Hace unos meses Netflix nos ofrecía ver la nueva serie de Ryan Murphy, Hollywood. Sus fieles seguidores se lanzaron a verla, también lo hicieron los más cinéfilos y seriéfilos y muchos otros que se debatían por lo que ver en la plataforma.

Para sorpresa de todos nos encontramos con un relato audiovisual que narraba las proezas de unos jóvenes en el Hollywood de los años cuarenta que trataban de cambiar la historia del cine y cumplir sus sueños. Esto podía ser parte de la sorpresa, pero lo que realmente la fundamenta es el uso del meta cine.

 Empezaremos por distinguir los cuatro tipos de meta cine que existen y así descubriremos lo que es.

#1 Consiste en el uso o recreación de escenas usadas en una película anterior para colocarla en la actual. Con esta acción se consigue dar prestigio a la película a la que se le hace la referencia. (Las múltiples versiones de la escalera de Odessa de El Acorazado Potemkin).

#2 El segundo tipo es uno de los más complejos y que en producción llega a suponer un trabajo doble. Este meta cine se origina cuando se filma una película dentro de la película que estamos viendo. (Érase una vez en Hollywood).

#3 El siguiente consiste en contar la historia de una estrella del cine como la vida de una actriz o de un guionista. (8 ½)

#4 El último se diferencia bastante del resto ya que no llega a tener como tema en sí el cine. Esta forma de meta cine rompe la cuarta pared. Y… ¿Esto qué es? Pues bien, romper la cuarta pared es mirar directamente a cámara convirtiendo a esta en el espectador por lo que el mensaje viaja directamente al receptor, sí ese cinéfilo que está en la butaca del cine. (Annie Hall)

En la serie creada por el autor de Glee y Pose disfrutábamos de la vida y carrera de los artistas y de la filmación de la película en la que se ven involucrados. Además de recreaciones y situaciones reales que se dieron en esa época. Entonces según nuestro estudio anterior podemos decir que la serie de Ryan Murphy abarca tres cuartos de los tipos de meta cine.

Evidentemente una película o producto audiovisual no los tiene por qué abarcar todos y una cinta cuya temática principal no sea el cine en sí puede hacer uso del meta cine.

Mezclando la realidad y la ficción de personajes y tramas, así como de espacios como es el caso “Ace Pictures” la productora ficticia que hace alusión a la Paramount. También se sumerge en temas de índole social como puede ser el racismo y la homosexualidad. El director trata de cambiar el transcurso de la historia del cine haciendo cine, pero eso sí, a través de una serie.


Claudia Salcedo Poch