¿Pensabas que el maskné era el único efecto secundario? Lamentablemente no, urbanita. La llegada del frío y el uso de las mascarillas traen un nuevo concepto a nuestra vida -y a nuestra piel- y seguro que ya lo estás experimentando: el maskstress.

Y puede que estés pensando: ¡lo que me faltaba! Y con toda la razón, pero tranquila, porque Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty, nos explica qué es el maskstress y cómo evitarlo.

Nunca estuvo la piel tan estresada como ahora. Y la culpa se le puede echar a la pandemia. El uso de la mascarilla protectora obligatoria facilita que se cree un microambiente en el rostro que está caracterizado por un aumento de la humedad, de los niveles de CO2, de la temperatura y del número de bacterias y microorganismos procedentes de la boca y el sistema respiratorio.

En contacto con nuestra piel, esta situación acarrea distintos problemas y los más usuales son la inflamación, la irritación las rojeces y el acné. Y lo que la piel ha vivido hasta ahora no es nada comparado con lo que viene.

Además… ¡Cuidado! Con el descenso de las temperaturas el problema empeora, ya que cambiamos constantemente de ese microambiente húmedo propiciado por la mascarilla al calor seco de la calefacción al llegar a casa y retirarla.

Escoger nuestra hidratante (a conciencia) es más importante que nunca

En definitiva, una coctelera de condiciones que no nos hace ningún favor. Por eso, escoger nuestra hidratante (a conciencia) es más importante que nunca. ¿La clave? Escoger una con componentes humectantes potentes, o lo que es lo mismo componentes que ayudan a humedecer la piel y a preservar mejor nuestra hidratación.

#DiccionarioDeHumectantes

#Ácido Hialurónico. El tamaño sí importa y cuanto mayor peso molecular tenga, mejor en este caso ya que crea una película permeable que mantiene la piel elástica y lubricada. Por el contrario, el de bajo peso molecular (aparece en las etiquetas como ácido hialurónico hidrolizado) es básicamente una molécula de ácido hialurónico de tamaño normal cortada en partes para favorecer la penetración de estas en la piel.

#Ácido Láctico. Es un ingrediente imprescindible que se encuentra en el Factor de Hidratación Natural de la piel. En dosis bajas actúa como humectante y en dosis altas tiene una acción exfoliante.

#Glicerina. Es el humectante más conocido y se le considera el ingrediente de referencia. Solo hay que tener cuidado con las dosis altas, que dejan una sensación pegajosa en la piel.

#Propanodiol. Es similar a la glicerina, pero tiene una textura más atractiva para la piel.

#Saccharide Isomerate. Es un azúcar presente en distintas plantas y tiene la particularidad de ser capaz de unirse a las moléculas de agua de la piel garantizando la hidratación durante 72 horas y mejorando el estado de la piel.

#Sodium PCA. También conocido como carboxilato de pirrolidona de sodio, es otro de los componentes del Factor de Hidratación Natural y el responsable de dejar ese aspecto de tez fresca e hidratada.

#Sorbitol. Otro ingrediente estrella conocido por su capacidad para extraer la humedad del aire. Solo habría que evitarlo en lugares de humedad extremadamente baja como el desierto o el interior de los aviones.

#Urea. Aporta una sensación muy reconfortante cuando se extiende y es rica en nitrógeno, por lo que estimula la síntesis de proteínas clave para la piel.

#EnTuArsenalBeauty

Urbanita, ahora que tienes la teoría es hora de llevarlo a la práctica. ¡Y sabemos cómo! Ficha alguno de estas cremas en tu arsenal beauty. Nos lo agradeceras… ¡Y mucho!

Ideal Moisture Level Serum, de Twelve Beauty.

Crema hidratante Hydragenist, de Lierac

Tratamiento hidratante Hydraphase Intense Ligera, de La Roche Posay.

Hydrance BB-Ligera Emulsión Hidratante Spf 30, de Avène.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".