Harry Styles, a secas. Es un nombre muy british, lo que pasa es que pertenece a un artista tan reconocido, que suena muy familiar. Me parecería bastante extraño que a estas alturas alguien no tuviera ni idea de quién es. Pero, como no es algo imposible, aquí estoy para explicarte quién es esta persona. Y, sobre todo, por qué es uno de los iconos pop más representativos de la última década.

Si nos remontamos a su infancia, solo cabe destacar que nació en Holmes Chapel, un pueblo pequeño de Inglaterra y que, tras esfuerzo y valor, logró hacer su sueño realidad. Con 16 años se presentó al programa The X Factor Reino Unido con la canción Isn’t she lovely de Steve Wonder. Parecía que, en un principio, solo iba a quedar en un intento, hasta que le anunciaron la mejor noticia de su vida. Formaría parte de una boyband llamada One Direction y, sin saberlo, sería una de las mejores de la historia.

Los siguientes seis años de su carrera musical eran un no parar. Compartir la vida con los otros cuatro integrantes de la banda era pan comido al principio. Zayn Malik, Louis Tomlinson, Niall Horan y Liam Payne conformaban el grupo, junto a Harry, y llevaron el género pop a otro nivel. Pero eso es otra historia que podría contar en otra entrada. Los años pasaban, los premios crecían, pero las responsabilidades también. En 2015 Zayn dejó la banda y se rumoreó una posible separación grupal, que no tardó en llegar a principios de 2016. Dándose un tiempo entre los cuatro decidieron comenzar una carrera en solitario. Y es donde la época de Harry Styles como icono pop experimenta un gran repunte en todo el mundo.

Un año después de separarse de sus compañeros publicó su primer disco homónimo, Harry Styles. Todo el mundo temía un estilo muy pop comercial. Lo que no esperaban es lo que recibieron. Un cambiado Harry Styles reaparecía ante los ojos de los espectadores. Canciones como Sign Of The Times o Kiwi han sido, y lo siguen siendo, himnos para todas sus fans. Con esta imagen renovada dejó atrás muchas de las críticas sobre su trabajo en la banda británica y, gente que no apostaba por él tuvo que retroceder. ¿Quién pensaba que un veinteañero que no salía del pop comercial iba a sacar una balada tan espectacular? O que nos iba a dejar sin palabras con ritmos tan rockeros, eso seguro que nadie lo esperaba.

Fine Line llegó dos años después, con muchos más cambios. Se podía notar que Harry estaba mucho más cómodo a la hora de elegir lo que tocar y cantar. Al salir de One Direction solamente sabía cantar y tocar algún instrumento, así que se puso las pilas y aprendió a tocar la guitarra, el piano y la batería, entre otros. Este segundo disco fue otra etapa de su carrera, unos ritmos más movidos, instrumentales y, sin duda, divertidos. Con Watermelon Sugar le posicionó en un espacio mucho más internacional. Probablemente podríamos hablar de que es uno de los temazos de este verano. A esto tenemos que añadirle Adore You, Falling y Golden. Singles del álbum que han sido todo un éxito también gracias a sus videoclips.

Normalmente un artista medianamente reconocido se quedaría con esto. Harry Styles es otro rollo. Para explicar su éxito tenemos que ir a la lista de rankings y los récords que rompe, cada vez más frecuentemente. Con motivo del décimo aniversario de One Direction, el 23 de julio de 2020, obtuvo un millón de likes en la plataforma Twitter, en una hora y un minuto. Posee más de 41 millones de oyentes mensuales en su Spotify, ocupando el puesto número 19 del mundo. La primera semana de vida de Fine Line consiguió 21’5 millones de reproducciones y 510 mil copias vendidas. Si esto no es talento, no sé lo que es entonces. Además de ser uno de los 10 discos más vendidos de 2019, aunque se publicara el 13 de diciembre.

¿Crees que con eso he terminado? Ese no es el espíritu, sigo intentando convencerte de que es uno de los iconos pop más representativos, ¿recuerdas? Esto me lleva a ensalzar su profesión de actor. Sí, lo que lees, actor. En 2017 se subió al barco de la interpretación con la película histórica Dunkerque y, actualmente está en el set de su próximo film; Don’t Worry Darling junto a Dakota Johnson.

¿Y la moda? Te preguntarás. Esa es otra de sus grandes facetas. Durante su época de boyband presentaba un estilo muy básico. Siempre vestía con camisetas, vaqueros, botines, y de vez en cuando con sombreros. Cuando comenzó su época como solista hemos visto florecer a Harry. Outfits que ni en sueños pensarías encontrar en su vestidor. Magazines internacionales como Rolling Stones, L’officiel, Beauty Papers o incluso Gucci, del que es embajador. Es conocido por utilizar y combinar prendas extravagantes y convertirse en un icono de la moda. Además, es uno de los grandes apoyos del gender neutral en la ropa. Junto a otras celebridades como Yungblud o Timothée Chalamet han demostrado que la moda no tiene género y están orgullosos de probarlo. De hecho, se acaba de convertir en el primer artista solista masculino en ser la portada de la revista Vogue.

Otro de los motivos por el que, para mí, tiene el puesto número uno de influencer son las causas sociales. Pero no estoy hablando de influencers de moda que suben tres stories y tienen el trabajo hecho. Sus últimas apariciones se centran en la lucha contra el racismo. Harry ha acudido a numerosas manifestaciones que apoyan el Black Lives Matter, además de contribuir a la causa y siempre predicar un discurso inclusivo e igualitario, sin menospreciar a una comunidad como es la negra. Además, con las polémicas relacionadas con su sexualidad, podemos ver que no es algo importante para él. Se considera muy abierto y, de hecho, nunca ha desmentido o confirmado las dudas sobre su sexualidad. Cuando habla de algún vínculo con alguien no especifica su género. Como también hace con las prendas de vestir. No tiene límites, y para él la moda es un estilo de vida.

«Si veo una camiseta que me gusta y me dicen ‘es para mujeres’, yo pienso: ‘¿Vale? Esto no significa que ahora me la quiera poner menos’”

Finalmente es destacable el porcentaje de dinero que recauda en sus conciertos para donar a organizaciones de caridad. En la gira de su anterior álbum recaudó más de un millón de dólares que fueron dirigidas a organizaciones benéficas que ayudan a personas sin techo y miembros de la comunidad LGTBI víctimas del rechazo y la violencia. Además, para su próximo tour, si se efectúa al final, donará una porción de lo recaudado a organismos locales de caridad en diversas ciudades del mundo. Bajo su propio lema Treat People With Kindness (TPWK)


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.