Hay quien piensa que quien no arriesga no gana, y para Manuel García Madrid, la moda se basa en eso. Desde 2006 encarna el alma de García Madrid, y ahora, con la cabeza en la actualidad tiene claro que su objetivo sigue siendo ser independiente.

Soy…

Manuel García Madrid, alma máter de García Madrid, una marca de sastrería que se creó con la intención de hacer la vida de los hombres y de las mujeres un poco más elegante. Y hago algo mucho más que moda. Me lancé a este proyecto en 2006 con la intención de anticiparme a las necesidades de mis clientes y amigos. Nuestra marca está pensada para hombres y mujeres que buscan elegancia, calidad, diseño y algo que les diferencie. Pero en términos generales, lo que hago es ropa para gente con rollo, que aprecia la calidad, la calidez y, por supuesto, el color azul.

García Madrid…

Es una marca que presta especial cuidado artesanal a los detalles, acabados y tejidos, siempre son de la máxima calidad. Además, ofrecemos colecciones donde se combina lo mejor de la sastrería tradicional con un toque contemporáneo. Mezclamos lo mejor de los dos mundos. Y siempre manteniendo un firme compromiso con la transparencia, la sostenibilidad medioambiental y la responsabilidad social. Todo importa.

Mi lugar de trabajo es…

Tenemos localizaciones exclusivas de producción en la Unión Europea como Portugal, Italia y España. Principalmente trabajo en Madrid, aunque la verdad es que podría trabajar en cualquier parte donde tuviera un lápiz y un papel.

Mis maestros…

Tengo muchos, tantos, que solo te voy a decir que son los profesionales y clientes con los que me he relacionado y con los que trabajo día a día. Además, me inspira cualquier cosa: desde el arte hasta la calle, las personas, las experiencias…

Mis hobbies…

Disfruto con muchas cosas. Si es una comida, algo tradicional, sin salsas. Si es un libro, no podría decirte solo uno, pero El perfume, Cien años de soledad, Viaje al fin de la noche y La conjura de los necios me hacen guardar un buen recuerdo. También me gusta mucho escuchar la lluvia caer, es algo que me relaja; y si me preguntaras por un lugar para soñar, posiblemente te respondiera que mi casa del campo de Portugal o la de Toledo.

Mi objetivo…

Es ser independiente. Hoy por hoy, a veces soy empresario, otras veces diseñador, y otras, las dos cosas al mismo tiempo. No me importa, porque si una cosa tengo clara es que hago lo que hago porque tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta y es a lo que la vida me ha llevado.