Pese a lo joven que es, Jason Fernández ya cuenta con una larga carrera a sus espaldas. Ha participado en obras de teatro, en series de televisión y en diversas películas. Jason Fernández se está labrando un buen futuro en el mundo de la interpretación siendo un actor muy prometedor del panorama actual. Jason Fernández ha empezado el año muy bien ya que tan solo en el mes de marzo ha estrenado dos grandes títulos. Por un lado, Jason Fernández protagoniza ‘Alba’ en AtresPlayer. Por el otro, el actor ha estado bajo la dirección de Enrique Urbizu en ‘Libertad’, tanto en cines como en Movistar+. Jason Fernández tiene mucho que ofrecer y nosotros hemos querido hablar con él sobre su carrera y su bonita trayectoria. Esto es todo lo que Jason Fernández nos ha contado.

Fuente: Instagram Jason Fernández

¿Cómo llega la interpretación a tu vida?

Yo empiezo desde muy pequeño. Mi madre tenía una compañía de teatro y lo hacíamos un poco de diversión por pasar el viernes y el sábado jugando por así decirlo. Sin querer vino un representante a ver una obra y nos cogió a mi hermano y a mí. Empecé en ‘El corazón de la tierra’ (Antonio Cuadri) creo que con 12 años a trabajar pero eres inconsciente. Poco a poco van pasando los años y te das cuenta de que es lo que te gusta y luchas por ello hasta que ya el año pasado me surgen dos pedazo de proyectos en los cuales estás muy orgulloso de tu trayectoria.

Lo veías en tu familia por lo que casi no tuviste que plantearte nada

La verdad que no. Aunque bueno, al final te planteas varias cosas más que nada porque el mundo del actor es tan complicado que no sabes si te va a acabar saliendo o no. Pasas muchos baches y años malos entonces tiene que tener otras opciones. Pero mi opción A, mi pasión y mi vocación es esta.

El mundo del actor es tan complicado que no sabes si te va a acabar saliendo o no

Tú que lo has vivido muy de cerca ¿Qué es lo que más te atraía de la profesión?

Más que nada es como un juego. Es encarnar otras vidas y poder sentir cosas que tú a veces no vas a poder sentir nunca porque tienes que llegar a interpretar o sentir este personaje que es tan diferente a ti, ver cómo vive. Cada uno te aporta una cosa a tu vida que yo creo que sin tenerle sería muy difícil de poder apreciar. Es eso, descubrir otros mundos.

Como has dicho el año pasado te llegaron dos grandes proyectos y es que marzo ha sido un buen mes para ti puesto que has estrenado ‘Libertad’ y ‘Alba’. Empecemos por ‘Alba’… ¿qué es lo que más te gustaría destacar de esta serie?

Yo creo que ‘Alba’ es una serie de la cual se da mucho miedo hablar del tópico de la agresión sexual. Siempre tenemos esa cosa que es tabú. Obviamente es una cosa muy dura de la que hablar pero hay que darle visibilidad a esto. Me gustaría destacar que ‘Alba’ es un intento, y yo creo que lo conseguimos, de incomodar al público y hacerle ver o ser consciente de que esto es algo que pasa día a día. El micromachismo, sin ir tan allá a lo que es la violación que tratamos en ‘Alba’. El micromachismo es algo que está presente en la sociedad de hoy en día y yo creo que ‘Alba’ lo ataca de una forma muy real, verídica y que va a incomodar al público. En el capítulo uno ya vemos que incomoda a mucha gente.

El micromachismo es algo que está presente en la sociedad de hoy en día y yo creo que ‘Alba’ lo ataca de una forma muy real

El personaje al que interpretas es bastante complicado. Cuando leíste sobre él ¿qué fue lo primero que pensaste?

Lo primero que piensas cuando lees el guion, sobre todo del capítulo uno, lees eso y es como “Dios, las cosas que va a hacer mi personaje”. Pero hay que intentar separar para poder tratarlo de una forma muy real y de la manera más humana posible. Sobre todo yo como actor con este personaje tengo que alejarme de la agresión sexual para no poder juzgarle. Tienes que buscar su punto más humano, sus puntos débiles, el por qué de la razón. Aunque muchas veces no vas a encontrar el por qué viola. Pero yo en el caso de Hugo encontré el por qué lo hace; no se justifica pero sí que encontré el por qué lo hace. Eso me ayudó a entenderle y descubrir un poco su vida. Es un personaje con un montón de problemas y la agresión sexual es el detonador para que salga todo esto que lleva por dentro y no sabía que tenía.

