Carrie Bradshaw siempre será un icono de moda y estilo. Sus looks arriesgados, atrevidos, elegantes… nunca han pasado desapercibidos. Apasionada de los Manolo Blahnik. Nos enseñó que en moda todo vale. Todo esto gracias a Patricia Field, la estilista de la serie que sin duda nos ha regalado looks icónicos en la figura de Carrie. En el artículo de hoy vamos a hacer un repaso de los grandes estilismos que ha llevado la protagonista de “Sexo en Nueva York” a lo largo de las seis temporadas de la serie.

#Minifalda de tul

Seguro que te acuerdas de la canción que aparecía al principio de cada capítulo de la serie. Entre fotogramas de Nueva York aparecía Carrie con esta minifalda de tul blanca y una camiseta básica de tirantes de un color rosa claro. Así es como Carrie Bradshaw le demostró al mundo con este outfit que las faldas estilo ballet clásico podían ser tendencia. Después de unos cuantos años todavía recordamos este mítico look que ha pasado a la historia como uno de los más icónicos de la serie. Aunque posteriormente la volvimos a ver otra vez con una prenda de tul pero esta vez en color verde y de una largura midi.

#Vestidos blancos

Un vestido blanco es un básico en cualquier armario. A lo largo de la serie la vimos lucir numerosas veces esta prenda de distintas maneras. Los complementos hacían sus looks únicos. Y los tacones de infarto nunca faltaban. Y mucho mejor si eran unos Manolo Blahnik. La tendecia de llevar camisas blancas oversized a modo de vestido era algo que ya le vimos a Carrie en la serie. Se las quitaba a Big. Y le daba su toque más personal y glamuroso, como siempre, con un cinturón marrón de Hermès. Aunque si nos tenemos que poner a elegir, el vestido drapeado blanco con toques dorados y una gran flor blanca en uno de los hombros es, sin duda, nuestro favorito.

#Vestido Newspaper

La de veces que hemos visto bajar a Carrie las escaleras del portal de su apartamento en Perry Street…y siempre radiante y espectacular con cada uno de sus looks. Este vestido con un estampado que nos recuerda a las hojas de papel de un periódico lo lució la protagonista en un episodio crucial de la serie. El mítico vestido Newspaper creado por John Galliano para Dior dio la vuelta al mundo. Y por supuesto combinado con unos tacones negros, unos perfectos Christian Louboutin.

#Traje blanco

Ya lo decía en la serie Carrie que las tendecias van y vienen. Efectivamente, los trajes han sido una tendecia que hemos visto mucho estos últimos años. Carrie ya los llevaba en serie los años 90. Traje blanco y ese toque de elegancia lo conseguía combinándolo con unos tacones y un clutch. El toque único lo consigue la corbata negra. Y es que de marcar tendencia bastante sabía la gran Carrie, con la ayuda de Patricia Field. Ella ya apareció en la serie con el Saddle Bag de Dior y es que este modelo sigue siendo uno de los más icónicos de la marca de lujo.

#Básicos no tan básicos

Si algo nos gusta del estilo de Carrie es que en sus looks no había reglas. Mezclaba diferentes estilos o prints. Desde luego que demostró que no había estampado que se le resistiese. Era capaz de llevar un abrigo y unas sandalias a la vez. Sus looks más básicos gracias a los complementos se volvían diferentes y únicos. Esto se refleja en este outfit en el que pasea por las calles de Manhattan con un little black dress.

# Icónico vestido de novia 

No podemos dejar de mencionar el traje de novia que llevo para su no boda. El diseño venía de la mano de Vivienne Westwood.  Palabra de honor, en color blanco y marfil, de satén y con mucho volumen, así era el espectacular vestido de novia que Carrie eligió para “casarse”. Y por supuesto, un gran tocado azul en la cabeza que no la hacía pasar desapercibida.

Sin duda Carrie Bradshaw siempre fue una auténtica trendsetter. Grandes marcas y diseñadores de lujo como Dior, Versace o Louis Vuitton vistieron a la protagonista de una de nuestras series favoritas. ¿A quién no le gustaría tener el vestidor de Carrie Bradshaw?


Patricia Simón

En camino de convertirme en periodista. Me apasiona la moda y aún más escribir sobre ella.