Es Marisol, el alma máter de Hupit. Con las ideas claras y el alma en el corazón de la tierra. Su historia y su vida, en primera persona. En primera persona.

Yo… 

Como un pequeño libro más que quiere compartir con el mundo una parte de su esencia, con la esperanza de dejarlo un poquito mejor. Y si te soy sincera, siempre tuve claro que era eso lo que quería hacer. Me lancé a ello sin dejar que el miedo me frenase. No sé por qué, pero nunca vi mi futuro como algo inalcanzable.

Hupit…

Existe porque hace falta un cambio en la industria de la moda, un replanteamiento de valores. Tenemos que pensar qué clase de mundo queremos crear y enfocarnos en eso. Y nosotros, como diseñadores tenemos una gran responsabilidad.

Por eso, Hupit se sostiene bajo cuatro pilares fundamentales: ecológica, sostenible, saludable y cruelty-free.

Ante todo…

Tengo claro que tengo un mensaje como diseñadora, y es que belleza puede cambiar el mundo. La belleza vista como algo que inspira, que te reconecta con tu esencia. Por eso para mí es tan importante las armonías, el amor, y las raíces, porque son la clave de todo.

Mis maestros…

Puede sonar a topicazo, pero es verdad. Mis maestros han sido todas las personas con las que me he cruzado en el camino. Soy una esponja y de cualquiera se pueden aprender muchas cosas.

Sobre la sostenibilidad…

Es el puente entre la naturaleza y el mundo artificial que hemos creado. El diseño debería hacer que esos dos mundos de los que formamos parte estén en equilibrio, si queremos tener un futuro como especie.

En Hupit intentamos minimizar el impacto que tenemos sobre el medio ambiente usando tejidos ecológicos que son biodegradables, menos contaminantes y que consumen menos agua. También optamos por usar tintes libres de tóxicos o vegetales, y reducir las emisiones de Co2, produciendo de forma local, usando materiales reciclados, …

Nuestro compromiso…

Crear una moda más limpia que no dañe la salud ni el planeta y con un ritmo más lento, más consciente. Y es el futuro.