Escena ‘Alba’

De primeras el público tiene más difícil empatizar con tu personaje, tú que has intentado entenderlo ¿Dirías que hay algo bueno en Hugo?

Claro, yo es que a Hugo le quiero un montón. Es un tío con un corazón enorme. A mí me ha enseñado una barbaridad de cosas, sobre todo a no juzgar a una persona de primeras. Como se necesita escuchar. Hugo lo que necesita es que la gente esté con él y le escuche. A pesar de ser un tío super oscuro que comete esta agresión sexual se verá que tiene un corazón enorme y que es muy grande el peso que lleva obviamente. No sé… yo es que le he cogido muchísimo cariño.

Tanto profesional como personalmente ¿qué has aprendido tú con ‘Alba’?

Profesionalmente trabajas con un equipo que viene de trabajar en un montón de proyectos. Actores muy reconocidos a nivel nacional e internacional con una trayectoria impresionante. Aprendes un montón siempre en cada rodaje que haces y te sabes desenvolver en este mundo tan complicado cada vez de un forma más profesional. Cada vez que vas a un set te sientes más cómodo y profesional. A nivel personal yo aprendí mucho de Hugo. De cada personaje te llevas algo. Para mí lo más importante es eso, que siempre juzgamos y prejuzgamos a las personas desde fuera y  no sabemos que llevan una coraza por encima que no se dejan mostrar. Hugo a pesar de tener su mundo de amigos, familia, una vida bastante estable le faltaba eso: alguien que de verdad le escuchara y le hiciera falta. Eso me llevé, que no podemos juzgar a las personas y tenemos que escuchar a la gente porque cuando menos te lo esperas cuentan un problema muy gordo.

No podemos juzgar a las personas y tenemos que escuchar a la gente

¿Cómo ha sido el trabajo con tus compañeros? Porque como bien has dicho has trabajado con actores veteranos pero también con otros tan jóvenes como tú

Es bonito. Al final llegas con un poco de respeto por así decirlo por estos actores que llevan años trabajando y no sabes si vas a poder encajar. Pero te das cuenta de que te acogen como si fueras uno más y confían en ti porque al final estás ahí porque vales. Tienes que intentar mostrar tus herramientas. Y luego es un trabajo recíproco: ellos te van a enseñar muchas cosas y tú también tienes mucho que enseñar. Es muy bonito porque acabamos siendo un grupo de amigos e incluso con los mayores pueden ser casi hasta figuras maternas.

La respuesta está siendo bastante buena por parte del público ¿con qué te gustaría que se quedara la gente viendo ‘Alba’?

Trata tantas cosas… el punto de partida obviamente es la agresión sexual pero hay mucho. Si todo el mundo se va a casa pensando y dando una vuelta a lo que es un poco esto del micromachismo que está tan presente en el día a día. Todo el mundo si sale a la calle lo va a ver, lo vemos a lo largo del día con una mirada o un silbido. Que la gente se vaya a casa pensando y con eso yo reo que parte de nuestro trabajo está hecho. Además de ser una serie muy entretenida y divertida porque lo es. Va a enganchar pero también tiene ese segundo factor que es eso, que te haga pensar.

Pasemos ahora hablar de ‘Libertad’, de Enrique Urbizu ¿cómo te llegó este gran proyecto?

Yo estaba con mi trabajo y de repente me llegó un casting. Te llaman y te dicen que vas a conocer a Enrique Urbizu. Enrique me preguntó si sabía montar a caballo, le dije que no tenía ni idea y me dijo que fuera aprendiendo. Yo me imaginaba que era un personaje guay, con un par de días. Pero te llegan los guiones y ves “Juan, Juan, Juan…”. Es verdad que no habla mucho, pero tiene mucha presencia. La verdad es que me asusté un poco, te da un poco de vértigo porque dices “es Urbizu”. Y empiezan a llegarte nombres del elenco, ves a Bebe, Jorge Suquet y te empiezas a asustar un poco pensando si estarás a la altura. Al final llegas y Enrique te mira a los ojos y te dice que si estás aquí es porque confía en ti. Enrique te coge y te lleva de una forma super suave y vas flotando durante los cinco meses de rodaje. Obviamente el trabajo es complicado, pero Enrique te lo pone fácil.

Obviamente el trabajo es complicado, pero Enrique te lo pone fácil

Fotógrafo: Dani Paper Boat

¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes de ‘Libertad’?

