Hay libros que llaman la atención sobre la estantería. Y también que te cambian la percepción de lo que conocías (o de la vida, si nos ponemos intensitos). Pero, ¿os habéis preguntado alguna vez que es ‘Todo lo que necesita ser dicho? Porque aunque sea una pregunta muy ambigua, ya que puede abarcar grandes ámbitos, el periodista y escritor Fernando Delgado sí lo ha hecho.

A título personal y como si de una reflexión se tratara. Este libro es un ejercicio de elegante periodismo literario para denunciar sin tapujos la doble moral sexual y de costumbres de la Iglesia católica.

Hablamos con su autor, y no podemos evitarlo…

¿Qué es lo que te ha llevado a escribir un libro así?

Si te soy sincero, la calidad de interiorización, no como si fuera un diario personal, pero sí en el relato público y personal. He publicado otros libros y no me preocupaba gran cosa; pero finalmente quise hacer un libro de estas características.

El papa Juan Pablo II era verdaderamente irritante y áspero. Por lo que no era interesante y lo dejé hasta que desapareció Benedicto XVI en helicóptero. A lo largo de mi vida he visto papas difuntos, pero nunca papas que dimitieran. Eso me inquietó y luego apareció el nuevo Francisco. Siempre me ha parecido alguien interesante, sencillo y bondadoso, con buena cabeza y eso me permitía rematar ese título.

¿Por qué?

Porque el resumen que había hecho de cómo se vivía la sexualidad y la homosexualidad con la religión, incluyendo la propia visión de los homosexuales con Dios, me parecía algo que nunca antes se había escrito. Al principio, publicarlo no me preocupaba, luego sí. Imagino que también sería por la edad. Toda la vida he sido homosexual y si te preocupabas demasiado por eso, no podrías llegar a ámbitos profesionales como el mío. Y mi biografía no es que sea escandalosa, pero si alguien pensaba algo de mí, pues que lo pensara porque mi espíritu siempre ha sido el que es.

«Si alguien pensaba algo de mí, pues que lo pensara porque mi espíritu siempre ha sido el que es»

¿Te han dicho que es un libro polémico?

No sé si lo dirán, pero lo que creo es que hay personas con una religiosidad personal bastante fuerte. Y eso influye en lo que piensen en ‘Todo lo que necesita ser dicho’, lógicamente.

¿En España especialmente?

Sí, y en Italia, aunque ellos son más socarrones. 

¿Dirías que el título es una clara declaración de intenciones?

Realmente, ‘Todo lo que necesita ser dicho’ copa muchos terrenos de la vida y permite un campo de reflexión sin que necesariamente sea una salvajada para nadie. Pero quien peor lo tiene es la iglesia católica porque esta llena de frailes, obispos y curas que atacaban a los niños, haciendo uso de esta homosexualidad mientras predicaban y predican lo contrario. 

«‘Todo lo que necesita ser dicho’ copa muchos terrenos de la vida y permite un campo de reflexión sin que necesariamente sea una salvajada para nadie»

En el capítulo en el que hablas del amor, también hablas de la guerra, ¿también del Estado?

No creo que el amor tenga que ver necesariamente con la política, pero sí que hay gente que quiere politizar el amor. Eso es aberrante. Antiguamente, lo pudieron hacer los comunistas, pero no pudieron y lo hicieron los fascistas. El amor como negociación, el amor como trasferencia negativa es putrefacto. Pero soy de los que piensan que el amor, incluso cuando hay discrepancias políticas, puede existir. No es común. Pero puede ser posible. 

¿Y dirías que sociedad esta hipersensibilizada?

No, lo que la sociedad está es hecha una mierda. Está absolutamente desestabilizada. Vivimos en un proceso de catástrofe tremendo. Ahora nos ha tocado vivir un momento complicado, y estamos viendo cómo en algunos lugares la gente se muere en las calles, mientras en determinados espacios políticos algunos imbéciles, en vez de depositar confianza en la sociedad, intentan satisfacerse de ella. Y esto es lo peor.

«Hay gente que quiere politizar el amor»

No tiene por qué ser desde el plano político; pero ahora mismo… ¿Cómo ves la situación?

Yo ya no creo ni en la religión ni en la política. Creo que la verdadera religión y la política es la economía y la medicina.

Bueno, pero la esfera económica está siendo y será uno de los ámbitos más afectados. Entonces, ¿piensas que es por una mala gestión política o por la propia implantación del sistema económico que tenemos hoy en día?

Por la propia implantación del sistema económico y también por la negligencia de la política. Quiero decir, la política podría ser una forma de religión y está desnaturalizándose de un modo bestial. 

«Creo que la verdadera religión y la política es la economía y la medicina»

Además, ‘Todo lo que necesita ser dicho’ es un libro muy rico en citas de autores. ¿De las que te han ido curtiendo a lo largo de tu vida?

Todo eso lo he hecho con la mayor humildad y sencillez posible, pero afortunadamente he estado muy cercano a las mujeres y ellas para mí han estado presentes en todos los ámbitos. Eran trabajadoras y muy activas. Eso siempre es inspirador. 

Hay una frase que me gustaría destacar del libro: “Mejor vivir vida que morir muerto”.

Tiene cierto punto poético, si lo piensas; quizás porque yo soy poeta. En definitiva, creo que es la conclusión de la propia vida, porque la vida se acaba. 

¿Crees que después de la vida hay algo más?

Hay mucha gente que opina que sí, yo creo que no.  Todo se acaba con nosotros. Nada es nada, aunque puede que la naturaleza alcance a recuperarnos y por lo menos servimos para hacer crecer un árbol. 


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.