La firma de moda Jekyll n’Hyde es un concepto de economía circular inspirado en la novela Dr. Jekyll & Mr. Hyde de R. L. Stevenson.

Jekyll n’Hyde nace en 2019 para ofrecer prendas que expresan y nutren tu identidad. Piezas que nos permiten soñar y crear historias que merecen ser contadas. Bajo el prisma de la estabilidad, determinación, flexibilidad y apertura. Trabaja para que el comprador pueda mantener de forma prolongada su adquisición. De aquí, que ‘Wearing Stories’ sea su emblema.

La oposición del ‘bien y el mal dentro de una misma persona’, en el famoso relato de misterio, es el centro de inspiración y elaboración de cada una de sus colecciones.

A continuación, profundizamos más en este concepto de firmas gracias a una de sus fundadoras, Meritxell Teixidó:

¿Por qué la novela del Dr. Jeckyll n’ Mr. Hyde? ¿Cómo encontrasteis este símil con el concepto de marca?

Es un punto de encuentro entre esquema y filosofía, el nombre de Jekyll n’ Hyde, que son los personajes de la famosa novela, la cual en el que hace representar que sería pues la dicotomía entre el bien y el mal, las luces y las sombras… Aquello que es bonito y aquello de que es más oscuro. Al final, la filosofía de la firma es reconvertir todo aquello que quizás forma parte de otra colección, o que nosotros como consumidores o usuarios, pues le hemos dejado de dar un uso, porque quizás, ya no nos gusta tanto o  hemos evolucionado igual que la tendencia.

Entonces, nuestro objetivo con Jekyll n’Hyde es convertir esa prenda vieja o no tan tendenciosa en un tesoro. Al final, es como una metáfora con el personaje de la novela convierte esas sombras en nuestra carismas y como parte de nuestra personalidad, haciendo que contribuyan en nuestro valor personal.

¿En qué se diferencian Jekyll n’Hyde dentro de la marca?

La firma está considerada por dos partes diferenciadoras, Jekyll n’Hyde. La parte del doctor es la más bonita y con mucho más color, incluso más agradable y con un punto escandinavo. Además, es la más tendenciosa y la que se guía más por la pasarela. Son colecciones más variantes en el periodo anual. En cambio, las Hyde son más exclusivas y se podrían considerar como de edición limitada. Son esos tesoros que encontramos y que nos envían que reconvertimos en algo diferente y con un carácter muy especial

El ciclo de conseguir tesoros a partir de piezas antiguas es algo indispensable a la hora de ayudar a contribuir con el medio ambiente, ¿cuáles son los valores más destacables de la marca con el planeta? 

Nos basamos en un concepto de economía circular basado en que todo el que sería el proceso productivo de diseño creativo, y por tanto, todo el universo de la marca que él pretende ser cero waste. Por lo tanto, en el momento en que desempeñamos nuestra actividad Hyde es a través de piezas en desuso. Por lo tanto, ya no existe ningún tipo de residuo. 

Además, todas las personas que participan en dicho proceso productivo o creativo, también son de proximidad en el sentido de que toda la actividad que da lugar en talleres o lo que de hecho en una tradición familiar que se encuentra en la misma ciudad, el objetivo ya no es producir en una gran escala, sino que sobre todo a la hora de tener en cuenta las colecciones, pues que lo que hace como una amenaza para aquel stock limitado en el que se cuidan muy bien las unidades a producir o a modificar o con el objetivo también.

Cabe destacar nuestra forma de trabajo que se encuentra divido en tres puntos: flexibilidad, determinación y apertura. Nos referimos a flexibilidad, en el sentido de uso de múltiples recursos, como es el caso de la reinvención de un vestido de novia. Asimismo, intentamos que el cliente se sienta uno más del equipo a la hora de poder decidir que hacer con esa prenda y convertirla en nuevo tesoro.

¿Se os hace a veces complicado trabajar madre e hija juntas? ¿Habéis nota una mayor relación a la hora de trabajar?

Este proyecto nace de la importancia tradición familiar con la industria de la moda. Al principio, era una forma de aprender, de pasar más tiempo juntas y en parte de hacer autocrítica sobre como se trabaja en la industria de la moda, basándonos en el medio ambiente. Evidentemente, hay pequeñas peleas, somos de generaciones muy distintas y eso hace que en ciertas ocasiones nos encontramos con pequeñas querellas. Al final, nos complementamos la una a la otra, ambas nos aportamos nuestra experiencia de diferente forma y eso hace que sea más especial.

¿Qué prendas habéis rescatado para darle una segunda vida dentro de Jekyll n’Hyde, en este caso en la parte Hyde?

Una de ellas es el vestido de novia que hemos comentado antes e incluso una chupa de cuero de un estilo ochentero. Estas joyas quedan olvidadas en nuestro fondo de armario y en muchas ocasiones son donadas e incluso arrojadas a la basura. Nuestra idea es poder hacerle cambios para reinventarlas y haciendo todo tipo de modificaciones. Algo que nos gusta mucho es que esa persona forme parte de nuestro trabajo.

Calidad, sostenibilidad y moda, ¿qué es lo próximo que nos encontraremos? ¿Tenéis algún plan o nuevas ideas que podáis desvelarnos?

Estamos en un momento un tanto complicado, creo que muchas marcas se encuentran como nosotras. Antes de la Covid-19, teníamos un diferente punto estratégico, pero eso nos ha hecho poder avanzar con nuestra personalidad y como emprendedoras. Además, tengo que destacar que nuestros espacios han mejorado en muchos aspectos, ya no es solo moda, incluimos las artes como medio indispensable para trabajar y para que nuestros clientes se sientan cómodos y relajados. Así conseguimos un punto de encuentro entre todo tipo de visiones y diferentes atmósferas.

#WearingStories, además de ser vuestro lema, también podríamos definirlo como vuestra táctica de marketing, ¿se hace notar este lema en redes sociales?

Notamos repercusión en redes y ojalá ocurriera todos los días, pero evidentemente #WearingStories es una manera de hacer ver que aquella prendas que has adquirido ya tiene una historia que te va a acompañar en las nuevas que ocurran. Tenemos que enfatizar que en cada prenda con una segunda vida, en su respectiva etiqueta, se encuentra su procedencia y las modificaciones, añadiéndole así un valor añadido.

¿Hay pensamiento de incluir prendas de caballero o genderless en Jekyll n’Hyde?

Sí, de hecho, en nuestra tienda de Lleida, nos encontramos con algunas prendas de caballero, pero es cierta que hasta ahora nos hemos enfocado en prendas más femeninas.

Tenemos que destacar la presencia de lo antiguo y lo nuevo simultáneamente, ¿cómo habéis conseguido esta convivencia tan inusual hoy en día?

Al final nuestro objetivo es también renovar lo tradicional, es decir, la moda tiene como objetivo satisfacer unas necesidades tanto físicas como emocionales. Nos encontramos en una dirección en la que una mujer no tiene que ser únicamente mujer, valga la redundancia. Nuestro objetivo a la hora de conseguir esta combinación es realzar a la mujer con prendas tendenciosas y a su vez con tesoros que podrá conservar siempre. Como conclusión, podríamos decir que nuestra tarea es la búsqueda de la felicidad de la mujer con nuestras prendas, que se sientan enamoradas de ellas.


Diego Rueda

La moda es un arte, es un concepto que define mis emociones, mi personalidad y mi día a día. Escribir sobre moda masculina, nuevo órdenes para el hombre y pasarelas son algunos de los temas que más me apasionan. CONTACTO: diegorueda.18@campuscamara.es