¿Cuántas veces hemos visto a la Leticia caminar con un look sporty-chic? Algunos no recordamos haber visto una aparición suya con una sudadera. Sin embargo, el look de un sweater y unas mallas ciclistas combinadas con unas zapatillas y un buen bolso como accesorio, ha sido el look más imitado durante años. Y sí, no hablamos de Leticia, ni de otra famosa, hablamos de Lady Di. Las pistas eran sencillas.

Revolucionar el mundo de la moda no era su trabajo dentro del mundo de la Corona, pero lo hizo sin querer. Esta impecable, inteligente y entregada mujer, era ante todo, muy humana. Rasgos que hacen a una persona real son el daño y la honestidad. Ella se dejaba ver pese a todo y sus looks contaban historias que no sabías.

Reevenge Dress (El vestido de la venganza). Es el clásico por el que hemos d tratar si es Lady Di. El 29 de junio de 1994, Carlos (su marido), confirmó a la televisión nacional que había sido infiel. Justo ese día, ella estaba invitada a un evento festivo. Ante aquella situación, podría haber negado la invitación y pasar la lidia de una infidelidad sola en casa. Pero no, ella decidió ponerse un vestido sexy que nunca antes se le había visto en las apariciones y destacó entrando sin miedo a ser señalada. Además, se saltó las normas Royal, de la realeza: «Nunca usar el negro, salvo para el luto». Tampoco «enseñar tanto». Rompió ambas con este diseño de Christina Stambolian. Ahí estaba ella y no tenía por qué esconderse.

Lady Di en Pinterest

Primera aparición como prometida del príncipe galés. Con solo 19 años tuvo que elegir vestido para este acontecimiento. Un vestido negro y sin mangas fue el que la cautivó. Esto, al parecer, no le gustó mucho a su futuro marido. En uno de sus muchos testimonios, ella contó la respuesta de Carlos tras decir que estaba lista. «Y él me dijo no irás con ese vestido negro, ¿o sí?». Continuó: «Es negro. no se viste de ese color si no se está de luto». A lo que ella, muy educada y maduramente a su temprana edad, respondió: «Sí, pero yo soy parte de tu familia aún». Después, su testimonio acababa con un «Para mí el color negro era el mejor que podrías elegir a los 19 años. Era un vestido de adulta».

Getty Images

El día que se hizo saber la pedida de mano. Poco antes de ese vestido negro tan elegante e ideal, hubo una pedida de mano (1981). La prensa, claro está, se enteró y miles de periodistas fueron a capturar esa imagen. Ella lucía un traje de chaqueta azul. También se puede ver el animo de zafiro y diamantes con el que Guillermo, años después de todo lo ocurrido, pide matrimonio a Kate Middleton. Tras el divorcio, ella confesó que días previos a la boda, lloraba desconsoladamente en la cama, dado que sabía que no la quería, (él mismo se lo dijo a ella días antes). Todo pudo mejorar o no, lo que sí es cierto es que sus testimonios siempre fueron de lo más duros.

Getty Images

Una vuelta a lo Travolta. El actor, ella y una pista de baile dentro de la Casa Blanca. Un vestido azul oscuro aterciopelado bailaba con ella y flotaba en el aire. Su diseñador fue Victor Edelstein y la pieza se subastó en 2013. Además del vestido, esta imagen pasó a ser historia de archivo (fotográfico). Después de mostrarse tan tímida y a veces sonrojada con el acercamiento de la prensa, llegaron los maravillosos ochenta, que la llenaron de energía y se reflejaba, porque solo hay que ver sus fotos para entender un antes y un después de Lady Di.

Getty Images

¿Qué podemos decir? Cuanto más la conocemos, más nos gusta este icono. Daba igual verla con ropa de deporte y un Dior en la mano. ¿Sabías que el modelo Lady Dior es por ella? Diseñado para ella en especial. Nos encanta saber historias sobre ella y su ropa. Su diseñadora por excelencia fue Catherine Walker, que falleció en 2010 después de haber vestido a Diana durante maravillosos 15 años. Unos diseños especiales, que se amoldaban a su cuerpo y personalidad. Elegantes, con algo diferente, coquetos y de realeza. Porque así fue y sigue siendo a día de hoy en nuestro querido New Fashion; un icono y fuente de inspiración.


Carla Pérez Martínez