Custo Dalmau presenta en la 74ª edición de la Mercedes-Benz Fashion Week la nueva colección primavera verano 2022 de Custo Barcelona. Bajo el nombre de I trust me, la colección pretende simular «un viaje al exterior para mostrar una seguridad que nace dentro». Si quieres conocer con detalle la propuesta de una de las firmas más consolidadas del panorama español, ¡sigue leyendo!

Un fashion film se proyecta en la sala durante siete minutos en los que el público permanece expectante en sus asientos. La música acelerada se contrapone con las imágenes a cámara lenta. Custo Barcelona abre así su desfile, mostrando en pantalla un anticipo de las prendas que fluirán sobre la pasarela. Un vídeo estructurado de tal manera que podemos diferenciar a la perfección cuáles serán las gamas de colores que comenzarán a desfilar.

El primero de los 56 looks que presentó el diseñador es una declaración de intenciones: un minivestido blanco con cut out acompañado de una americana negra. Esta nueva colección está impregnada de cortes que insinúan en lugar de mostrar, una de las novedades de Custo Barcelona. Como el catalán nos había contado horas antes, I trust me supone un giro de la firma hacia la contención.

Bajo el lema de «menos es más», vemos una apuesta que ahonda en la belleza que poseen las formas puras, los colores vibrantes y los detalles. Sudaderas con estampados estilo grafiti o crop tops deportivos aportan un aire urbano a la colección. En el otro extremo, trajes sastre que se ciñen a la silueta, estilizándola e irradiando sensualidad. Si tuviéramos que elegir una prenda estrella, sin duda, sería el mini vestido en sus diferentes formas. Más simplificados que en otras ocasiones, los encontramos con fruncidos, acabados panelados, aberturas geométricas, grandes volúmenes, etc.

Los modelos son un contraste continuo entre texturas y colores. El negro es el protagonista indiscutible, cuanto menos curioso, ya que Custo Barcelona siempre lo había sido dejado a un lado en sus colecciones veraniegas. El blanco, el fucsia o el azul, acompañados de sus tradicionales brillos metálicos, conforman una magistral paleta cromática.

Tras 40 años de carrera, la nueva propuesta emplea «materiales de alta calidad en estado puro o fundidos con otros pero a baja intensidad». En cuanto a los accesorios, los bolsos estilo deportivo y grandes gafas de sol son los aliados de I trust me.

Custo decidió incluir una cápsula de baño en la que sobresalen bañadores asimétricos y los micro bikinis de tejidos como jacquard con lúrex o con grafismos.

En palabras del propio Dalmau, I trust me es un «discurso para quienes confían en sí misma y proyectan convencimiento y seguridad». Una muestra del gran dominio de la mezcla de «colores, del patronaje y de la combinación de materiales que son sus señas de identidad más reconocibles».


Andrea Cabanillas Tapia

Soñadora y emocional. Una de mis grandes pasiones es viajar, y así poder descubrir la moda, cultura y estilo de vida de cada rincón del mundo.