Fernando Claro con su colección All Season “20.57 LIS” ha demostrado una vez mas en pasarela porque debe mantener su lugar. Esto es el futuro.

Con este nombre, Fernando Claro hace referencia a una sociedad secreta en un futuro hipotético, donde no existe el dinero, y la lealtad y el honor son sus monedas de cambio, con el símbolo de la Flor de Lis, que además se puede ver durante la colección en sus prendas.

Hemos podido ver en pasarela una colección con líneas rectas, pero sofisticadas, grandes superposiciones a lo samurai y prendas XXL. Unos tejidos muy lujosos, con sedas y flecos como grandes protagonistas, que nos devuelven la apreciación del lujo de las cosas hechas a mano. Enamoran sus casacas trenzadas a mano y el uso de los flecos que contrastan con las siluetas más futuristas de algunas de sus diseños. Grandes abrigos a modo de capa, y sofisticados suits ponen el broche de oro a una maravillosa colección.

La familia Claro siempre ha mantenido sus siluetas femeninas, que se adaptan a los cuerpos, pero son los colores lo que hacen de esta colección, una colección más deportiva y urbana. A medida que va desarrollándose el desfile vemos una evolución en los colores, el rosa evoluciona el azul y después al naranja butano, que se acaba fusionándose con el blanco.

Esta firma sevillana apuesta un año mas por los sombreros cordobeses de Fernández y Roche, sombreros artesanales hechos a mano, que son ya sin duda,  complemento insignia de la firma y sus desfiles. Este año, además, cuentan con la firma de gafas RETROSUPERFUTURE, gafas fabricadas en acetato de celulosa hechas a mano una a una por artesanos del Valle di Cadore, en Italia.

Fernando Claro sabe que para que un desfile sea perfecto, acorde al estilismo debe ir el resto y es por ello por lo que acompaña su colección con uno de los peinados que sin duda será tendencia este año, perfectas coletas pulidas y extralargas, sincronizadas con un maquillaje donde los ojos son los grandes protagonistas y el maquillaje se centra en ellos. 

Un desfile que te traslada a un futuro hipotético donde todo es posible, Fernando Claro nos deja ver una pincelada de como seria el suyo, donde la tradición y el futuro siempre deben ir de la mano.


Patricia Villar