizo amar el cine. Recuerdo verla en el cine y «flipar» con las imágenes, los diálogos y las escenas. Heredera del Spaghetti western más sangriento, Tarantino decidió cambiar la historia de los Estados Unidos a través de un esclavo que consigue la libertad y se venga de los esclavistas. Todo un deleite.

La balada de Busters Scruggs (Joel y Ethan Coen, 2018)

La incursión de los directores de Fargo en el lejano oeste es una historia episódica con diferentes personajes. Una comedia salvajemente divertida y con el humor característico de sus creadores. Muy recomendable.

Os invito a ver las películas que os he propuesto para descubrir un género invisible hoy en día, pero que en su momento fue todo un boom. Y quien sabe, a lo mejor se vuelve a poner de moda sustituyendo al cine de superhéroes que puebla cada estreno en nuestros días.


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?