Es la primera vez que Isabel Sanchís se sube a esta pasarela madrileña. Las luces están apagadas como es habitual antes de que comience el desfile.

Luces blancas vienen y van. Un traje con una flor en el pecho aparece. Las modelos dan la vuelta a toda la pasarela. Un vestido rojo de volúmenes imposibles aparece en escena. Una manga abultada, y un vestido rojo de plumas.

Una falda espectacular también de plumas rojas aparece. Le sigue un dos piezas de top sencillo y una falda que simula a una flor. Ahora es una única flor lo que adorna un vestido negro corto.

El blanco hace su aparición, sencillo pero original. Sin duda las flores son las protagonistas en todos los colores y formas posibles. Blanco y negro combinado en una parte de arriba espectacular, que de nuevo simula a una flor.

Un traje rojo con una flor en el hombro. De nuevo la flor, pero en un vestido rosa. Un palabra de honor naranja con flores voluminosas en las caderas.

Una falda de lunares espectacular. Un traje negro palabra de honor con una flor blanca, de alfombra roja. Lunares y cuadros en todos lila, con una flor por supuesto. Más lunares, esta vez rojos. Isabel reinventando el estilo clásico con sus trajes sencillos, pero con ese toque sofisticado.

Las modelos llevan guantes de colores y con plumas. El morado hace su aparición.  La elegancia en el corte. Hombreras, plumas y lentejuelas. Así es el traje de camisa blanca y falda larga. Estos vestidos recuerdan al estilo clásico. No llevan apenas completos porque los vestidos hablan por si solos.

Arriesga con las formas y los volúmenes imposibles en una de las mangas. Es increíble como cada uno de los trajes te dejan sin palabras. Todos tienen algo que les hace únicos- Transparencias y plumas. Un vestido peculiar. Lentejas y un vestido negro largo, Sin duda podría verse en los Oscars.

El negro predomina. Un vestido con un toque flamenco, y no sólo por los lunares, sino por sus volúmenes es el que cierra el desfile. Sin palabras, Isabel Sanchís ha reinventado el estilo clásico con flores, plumas y volúmenes. Salen todas las modelos. El público aplaude. Sin duda están alucinados con lo que acabamos de ver. Elegancia, sencillez y trajes arriesgados por su forma, tejidos y volúmenes. Son 34 en total. Isabel y su hija Paula salen emocionadas a recibir los aplausos. No será la última vez que la veamos desfilar.

#Isabel Sanchís, en imágenes


Laura Moro

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual. Me encantan las series, las películas no tanto. Acabaré escribiendo un dramón como This is Us, o siendo community manager porque me flipan las redes sociales.