Son cada vez más las personas que deciden sumarse a cuidar su piel a través de la exfoliación. Pero, todavía son muchos los secretos que se desconocen sobre los exfoliantes faciales que, si no se usan de manera correcta, hacen más mal que bien en nuestra piel.

Para desvelar los misterios que se esconden tras los exfoliantes faciales, la dermatóloga Anna Ravella (Masderm) nos da las claves para saber la mejor manera de exfoliar nuestra piel sin provocarle daño alguno.

#¿Para qué se usan realmente los exfoliantes faciales?

La exfoliación es la renovación de las células muertas de la piel de forma natural. Pero, en casos como un periodo largo de exposición solar, donde la piel queda muy dañada, podemos acelerar el proceso de exfoliación natural a través de exfoliantes faciales que nos ayudarán a eliminar esas células muertas y así recuperar la hidratación de la piel y disminuir los signos de envejecimiento que nos han aparecido.

#Después de una exfoliación facial, ¿debo aplicarme otro producto?

Cada vez que acabemos con nuestra sesión beauty es recomendable hidratar la piel después de realizar la exfoliación facial con productos como sérums o cremas hidratantes. Pero, la clave es escoger un exfoliante facial adecuado a nuestra piel. Por eso, nuestra recomendación: SCRUBMAS de Masderm.

#¿Se puede usar el mismo exfoliante para cara y cuerpo?

Por poder, se puede utilizar el mismo producto. Pero, al final lo barato sale caro. Invierte un poco más en tu piel y utiliza dos productos distintos, ya que la piel del cuerpo y del rostro es diferente.

Por lo tanto, al igual que utilizamos una crema hidratante diferente para la cara que para el cuerpo, pasa lo mismo que con los exfoliantes. Lo ideal es que el exfoliante corporal tenga unos granos más gruesos que el de la cara acorde a la piel de cada zona del cuerpo.

#¿Cuál es la época del año en la que más sufre nuestra piel?

El verano es la época del año en la que nuestra piel sufre más. Y, todo ello se debe a las muchas horas de exposición solar a la cual está expuesta. Estar morena en verano tiene un precio, y es nuestra piel. No todo iba ser perfecto. Por eso, debemos cuidarla cómo se merece.

Igualmente, no debemos olvidar que durante todo el año nuestra piel también sufre otro tipo de agresiones, como por ejemplo la contaminación, los humos, el estrés, la luz digital de ordenadores o móviles, y por supuesto los rayos ultravioletas, ya que, aunque pensemos que el hecho de que no veamos el sol significa que no nos toca, no es así. Los rayos ultravioletas afectan todo el año a nuestra piel, así que debemos protegerla siempre, cada día del año con un protector solar adecuado.

#¿Qué pasaría si no realizásemos una exfoliación de nuestro rostro de manera continuada?

Pensemos que la piel se renueva constantemente y de forma natural va eliminando las células muertas acumuladas. Sin embargo, podemos ayudarla con productos específicos para mantener una piel sana. Yo aconsejo realizar una exfoliación semanal, y durante la época estival, 2 a la semana.

No corramos el riesgo de entusiasmarnos demasiado. Porque no olvidemos que las opciones más abrasivas pueden incluso arrastrar las grasas y enzimas saludables presentes en la piel provocando daños, inflamación, irritación y acné.


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.