El ikebana, antiguo arte japonés, te permite crear arreglos armoniosos siguiendo principios como el equilibrio, la concentración y te acerca a la meditación Zen.

Esta disciplina milenaria se centra en la naturaleza y es el arte decorativo que debes conocer si amas el minimalismo, las composiciones florales refinadas y el mundo oriental. Pero ojo, el ikebana sigue unas reglas: se basa en el vínculo entre el hombre y la naturaleza, y lo reinterpreta en una perfecta armonía de formas, líneas y colores.

¿Te gustaría saber más? A continuación te contamos que es el ikebana y te ofrecemos algunos consejos que te permitirán acercarte a este arte.

#¿Qué significa ikebana?

Literalmente ikebana significa “disposición artística de material vegetal vivo”, pero también se conoce como kado que significa “camino de flores”.

El ikebana es considerado un arte decorativo exquisito en Occidente, pero nació como ofrenda en el ámbito del culto budista. Importado de China a Japón en el siglo IV d.C. hoy en día este arte floral es conocido en todo el mundo.

#Armonía, alternancia y equilibrio

El ikebana usa flores, tallos y hojas, para crear una composición armoniosa de líneas, formas, colores y una alternancia de espacios llenos y espacios vacíos que se basa en una estructura de tres tallos.

Esta estructura refleja el camino espiritual Zen: el tallo más largo representa el vínculo con el cielo, el tallo más corto recuerda el vínculo necesario con la tierra, mientras que el tallo de tamaño medio representa al hombre.

View this post on Instagram

#찔레 #두산백합

A post shared by LIVO (@livo.flower) on

La composición refleja el equilibrio entre el hombre y la naturaleza, que va de la mano con la armonía que debe reinar entre los elementos de la composición.

La búsqueda del equilibrio entre todos los elementos pasa también por el contenedor, que no debe oscurecer la belleza y la armonía de la composición.

View this post on Instagram

#thegivingtree 😂

A post shared by LIVO (@livo.flower) on

Se utilizan jarrones altos con líneas verticales, pero también recipientes poco profundos, y los materiales más adecuados son los naturales, como piedra o madera, capaces de dar continuidad y serenidad a toda la composición.

#La asimetría

La disposición práctica de las flores se centra en la asimetría.

Todos los elementos utilizados en el ikebana deben ser de naturaleza orgánica, con un número impar de ramas con diferentes longitudes de tallo.

Y para terminar, si realmente te interesa ver cómo trabaja un artista del ikebana en vivo, te recomendamos asomarte al perfil Watara Ikebana (@watara_ilebana), experto del arte floral que muestra desde Japón cómo moldea sus piezas de carácter natural.