Desde el pasado 3 de septiembre y hasta el 7 de noviembre Juli Fàbregas estará en el Teatro Amaya de Madrid protagonizando la comedia ‘¡Oh, mami!’. Además, también puedes ver en Netflix uno de sus últimos trabajos: ‘Menéndez: el día del señor’, cuya segunda parte espera poder rodar el año que viene. Jui Fàbregas tiene también pendiente de estreno ‘Los herederos de la tierra’, la segunda entrega de ‘La catedral del mar’ dirigida por Jordi Frades. Juli Fàbregas tiene una larga trayectoria entre la que encontramos títulos a nivel nacional como ‘Hospital central’ o a nivel autonómico en TV3 como ‘Les del Hoquei’. Hemos estado hablando con Juli Fàbregas sobre ‘¡Oh, mami!’ y sus próximos trabajos.

¿Cómo estás viviendo la vuelta al teatro?

La verdad es que muy bien, muy contento después de todo lo que hemos vivido y lo que estamos viviendo y las situaciones que hay. Muy contento de ver otra vez al público, las salas que se están llenando. La gente creo que tiene muchas ganas de salir y estamos haciendo una comedia en la que la gente consigue olvidarse de todo lo que estamos viviendo y esa es un poco la idea.

Estás en el Teatro Amaya con ‘¡Oh, mami!’ ¿cómo describirías la obra?

El cartel lo define mucho: “una obra con risas aseguradas y final feliz”. Yo creo que tampoco hay que decir mucho. La palabra comedia, risa y final feliz, que tiene doble sentido y la gente no irá tan desencaminada. Esto a la gente le tiene que atraer para venir al teatro. Una pastelería que no funciona y buscan una alternativa para que el negocio tire para adelante. Y hasta aquí podemos leer…

¿Qué diferencia a esta comedia de otras?

Bueno, hay diferentes tipos de comedia pero la nuestra tiene mucho ritmo y un guion muy bien escrito. Tiene cosas muy actuales y además es comedia pero con puntos y personajes -como uno de los que interpreto- que tienen una parte más mala de alguna manera. No malo como villano, pero una persona terrible que por desgracia hay muchos. Es esto, es una comedia de ritmo veloz, que te hace reír, te lo pasas bien, te puedes sentir identificado en muchos momentos o personajes. Hay una generación de mujeres que la tienen que ver, que a lo mejor antes todos sabemos la situación que había y es una comedia muy divertida.

En el caso de ese guion, ¿a ti qué fue lo que más te atrajo?

A mí me gustó en seguida. Tengo la suerte y la dificultad de interpretar a cuatro personajes: tres mujeres y un hombre. Me gusta mucho el contrapunto de estos personajes. Hago el personaje del antagonista Javi, que es tremendo. Y después el reto de hacer la pija, la abuela y la señora misteriosa que te da un abanico que como actor es un caramelo para disfrutar y crear personajes. Lo que más me gusta y es difícil y tengo ayuda detrás son los cambios de ropa. Hay momentos que dices acabas de salir de una manera y entras de otra. Hay un trabajo en equipo muy grande. Me encantó el texto, la historia y los compañeros ya había trabajado con Octavi Pujades y somos amigos desde hace muchos años; también conocía a Miquel y Betsy. A las otras compañeras, Joana y Mariam, no las conocía pero evidentemente sabía quiénes eran. En esta compañía nos llevamos estupendamente, somos un gran equipo y una gran familia y eso creo que también es un poco el secreto de esta comedia.

Es cierto que estás muy bien acompañado

Sí, la verdad es que sí. Me siento muy arropado por mis compañeros, nos ayudamos mucho. Creo que funcionamos muy bien juntos como equipo y ahí estamos dándolo todo y haciendo que el público durante una hora y media desconecte, se ría y diga “¡Oh, mami!”.

Me siento muy arropado por mis compañeros, nos ayudamos mucho

Como has dicho tienes muchos cambios de personajes, ¿cómo llevas esto? ¿te confundes en algún momento?

No, de momento voy bien (risas). Es más difícil por el ritmo de la obra y cómo está planteado, el hecho de entrar dejando un personaje y lo rápido que entra el otro. Es cierto que en estas funciones voy preguntando a Gemma, que está detrás ayudando con el atrezzo y con todo y sin ella no sería posible. Ella me dice quién soy y lo primero que digo y ya luego sale solo. Se me puede quedar un zapato, hay mucho ritmo y es terrible pero bien, estoy disfrutando mucho.

¿Qué es lo más difícil de hacer una comedia?

Hacer comedia es una cosa muy serie. Es difícil hacer reír de verdad al público. Parece una tontería pero es difícil. Aunque estamos muy bien apoyados con el texto, el trabajo que han hecho es increíble. La dificultad de una comedia es eso.

Vienes de estar en varios trabajos audiovisuales y todavía tienes alguno por estrenar

Yo por currículum lo que he hecho más es televisión. Tengo en Netflix ‘Menéndez: el día del señor’, una película de angustia que rodamos antes de la pandemia. Es una peli coproducida con México y nos fuimos ahí a rodar. Como vino la pandemia no se estrenó en cines sino en Netflix a nivel mundial. Y ahora estamos pendiente de rodar la segunda entrega en 2022. Es una peli curios que hay que ver, es muy sorprendente. Para mí como actor me gusta poder enseñar estas caras, tanto la de esta película como la de ‘¡Oh, mami!’. Que es cierto que en mi carrera tengo varios personajes de malo. Casi siempre me llevo a los malos, que son preciosos y que dure. Aquí en el teatro puedo salir de ese registro y darle color a mis actuaciones.

Además, vamos a poder verte en ‘Los herederos de la tierra’ para Netflix también ¿qué puedes contarnos de esta serie?

Es la segunda parte de ‘La catedral del mar’ y sigue los patrones de esta primera. Con Jordi Frades como director y un elenco increíble. La rodamos en español y la he doblado en catalán y he visto imágenes que de verdad no van a dejar indiferente. Es una producción muy chula y tengo muchas ganas de que salga. Supongo que serán ocho capítulos siguiendo el patrón de la anterior, una serie así de época. Creo que es muy interesante y chula.


Paloma Arwen