‘La gaviota o los hijos de’ se ha presentado estos días como parte de Sala Joven, un Festival creado por Teatro Urgente y Teatro Galileo. La función, escrita y dirigida por Pablo Quijano, se ha representado en el Teatro Quique San Francisco de Madrid del 14 al 18 de julio. ‘La gaviota o los hijos de’ se trata de una versión libre del clásico de Chéjov ‘La gaviota’ protagonizada por Tábata Cerezo, Georgina Amorós, Alejandro Jato, Xoán Fórneas y Federico Coll. Una obra de teatro que ha sido todo un éxito en esta muestra teatral producida por creadores y creadores de entre 20 y 35 años.

En ‘La gaviota o los hijos de’ unos jóvenes actores están investigando los límites que hay entre el cine y el teatro. De esta forma han interpretado una versión totalmente libre y contemporánea de ‘La Gaviota’. Una obra de teatro que habla de la corrupción de la juventud y de los reality shows. Un tema que está a la orden del día actualmente y que sigue siendo de gran interés, generando aún debate y controversia.

¿Los reality shows son verdad o son ficción televisada? Incluso hoy en día hay gente que sigue sintiendo vergüenza por decir que consume este tipo de productos televisivos. Pero estos existen porque cada vez son más consumidos y demandados por los espectadores. Si lo mismo que vemos en la televisión lo viéramos en un teatro, ¿nos importaría tanto reconocer que lo estamos consumiendo?

Con ‘La gaviota o los hijos de’ y el proyecto en general, lo que pretenden es presentarle al público de hoy a los protagonistas del teatro del futuro. ¿Alguna vez te has preguntado como será tu futuro? ¿Eres de los que te imaginas cómo será tu vida dentro de unos años? ¿y cómo será España dentro de 30 o 40 años? ¿Cómo será entonces el teatro? ¿cambiará mucho respecto a como lo conocemos actualmente?

Para saberlo no necesitas viajar demasiado en el tiempo puesto que el futuro ya ha comenzado. El futuro no aparece así sin más, sino que nace. Y el nuestro, nos guste o no, ya respira junto a nosotros. Con estas muestras teatrales los espectadores podrán intuir un poco cómo es modernizar los clásicos del S. XXII. Y así presentar a algunos jóvenes y prometedores actores que seguro que llenarán grandes salas en un futuro no tan lejano. O, por lo menos, esto es lo que espero que ocurra con los protagonistas de ‘La gaviota o los hijos de’.

Lo bueno de ir al teatro es que muchas veces descubres a jóvenes talentos a los que merece la pena seguir la pista de cerca. Eso me ha pasado con ‘La gaviota o los hijos de’. Si bien a Georgina Amorós ya la conocía, nunca la había visto actuando en directo en el teatro. Mi sorpresa fue muy grata ya que se defiende con naturalidad y maestría sobre el escenario. Junto a sus compañeros hace que ‘La gaviota o los hijos de’ sea una buena obra de teatro para presentar en la Sala Joven.

Me quedo también con el nombre de Alejandro Jato, que ofrece una buenísima actuación. Un joven que sale al escenario derrochando mucha energía y saber estar y demostrando mucho talento. Por su parte Tábata Cerezo consigue captar la atención de los espectadores en todas sus apariciones, por pequeñas que puedan parecer.  Xoán Fórneas se muestra muy cómodo y seguro sobre el escenario y eso hace que su actuación también sea muy buena. Al igual que el trabajo detrás de cámara de Federico Coll.

‘La gaviota o los hijos de’ es una modernización muy curiosa y diferente. Una manera muy original e interesante de disfrutar de esta obra de teatro en la que la ficción, la realidad e incluso la televisión se entremezclan en todo momento. La dramaturgia y la dirección de Pablo Quijano son impecables y te deja con ganas de seguir descubriendo mucho más.


Paloma Arwen