Fotógrafo: Dani Piedrabuena

Gonzalo Díez es uno de los protagonistas de ‘El Internado: las cumbres’, la última ficción original que acaba de estrenar Amazon Prime Vídeo. Hemos podido hablar con él sobre su personaje, el rodaje junto al resto de sus compañeros, lo que le gustaría que pasara en una segunda temporada y mucho más. Gonzalo Díez es Julio en ‘El internado: las cumbres’ y esto es todo lo que nos ha contado.

Fotógrafo: Dani Piedrabuena

¿En qué momento decidiste que querías dedicarte al mundo de la interpretación?

Yo la verdad es que desde pequeño siempre me había sentido atraído por el tema de la interpretación y demás. Desde que vi la película de ‘Los juegos del hambre’ ya dije que quería hacer eso. A los 13 años empecé a formarme en una escuela de Madrid para jóvenes actores que se llama Primera Toma. A partir de ahí ya empecé y para adelante.

¿Cómo llega a tus manos ‘El internado: las cumbres’?

Yo había hecho un casting para una producción que llevaba el mismo director de casting, Luis San Narciso. Para esa serie no daba el perfil pero me dijo “por qué no te vienes a Globomedia para hacer el casting de una nueva que estamos viendo que es El Internado”. Fui a Globomedia, conocí a Luis, me hizo el casting y a la semana siguiente o así me dijeron que me habían cogido.

Cuando leíste ese guion qué fue lo que más te gustó? ¿Por qué decidiste que tenías que participar en ‘El internado: las cumbres’?

Yo creo que a parte de ser un proyectazo en el que se ha invertido mucho, es para una gran plataforma como es Amazon hoy en día. Partiendo de ahí ya quería formar parte de ello. Estamos hablando de una serie que ya triunfó aquí hace diez años, por lo tanto es un proyecto que hace mucha ilusión. Luego en cuanto a los guiones la verdad es que empecé a leerlos y no podía parar, quería ir al siguiente capítulo y al siguiente. Es una serie que a mí me mantiene enganchado de principio a fin. La verdad es que los componentes que tiene de misterio, intriga y demás me resultan muy atractivos.

«Es una serie que a mí me mantiene enganchado de principio a fin», Gonzalo Díez.

Háblanos de tu personaje en ‘El internado: las cumbres’.

Julio es un personaje que al principio no tiene mucho peso en la trama final. Es un personaje que va cogiendo protagonismo según va avanzando la trama. Junto con los personajes de Paz y Eric somos un poco el contrapunto a tanto misterio y tanto drama. Julio es un personaje algo más pasota. Dentro de toda la mierda que pasa en el internado él intenta disfrutar, pasárselo bien, tirar de jurga en cuanto tiene la más mínima posibilidad. Es un chico que es bastante guay, yo creo que mola mucho.

¿Te ha costado mucho meterte en el papel de Julio o dirías que te pareces en cierta manera?

En cierta manera me parezco a él, sí, somos un poco el mismo rollo. Aunque sí que es verdad que yo soy un poco más tímido que él ya que es muy lanzado. Realmente creo que compartimos algunas cosillas en común y eso ha hecho que me sea más fácil entrar en el personaje. Al final yo creo que tanto el resto de mis compañeros como yo hemos sido seleccionados muy bien para representar a nuestros personajes. Cada uno estamos hechos a medida para interpretar a nuestros personajes. Al final eso se pude ver ¿no? Que realmente no hemos tenido mucha dificultad y yo por lo menos me noto muy natural a la hora de verme en la pantalla.

«Cada uno estamos hechos a medida para interpretar a nuestros personajes», Gonzalo Díez.

¿Cómo fue el rodaje de ‘El Internado: las cumbres’ en el País Vasco?

Empezamos a rodar a finales de febrero y  la verdad es que para mí que nunca había hecho un proyecto de estas dimensiones, el hecho de irme allí a una casa a vivir y tal fue una experiencia impresionante. Tuvimos que cortar por el coronavirus cuando decretaron el estad de alarma y tuvimos que volver a Madrid. En mayo volvimos allí y esta vez a una casa rural que había cerca del plato y fue una experiencia inolvidable. Estuvimos ahí todos viviendo juntos y fue una pasada. Se creó una amistad y una química entre todos nosotros que yo creo que se ha notado. A la hora de trabajar es más agradable.

Claro, quería preguntarte precisamente por esa convivencia con tus compañeros

La verdad es que rodar en pandemia realmente el proceso de interpretación es el mismo. Lo que cambia es que claro todo el equipo lleva mascarillas, la comunicación se hace un poquito más pesada, pero más allá de eso hemos estado muy controlados. Nos hacían PCRs semanalmente y estábamos aislados en la casa rural y bien. Ya te digo que la sensación que yo tengo es de familia. Cuando hablo de mis compañeros para mí son como hermanos y a la hora de trabajar eso se nota muchísimo. Al final cuando trabajas con un compañero con el que te llevas muy bien que ya no solo sea actor o actriz, en cualquier tipo de trabajo. Llevarte bien con ellos, tener esa química y ese sentimiento de grupo hace que todo sea muchísimo más fácil.