Primero estamos hablando de un proyecto de Urbizu, que ya es un punto muy fuerte porque tiene su propia técnica y su propio estilo. Ya estamos hablando de algo diferente. No es una película ni una serie normal, es marca Urbizu y va a ser algo diferente de lo que hayas visto. Luego es una época que no está muy tratada, que es 1807. Es muy bonito saber que los bandoleros existían en España, cómo vivían y eso. Aparte es bonito intentar buscar el paralelismo entre esa época y la que vivimos ahora. Esa época por sobrevivir. Es verdad que es de una forma paralela, pero al final siempre estamos intentando sobrevivir a las circunstancias de la vida y a los obstáculos que nos pone. ‘Libertad’ es muy bonito porque enseña cómo cada personaje tiene que ser egoísta por así decirlo para poder hacerse su hueco en este mundo tan cruel y duro. Yo reo que el viaje en el tiempo que hacen los personajes es muy bonito.

Háblanos de la relación de tu personaje Juan con el de Bebe, que interpreta a tu madre, y cómo ha sido trabajar con ella

Yo te podría decir que Juan y La Llanera tienen una relación muy especial, pero es que Jason y Bebe tienen una relación muy especial. Te llevas muchas cosas de un proyecto y una de las que me llevo es una madre, pero literal. Bebe seguro que lo habrá dicho en mil entrevistas y me gusta porque la gente lo palpa en la pantalla, se ve que hay una relación. Aunque no estemos en primer plano siempre estamos inconscientemente. Bebe y yo nos hemos llevado muy bien desde que surgió porque no fue el primer día. Nos pusimos cada uno por su lado a montar a caballo en las clases aprendiendo mucho. Luego ya sin querer en una conversación tras otra nos dimos cuenta de que éramos muy parecidos. Hablamos casi todos los días, tenemos una relación muy buena y me gusta porque eso se nota en la pantalla. Lo que pasa es que nunca hicimos un casting juntos. Ella hizo casting con un montón de chicos que podían ser Juan. Enrique ya la cogió a ella y de repente me vio a mí, me cogió y no hicimos nada juntos. No sabemos cómo pero Enrique tuvo la capacidad de ver más allá sabiendo que íbamos a funcionar juntos así que fue una pasada.

Bebe y yo tenemos una relación muy especial

Además de montar a caballo, que no ha sido fácil, ¿cuál ha sido el mayor reto en un rodaje tan grande como este?

El reto más duro es estar a la altura de Enrique o del equipo de Enrique. Ese reto se convierte en algo más fácil por lo que te he contado antes, porque Enrique te lo pone muy fácil. Yo creo que al final te comes mucho la cabeza con cómo va a ser este personaje que no ha vivido nunca fuera y es tan diferente a mí, de otra época. Tienes que analizar muchas cosas: cómo come, cómo bebe, cómo ve el mundo exterior. Y luego esa cosa que tiene Juan que es un chaval joven que no ha vivido nada y yo traté de mostrar ese lado inocente e inofensivo que a la vez le sale un lado de agresión porque lleva la sangre de sus padres que son dos de los bandoleros más peligrosos. Era un poco jugar con esas dos diferencias: el lado inocente pero que si necesita saca el carácter de su madre.

¿Qué te parece que ‘Libertad’ se haya estrenado en formato largometraje y como ficción en Movistar+? Porque no sé si os lo dijeron o es algo que surgió después

Que va, a nosotros nos dijeron que iba a ser una serie. Vimos los capítulos en un cine en un pase que nos dan para el equipo y salimos todos locos con la boca abierta. Todos nos quedamos con la cosa de decir “¿en serio nadie va a poder ver esto como lo acabo de ver yo en la gran pantalla con estos planos y este sonido?”. Yo por mucho que dijera que era una película no me iban a hacer caso pero todos, incluido Enrique, nos quedamos con esa cosa. Vieron la posibilidad de que se podía hacer una peli que funcionara. A parte de a nivel personal que es una cosa muy guay de la que estoy muy orgulloso. A nivel cultural el cine cada vez va perdiendo fuerza y no es lo mismo una serie o verlo en casa en la tele que en el cine. El cine tiene unas características diferentes y con ‘Libertad’ queremos dar un toque de atención para decir que el cine sigue aquí con mucha fuerza. Hay que ir al cine. Yo creo que eso es uno de los factores, entre muchos otros, por los cuales se hace una película.

¿Tienes algún otro proyecto entre manos?

Ahora mismo ojalá pudiera decirte algo. Acabamos de estrenar hace una semana ‘Libertad’ y ‘Alba’ así que por ahora acogiéndolo y recibiéndolo. Ahora a la espera a ver qué es lo que sale y sino estoy muy orgulloso de estos dos proyectos.


Paloma Arwen