La autorregulación es la capacidad que tiene una empresa, institución, organización… de regularse a sí misma. El mundo de la moda apuesta cada vez por tejidos sostenibles que ayuden al medio ambiente. Si juntamos estos dos conceptos, ¿Será la autorregulación la clave para que la moda sea (100%) sostenible?

Moda sostenible

#modasostenible

La industria de la moda es clave a nivel mundial, debido a su peso económico y a la gran cantidad de empleos que genera. Teniendo esto en cuenta, es evidente que su impacto medioambiental también será muy grande.

En las últimas décadas, se ha puesto de moda el concepto de fast fashion o dicho de otras manera, un consumo excesivo que reporta grandes beneficios a las cadenas multinacionales, y que tiene un impacto negativo en el medio ambiente.

En contraposición a este fenómeno surgen alternativas como la moda lenta, ética y ecológica.

Fuente:Pinterest

#Moda lenta

Podría pensarse que es lo opuesto a moda rápida, pero no. Este tipo de moda se caracteriza porque todas las personas involucradas en el proceso de confección de una prenda, son más consciente del impacto que genera la moda en otras personas y en el medio ambiente.

Fuente: Franca Magazine

#Moda ética

Su prioridad es la salud de los consumidores, y las condiciones labórale de los trabajadores en la industria de la moda.

Se centra en el aspecto ambiental, y en el social, garantizando que se cumplan los derechos y la calidad de vida de la personas que trabajan, y trabajarán en el sector.

Moda ética

#Moda ecológica

Ecomoda, moda bio o moda orgánica, tiene como objetivo reducir el impacto medioambiental de la insdustria.

Defiende la utilización de fibras orgánicas, biológicas y ecológicas, o dicho de otro modo, la utilización de productos naturales en vez de químicos.

#Upcycling

Este concepto es la suma de reciclado + reutilización, y tiene que ver con el diseño y la creación de prendas a partir de materiales ya existentes (ya han sido parte de un ciclo de vida anterior), para lograr una prenda completamente original, que además cuenta con este valor añadido.

Upcycling

La puesta en práctica de esta forma de entender la moda es más difícil de lo que pensamos. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: los beneficios que reporta la fast fashion son muy grandes. Y es aquí donde entra en juego la autorregulación.

#Autorregulación

Ya sabemos que la autorregulación es la capacidad que tiene una industria de regularse a sí misma. En otras palabras, aunque no existe un ente supervisor, son las propias empresas las que ejercen control sobre sus acciones.

La autorregulación puede tomar distintas formas: códigos de conducta, reglas técnicas o un manual de prácticas profesionales.

Ventajas Desventajas
Labor preventiva: permite que la empresa u organización caiga en una conducta inapropiada.Falta de cumplimiento: como no existe control externo, las organizaciones puede dejar de cumplir sus obligaciones
Mayor compromiso: como el control nace de la propia organización, las personas tienen un mayor nivel de compromiso con el cumplimiento.Falta de homogeneidad: el control es voluntario, por lo tanto las empresas se enfrentan a las mismas normas. Esto puede crear desventajas (costos más altos en las que aplican mayor disciplina).
Mejor información: las empresas pueden detectar las áreas en las que se requiere mayor control.Insuficiencia: puede que las normas y compromisos no sean suficientes para cumplir con los derechos de los consumidores.
Mayor flexibilidad: la organización se ajusta más rápido a los cambios del medio.
Economipedia

Ahora que ya tenemos claro en qué consiste la moda sostenible y la autorregulación: ¿Será la autorregulación la que abra el camino hacia una moda sostenible? La opiniones serán diversas y posiblemente muchas de ellas se contradigan, pero lo que está claro es por algún lado hay que empezar, y la autorregulación, no parece un mal comienzo.

Fuente:Avión de papel

Establecer un manual de conducta, y una serie de normas, que tengan como objetivo reducir el impacto medioambiental del sector textil, debe ser el siguiente paso del mundo de la moda.

Apostar por tejidos orgánicos, y prendas de mayor calidad es el futuro de las empresas. Y ahí entran en juego los consumidores: mayor calidad, mayor precio. Porque si dejamos a un lado el consumo de moda rápida, los precios de las prendas subirán, y eso lo tendremos que asumir.

¿Estamos dispuestos?


Laura Moro

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual. Me encantan las series, las películas no tanto. Acabaré escribiendo un dramón como This is Us, o siendo community manager porque me flipan las redes sociales.