Todo está oscuro. Esto no es un desfile, es un fashion film. Veremos con qué nos sorprende Fernando Claro. La música se apaga. No se oye ni se ve nada. La emoción por ver lo que nos tienen preparado aumenta. Comienza el espectáculo.

Empezamos a ver un vídeo. Una modelo hablando en inglés empieza a preguntarse qué es lo que le hace sentirse libre. Una sucesión de imágenes donde vemos los diferentes modelos de Fernando Claro. Colores azules, verdes, blancos y negros. La alta costura y la moda de la calle  se dan la mano en esta colección.

Imágenes de paisajes, del taller donde se hacen los diseños. Trajes ajustados a la silueta de la modelo, pero también hay modelos fluidos, con transparencias.

Trajes de chaqueta como nunca antes los habíamos visto. Vestidos que nos dejan sin respiración. Uno de ellos es de flecos. La edición del vídeo es increíble.

Green Light comienza a verse en la pasarela. Una colección sencilla, pero completa. 5 son las modelos y los trajes que estamos viendo. Predomina el azul. Un vestido corto de mangas abultadas y una cola de infarto empieza a desfilar. La luz cambia para que se pueda apreciar mejor.

Dos vestidos blancos a cada cual más extravagante y perfecto. El traje de chaqueta que ha salido en el vídeo aparece ahora en escena. Los detalles son increíbles. El segundo traje, también azul aparece. Todas las modelos se dan la vuelta a la vez y se quedan quietas al principio de la pasarela.

Fernando Claro y su hija aparecen para saludar. Se baja la luz. El show ha terminado. Fernando nos ha dado una lección de prendas polifuncionales para cualquier ocasión que se nos presente.

#Green Light, en imágenes


Laura Moro

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual. Me encantan las series, las películas no tanto. Acabaré escribiendo un dramón como This is Us, o siendo community manager porque me flipan las redes sociales.