«Cuando hablo de mis compañeros para mí son como hermanos y a la hora de trabajar eso se nota muchísimo», Gonzalo Díez.

¿Qué fue para ti lo más fácil y lo más difícil del rodaje?

Para mí es como un sueño tan grande que lo disfrutaba todo al 100%. Si algún día llegabas a casa reventado porque habías estado rodando alguna escena a lo mejor de educación física o algo que te pida más tensión, daba igual. Al final estás allí que no te lo crees y en ese sentido todo me ha resultado muy fácil. Más allá de que haya algunas escenas que te comprometan un poquito más a la hora de sentimientos, emociones, escenas más complicadas o menos. En general ha sido todo bastante sencillo para mí.

Ya has dicho que ‘El Internado: las cumbres’  es tu primer proyecto grande ¿cómo ha sido en general la experiencia?

Como te digo la verdad es que ha sido un sueño del que aún no aterrizo. Llevo ya cinco años con una representante pero hasta ahora solo había hecho publi y una obra de teatro en el Valle Inclán y esto es lo primero así grande que hago. No podía haber caído en un sitio mejor con un equipo tan bueno y un proyecto tan bonito. creo que aún estoy asimilando todo lo que he hecho. Sigo sin creerme que haya formado parte de algo tan especial.

¿Qué dirías que tiene de especial ‘El Internado: las cumbres’ para que la gente tenga que verla?

Yo creo que ‘El Internado: las cumbres’ tiene de especial que es una serie que todos los sentimientos que un adolescente puede llegar a sentir en una sociedad actual se ven perfectamente reflejados. Pese a estar en un sitio donde la libertad está totalmente coartada somos libres aún así de sentir y de expresar lo que cada uno siente. Creo que mucha gente se va a sentir identificada con algunos personajes. Y a parte de eso me parece que la postproducción ha sido impresionante. El nivel de la calidad de la imagen, fotografía y todo me parece que es increíble. Yo creo que es una serie que se puede disfrutar mucho.

¿Cómo estás recibiendo la acogida por parte del público?

Bien, la verdad es que las críticas son positivas. Al final es inevitable comparar con ‘El internado’ porque fue una serie que tuvo mucho éxito. Nosotros lo que decíamos antes del estreno es que la gente lo intentara ver partiendo de cero, intentando no comparar. Decimos que son dos series totalmente diferentes y creo que la gente ha acogido bien el proyecto. Los mensajes que llegan son “me ha encantado”, “muchísimas gracias”, “me gusta mucho tu personaje”. Osea que de momento el feedback que estamos teniendo es muy positivo.

Fotógrafo: Carlos Villarejo
Fotógrafo: Carlos Villarejo

Como has dicho ‘El internado’ tuvo mucho éxito entonces quería preguntarte si has sentido esa presión

Sí hombre. Al final yo soy admirador de los actores de ‘El internado’ anterior y dejaron un nivel muy alto. Hoy en día son todos referentes y no solo en España sino también en otros países. Tener la suerte y el privilegio de poder formar parte de un proyecto como el que fue hace diez años conlleva una responsabilidad muy grande. Lo hemos hecho con todo el cariño del mundo y yo siendo plenamente consciente del papel que tenemos. Intentar estar a la altura de lo que un día fue semejante serie.

Todavía no está confirmada una segunda temporada pero, ¿a ti qué rumbo te gustaría que siguiera ‘El internado: las cumbres’?

Ya se puede ver como a medida que avanza la trama los personajes van encontrando su sitio en el grupo para ayudar a Paul y Amaia que son los que llevan todo el tema del misterio y busca a Manu. Me gustaría que se partiera desde una posición de grupo donde todos aportemos algo en mayor o menor medida echando una mano a Paul y Amaia. Alguna tramilla para Julio, pero se lo dejamos a los guionistas (risas).

También has hecho teatro antes ¿dónde te ves más cómodo, sobre el escenario o frente a una cámara? ¿qué te gustaría seguir haciendo?

Las dos formas de interpretación son muy bonitas. He hecho poquillo pero me gustaría seguir haciendo de ambas partes. Al final creo que todo te aporta algo y a nivel profesional cuanto más, mejor. Sí que es verdad que es algo completamente diferente pero las dos por igual son muy bonitas.

A partir de ahora ¿qué tipo de personajes te gustaría interpretar?

Me gustaría interpretar muchos personajes diferentes. Pero yo creo que me lo dicen bastante que suelo tener un look así como un poquito de película de miedo, como una persona inquietante. No sé por dónde voy a salir pero todo es bienvenido.


Paloma Arwen